Kaiten, los torpedos suicidas

La mañana del 17 de octubre de 1964, y como ya venía siendo habitual en Barcelona desde 1951, llegaba a la Ciudad Condal en visita de cortesía otra agrupación de la Sexta Flota de la Armada de los Estados Unidos (US Navy). En esta ocasión los buques fueron el portaaviones USS Indepence CVA-62, el crucero lanzamisiles USS Boston CAG-1, los destructores USS King DLG-10 y USS Sellers DDG-11 y los buques de apoyo USS Mazama AE-9 y USS Sabine AO-25.

Todos estos buques tienen historias interesantes que contar, aunque en esta ocasión sólo tratare en profundidad a uno, el buque de apoyo USS Mazama AE-9, protagonista del ataque de una de las armas kamikaze japonesas, el Kaiten.

USS_Mazama_AE-9
USS Mazama AE-9 (vía Navsource.org)

El USS Independence fue el último de los nuevos portaaviones de la clase Forestal en ser construido de un total de cuatro unidades los: USS Forrestal CVA-59, USS Saratoga CVA-60, USS Ranger CVA-61 y USS Independece CVA-62. La clase Forrestal fue la primera de una serie de “superportaaviones” de 60.000 toneladas y 326 metros de eslora, a propulsión diesel y con una capacidad para operar con hasta 90 aeronaves de distintos tipos.

USS_Independence_CVA-62
USS Independence CVA-62 (vía Navsource.org)

El crucero pesado USS Boston CAG-1 pertenecía a la clase Baltimore de los que se construyeron 14 unidades entre los años 1943 y 1945, siendo algunos de ellos reconvertidos a cruceros lanzamisiles equipando los nuevos RIM-2 Terrier.

USS_Boston_CAG-1
USS Boston CAG-1 (vía Navsource.org)

En cuanto a los destructores, USS King de la clase Farragut y el USS Sellers de la clase Charles F. Adams, más modernos con armamento y tecnología acorde a la época, ambos con misiles antiaéreos y antisubmarinos de serie y capacidad de ejercer misiones “multirol”.

King_Selles_compo
USS King DLG-10 izquierda, USS Sellers DDG-11 derecha (vía Navsource.org)

Por último los buques de apoyo, el petrolero de flota USS Sabine de la clase Cimarron presente en la Segunda Guerra Mundial prácticamente desde el primer día, acompañó a los portaaviones USS Hornet y USS Enterprise hacia las costas de Japón para que el teniente coronel James Doolittle lanzara su ataque aéreo contra Tokio.

USS_Sabine_AO-25
USS Sabine AO-25 (vía Navsource.org)

Finalmente el protagonista de este artículo el USS Mazama de la clase Lassen, lleva su nombre en honor al Monte Mazama, un antiguo volcán de 1.882 metros de altitud situado en Oregón.
Este buque cuya misión principal es la de proveer de munición y otros pertrechos a la flota, fue construido en los astilleros norteamericanos de Tampa Shipbuilding Corp. en Florida, siendo botado el 15 de agosto de 1943 y dado de alta el 10 de marzo de 1944.

Desplazaba 13.855 toneladas a plena carga, y sus dimensiones eran de 140 metros de eslora por 19,2 metros de manga y 7,9 metros de calado. Era propulsado por dos motores diesel Nordberg de 9 cilindros y con una potencia 3.155 bhp. cada uno a un eje con una velocidad máxima de 16 nudos. Dotación, 280 tripulantes.
Su armamento constaba de 1 cañón sencillo de 127/38 mm., 4 cañones sencillos de 76/50 mm., dos dobles de 40 mm. y 8 dobles de 20 mm.
Su capacidad de transporte de carga era de 5.000 toneladas de peso muerto.

Fue asignado a la zona de guerra del Asia-Pacífico participando en las campañas de  las Marianas para la captura y ocupación de Saipán, los desembarcos del Golfo de Leyte y en las operaciones de la Tercera Flota contra el Japón.

El día 12 de enero de 1945 el USS Mazama se encontraba fondeado en el atolón de Ulithi de las Islas Carolinas al oeste del Océano Pacifico, a las 06.50 horas de la mañana se avistó un objeto sospechoso que se acercaba por estribor muy cerca del barco, antes de que nadie pudiera reaccionar, a los pocos minutos, una gran explosión estremeció todo el barco.

Ulithi_NB
Base Naval en el atolón de Ulithi

Se abrió una vía de agua y el USS Mazama empezó a escorarse por babor y a hundirse por la proa, los equipos de control de daños actuaron con rapidez encendiendo las bombas de achique y con ayuda del buque de rescate y salvamento USS Current ARS-22 consiguieron controlar el lastre del barco estabilizándolo nuevamente. En la explosión murió un tripulante y otros siete resultaron heridos. Una investigación posterior aclaró que la explosión fue causada por un torpedo tripulado japonés llamado Kaiten, la suerte por llamarlo de alguna manera, ese día fue la pronta detonación del Kaiten unos metros antes de impactar contra el USS Mazama, este fallo por parte del tripulante suicida salvó al barco norteamericano.

Este Kaiten pertenecía al segundo grupo de Kaitens, llamado grupo Kongō, que iniciaron sus operaciones el 9 de enero de 1945 en aguas de Hollandia (actual Jayapura), Ulithi, Isla de Manus y Kossol Roads. Estos torpedos suicidas fueron lanzados desde 6 submarinos los: I-36, I-47, I-48, I-53, I-56 e I-58.

Japanese_submarine_I-48
Submarino IJN I-48 con los Kaiten en cubierta

En los ataques de este segundo grupo dañaron a dos barcos, al transporte SS Pontus H. Ross y al USS Mazama; y hundieron a otros dos barcos, al destructor USS Conklin DE-439 y a la lancha de desembarco USS LCI-600.
El resto de Kaitens fracasaron, al menos uno fue destruido por cargas de profundidad lanzadas por un avión PBM Mariner y el resto se perdieron sin poder llegar a sus objetivos

Los Kaiten que significa “retorno al cielo”, fueron unos torpedos tripulados construidos por Japón entre 1944 y 1945, y tenían el mismo fin y misión que los aviones Kamikaze.

Kaiten_Type_1
Torpedo Kaiten del Tipo 1 (Nick-D)

El desarrollo del Kaiten estuvo repartido en cuatro modelos principales y otros tantos subtipos, el más exitoso de todos ellos fue el denominado Tipo 1. Construido en base al torpedo del tipo 93 tenía un peso de 8,3 toneladas y llevaba una carga explosiva de 1.550 Kg., sus dimensiones eran de 14,75 metros de longitud por 1 metro de diámetro. Era propulsado por un motor de 550 hp. alimentado por queroseno y oxígeno, con una velocidad máxima de 30 nudos y un alcance de 42 millas náuticas. Su sistema de guidado era simple, mediante un pequeño periscopio el piloto guiaba al torpedo hacia su objetivo. Se construyeron unos 330 de los que al menos 100 fueron lanzados en misiones suicidas.

Kaiten_T1
Corte esquemático de un torpedo Kaiten Tipo 1

Con los otros modelos de los Tipo 2 y 4, se intentó mejorar el sistema de propulsión simplificando los controles del piloto para que pudiera centrar su atención en el pilotaje. Aunque en este intento de simplificar los controles y automatizar al máximo la planta propulsora no hizo más que complicar el diseño del motor, utilizando además como combustibles el diesel más peróxido de hidrógeno e hidrato de hidracina a su vez refrigerado por agua de mar en el tipo 2. En cuanto el tipo 4, nunca llegó a superar las pruebas de mar debido a los problemas de las fugas de combustible en el motor.

El único de ellos que ofrecía cierta mejora fue el Tipo 10, construido en base al torpedo del tipo 92 de propulsión eléctrica, más pequeño que el tipo 1 y con menor carga bélica 300 kg. De este modelo se ordenó la construcción de 500 unidades, a pesar de los fallos de construcción que tenía como las fugas de agua en la sección de las baterías o en el compartimento del piloto. Estos problemas nunca llegaron a solucionarse al finalizar la guerra, y de las 500 unidades tan sólo 6 fueron construidas.

image1
Pilotos de Kaiten

La parte humana del Kaiten no difería mucho del piloto de avión Kamikaze, debían de ser voluntarios y dispuestos a obedecer sin cuestionar las órdenes. Participaban en las mismas ceremonias con los mismos rituales para tener éxito en su misión y para despedirse de sus familiares. Lucían la misma cinta en la cabeza, tradición heredada de los antiguos samuráis, o con el cinturón de las mil puntadas, o simplemente con una bandera japonesa con alguna inscripción heroica a veces escritas con sangre y en ocasiones si se disponía de ella, con su espada.

Estos torpedos tripulados fueron desplegados en al menos diez misiones desde distintas plataformas, preferiblemente los submarinos y destructores pero también se lanzaron desde un crucero. El IJN Kitakami de 5.100 toneladas de la clase Kuma, fue transformado como crucero torpedero en agosto de 1941, por este motivo era ideal para estas misiones suicidas de los que podía transportar hasta ocho torpedos.

Japanese_cruiser_Kitakami_1945
Crucero torpedero IJN Kitakami

A pesar de la inventiva japonesa y del esfuerzo en desarrollar este tipo de arma, su lista de éxitos no se puede comparar a la de los aviones Kamikaze, con alrededor de 50 buques hundidos de todo tipo.

Hay cierta controversia en los aciertos del Kaiten, aunque los hechos son los que son, tan sólo tres barcos fueron hundidos por los torpedos suicidas:

USS_Mississinewa_AO-59
Hundimiento del USS Mississinewa AO-59

-Uno de ellos fue el petrolero de flota USS Mississinewa AO-59, hundido el 20 de noviembre de 1944 en el atolón de Ulithi.

-El segundo fue la lancha de desembarco USS LCI-600 también en el atolón de Ulithi el día 12 de enero de 1945

-El tercero y último fue el destructor de escolta USS Underhill DE-682 el 24 de julio de 1945 al noroeste de Cabo Engaño por un Kaiten del submarino I-53.

Otros dos barcos sobrevivieron al ataque del Kaiten, el ya nombrado USS Mazama por un Kaiten lanzado desde el submarino I-36 y el otro el destructor de escolta USS Earl V. Johnson DE-702 que fue atacado el día 4 de agosto de 1945 por un Kaiten lanzado por el submarino I-53 con el que se estaba enfrentando, el mismo que destruyó al USS Underhill.

Deguchi no nai umi

Sobrevivieron numerosos torpedos Kaiten, y muchos de ellos pueden ser visitados en distintos museos de Estados Unidos, Japón e incluso Reino Unido.

En el año 2006 se filmó una película llamada “Deguchi no nai umi” dirigida por Kiyoshi Sasabe, en la que se relata la historia de los Kaiten en la persona de uno de sus pilotos suicidas.

 

Terminada la guerra el USS Mazama AE-9 se dio de baja de las listas de la US Navy para pasar al estado de reserva en la flota del Pacífico el 3 de agosto de 1946. Allí permaneció hasta que se reactivó desde 24 de abril de 1952 a 10 de junio de 1957 y fue asignado primero a la flota del Atlántico y luego a la Sexta Flota del Mediterráneo para en esta última fecha volver al estado de reserva de la flota del Atlántico. En noviembre de 1961 se lo reactivaría por última vez para servir como buque de apoyo a la flota que combatía en Vietnam.
Finalmente causaría baja en mayo de 1970 y sería vendido para desguace el 1 de marzo de 1973.

USS_Mazama_AE-9_USS_Franklin_D._Roosevelt_CVA-42
USS Mazama AE-9 abasteciendo al portaaviones USS Franklin D. Roosevelt CVA-42

Maniobras navales de la Armada en Barcelona, en 1921

El día 11 de septiembre de 1921 en visita de cortesía entre otros motivos llegaron a Barcelona una flotilla de la Armada española, por la mañana fondeando de punta frente al muelle de la Muralla llegaron el transporte Almirante Lobo y por la tarde repitiendo la misma operación de atraque lo hizo el buque de rescate de submarinos Kanguro seguido por los submarinos Isaac Peral A-0, Narciso Monturiol A-1, Cosme García A-2, A-3 y por los torpederos números 1, 5, 21 y 22. Los submarinos quedaron abarloados a los costados del buque Kanguro y los torpederos amarraron sus cabos junto al transporte Almirante Lobo en el Muelle de la Muralla.
En esos días en Barcelona ya se hallaban el contratorpedero Audaz y el crucero Rio de la Plata.

kanguro_JOP
Las escuadrillas de submarinos y torpederos flanqueados por el Kanguro y el transporte Almirante Lobo (vía Memoria de la Junta de Obras del Puerto)

El objeto de la visita de ambas flotillas, submarinos y torpederos, fue la revisión del estado de las últimas adquisiciones de material por parte de la Armada, además el transporte Almirante Lobo entregó a los técnicos de la Escuela Naval de Aviación dos nuevos hidroaviones. En esos días de prácticas y pruebas del nuevo material se recibió la visita del Ministro de Marina José Gómez Acedo y el vicealmirante Salvador Buhigas. Se realizaron maniobras de exhibición en Barcelona de las dos flotillas incluidos las de los hidroaviones destacados en la recientemente inaugurada Escuela Naval de Aviación.

Recordar que la Escuela Naval de Aviación fue creada en Septiembre de 1917 y en esas fechas de septiembre de 1921 aun se encontraba en construcción el portahidroaviones Dédalo y la Armada se hallaba en pleno proceso de adquisición de hidroaviones; además apenas seis años atrás se creaba también el Arma Submarina de la Armada española con la adquisición de cuatro submarinos, uno tipo Holland comprado en los Estados Unidos y tres del tipo F o Laurenti comprados en Italia; por último a partir del 1912 se empezaron a recibir los 24 torpederos del tipo T-1 de los que se recibieron 22, construidos en Francia y derivados de la clase Bourrasque.

Al día siguiente a las nueve y media de la mañana en medio de una espesa niebla que por fortuna se deshizo más tarde y con el puerto de Barcelona abarrotado de barceloneses en los muelles y en embarcaciones privadas, ávidos por contemplar las evoluciones de barcos y aviones, efectuó su salida la flota empezando por el Kanguro y los torpederos y más tarde por el Almirante Lobo y los submarinos, despegaron dos hidroaviones y se izó un globo cautivo.

Los submarinos, por lo novedoso del ingenio, coparon prácticamente toda la atención del público que los observaba evolucionando frente al puerto de Barcelona, realizaron inmersiones navegando bajo el agua sin periscopios sin que nadie aparentemente pudiera revelar su posición excepto los hidroaviones que vieron sus siluetas desde el aire y lanzaron bombas simuladas sobre la posición de los submarinos. El público presente no pudo retener su emoción cuando vio emerger a los submarinos.

Acabadas las maniobras por la tarde se procedió a bautizar y bendecir a dos nuevos hidroaviones, situados en el hangar de las obras del puerto junto al muelle de Cataluña. El primero de ellos por la baronesa Güell en representación de la Reina bautizó uno de los hidroaviones construidos en los Talleres Navales de San Martin con el nombre de “Español”, en concreto un  SIAI S.16 bis; el segundo hidroavión aun no terminado se llamaría “Giraldo” en honor al empresario Eugenio Giraldo de Medina del Campo y antiguo Diputado, que compró el avión al Reino Unido por 5.000 libras esterlinas.

SIAI_16
Hidroavión SIAI S.16

El día 14 desde su mismo fondeadero el buque de rescate de submarinos Kanguro puso a prueba sus grandes grúas, habiéndose situado bajo él el submarino A-3 se procedió a izarlo y sacarlo del agua, después de comprobar el estado del casco del propio submarino se lo hizo descender para depositarlo de nuevo al agua.

El día 19 de septiembre el buque de rescate Kanguro levó anclas encabezando la escuadrilla y partiendo de Barcelona, le siguieron los submarinos y a ellos los torpederos; rumbo a Mahón, Valencia y Cartagena. El transporte Almirante Lobo partiría el día 21.

Los torpederos

Los torpederos de la clase T-1 fueron construidos en los astilleros de Sociedad Española de Construcción Naval en Cartagena y son derivados de la clase Bourrasque francesa. Las unidades que participaron en las maniobras fueron entregadas el T-1 en 1912 y baja en 1931, el T-5 1913/1931, el T-21 1921/1940 y el T-22 1921/1940.

Torpedero_T1_2
El torpedero número 1 (vía La Construcción Naval Militar Española de M.Ramirez Gabarrús)

Desplazaban 186 toneladas a plena carga y sus dimensiones eran de 50 metros de eslora por 5 metros de manga y 1,7 metros de calado. Eran propulsados por calderas Normand y turbinas Parsons con una potencia de 4.100 hp. a 3 ejes los T-1 y T-5 y a 2 ejes los T-21 y T-22, su velocidad máxima era de 26 nudos y tenían una autonomía de 1.000 millas náuticas a velocidad económica. Dotación, 31 tripulantes.

Su armamento constaba de 3 cañones Vickers de 47 mm. y tres lanzatorpedos de 450 mm., uno sencillo y otro doble.

Los submarinos

El submarino Isaac Peral A-0 fue construido en los astilleros norteamericanos de Fore River Shipyard en Quincy, Massachusetts. Fue botado el 22 de julio de 1916 y dado de alta el 31 de enero de 1917, causó baja el 18 de mayo de 1932.

Submarino_Isaac_Peral_A-0
Submarino Isaac Peral A-0 (vía La Construcción Naval Militar Española de M.Ramirez Gabarrús)

La llegada del Isaac Peral a España fue algo accidentada, las pruebas de mar se alargaron más de lo debido y ante la inminente entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial con el riesgo de ser incautado, el submarino partió hacia España antes de haber finalizado todas las pruebas. La travesía se inició el día 26 de febrero de 1917 y tuvo que recorrer más del 4.000 millas cruzando el Atlántico hasta el puerto de Las Palmas, puerto al que llegó el 12 de marzo de 1917 a remolque del transatlántico Claudio López.

Tenía un desplazamiento de 492 toneladas en superficie y 653,8 toneladas en inmersión, sus dimensiones era de 57,95 metros de eslora por 5,8 metros de manga y 5,06 metros de puntal. Era propulsado por 2 motores diesel INLSECO de 600 hp. y 2 motores eléctricos a dos ejes, su velocidad máxima era de 15 nudos en superficie y 10 nudos en inmersión; autonomía 6.150 millas náuticas a 14 nudos en superficie y/o 80 millas a 4,5 nudos en inmersión. Cota máxima de 50 metros. Dotación, 28 tripulantes.

Su armamento constaba de 4 tubos lanzatorpedos a proa de 450 mm. y de un cañón retráctil de 76 mm.

Los otros tres submarinos del tipo F o Laurenti también llamada en España como clase A. Fueron construidos en los astilleros italianos de FIAT San Giorgio en Muggiano, La Spezia.
Siendo botados el A-1 el 17 de abril 1917, el A-2 el 17 de junio de 1917 y el A-3 el 10 de junio de 1917, todos ellos se dieron de alta en la Armada el mismo día 25 de agosto de 1917. Causaron baja el A-1 el 1 de septiembre de 1934, el A-2 el 17 de diciembre de 1931 y el A-3 el 18 de mayo de 1932.

Submarino_A3
Submarino A-3 (autor desconocido)

Desplazaban 262 toneladas en superficie y 319 toneladas en inmersión, su eslora era de 45,63 metros por 4,22 metros de manga y 4,18 metros de puntal. Eran propulsados por dos motores diesel FIAT 2C 216 más dos motores eléctricos Savigliano a dos ejes, velocidad máxima 12,3 nudos y 8 nudos en inmersión; autonomía máxima en superficie 1.300 millas náuticas a 9 nudos y/o 139 millas a 1,5 nudos en inmersión. Cota de inmersión 45 metros. Dotación, 26 tripulantes.

Su armamento era de dos tubos lanzatorpedos de 450 mm. a proa con cuatro torpedos de reserva, 1 cañón de 76 mm. y una ametralladora de 6.5 mm.

El buque de rescate de submarinos

El Kanguro fue construido en los astilleros holandeses de Werf Conrad en Haarlem, siendo botado en el año 1919 entrando en servicio en la Armada española en diciembre de 1920.
Desplazaba 2.480 toneladas a plena carga, y sus dimensiones eran de 84 metros de eslora por 20 metros de manga y 3,57 metros de calado. Su propulsión constaba de dos máquinas alternativas de triple expansión (1 por quilla) de 600 hp. a dos ejes y una autonomía de 1.266 millas náuticas a su velocidad máxima de 9,53 nudos. Dotación, 97 tripulantes. No disponía de armamento.

 

Kanguro_y_submarinos_A-1_y_A2_en_la_bahía_de_Pasajes_(1922)
Buque de rescate de submarinos Kanguro (vía wikipedia.fr)

Por fortuna o por desgracia, el Kanguro no participó en ningún rescate real de submarinos, aunque la única misión de rescate en la que si participó fue en la recuperación de los cañones de 305 mm. del acorazado España. Este acorazado quedó varado sin posibilidad de recuperación en el Cabo Tres Forcas el 23 de agosto de 1923 a causa de una espesa niebla.
Para el rescate de los cañones, primero se los desmontó de sus torretas y se los hizo caer al agua para después ser recuperados por las grúas del buque de rescate Kanguro.

Kanguro

El buque de rescate Kanguro fue dado de baja el 23 de noviembre de 1943 y desguazado, aunque sus dos motores de 600 hp. y en buen estado fueron aprovechados para los guardacostas de nueva construcción Procyón y Pegaso en 1951, a causa de ello ambos adquirieron el apodo cariñoso de los “kanguritos”.

Procyon_Pegaso_compo
Los guardacostas apodados “kanguritos” Procyón (izquierda) y Pegaso (derecha) (vía Buques de la Armada española de Juan Luís Coello Lillo)

La batalla por la igualdad de género

El día 11 de agosto de 1979 se hallaba en el puerto de Barcelona el buque de asalto anfibio USS Mount Vernon LSD-39 bajo el mando del comandante Robert Ernest Albright.
Entre febrero y agosto de 1979, el USS Mount Vernon estuvo asignado a las zonas de patrulla del Mar Mediterráneo, Golfo Pérsico y Océano Indico.

Mount_Vernon
USS Mount Vernon LSD-39 (vía Navsource.org)

Este barco no pasaría a la historia por ninguna hazaña bélica en concreto, mas bien su vida operativa fue discreta, aunque si destacaría por una cosa, en 1998 se convertiría en el primer buque de combate de superficie de la marina de guerra de los Estados Unidos (US Navy) en ser comandando por una mujer, la comandante Maureen A. Farren.

El USS Mount Vernon pertenece a la clase Anchorage de la que se construyeron 5 unidades entre los años 1967 a 1972 para reemplazar a los antiguos buques de las series Ashland y Casa Grande. Es el quinto buque en llevar este nombre en honor a la casa en donde vivió George Washington, en el condado de Fairfax en Virginia. Fue construido en los astilleros norteamericanos de General Dynamics Corp. en Quincy (Massachusetts), siendo botado el 17 de abril de 1971 y dado de alta el 13 de mayo de 1972.

Desplazaba 14.430 toneladas a plena carga, sus dimensiones eran 169 metros de eslora por 26 metros de manga y 6,1 metros de calado.
Era propulsado por dos calderas de 600 psi. que alimentaban a dos turbinas “De Laval” con una potencia de 24.000 shp. a dos ejes con una velocidad máxima de 22 nudos y una autonomía de 14.800 millas náuticas a 12 nudos. Dotación, 324 tripulantes.
Su armamento en el momento de la visita era de 4 montajes dobles de 76,2/50 mm. Mk. 33 antiaéreos, reemplazados a partir de 1980 por 2 cañones automáticos de 25 mm. Bushmaster Mk. 38 y dos sistemas CIWS Phalanx de 20 mm.
Su electrónica era la básica con un radar de navegación AN/SPS-10 y un radar de descubierta aérea AN/SPS-40.
Disponía de una amplia cubierta de vuelo a popa sin hangar para operar con helicópteros.
Su capacidad de transporte de tropas era de 375 soldados; a popa por debajo del hangar disponía de un dique inundable de 130 metros de largo y 12 metros de ancho que le permitía transportar 3 LCAC, 2 LCU o 9 LCM-8.

Durante gran parte de su vida operativa fue asignado a la Séptima Flota de los Estados Unidos que cubre toda la zona del Océano Pacífico occidental, Oceanía y Océano Índico con base en Yokosuka, Japón.
Desde febrero de 1973 el USS Mount Vernon estuvo desplegado en la zona de Vietnam y cerca del final de su despliegue, en concreto en abril de 1975, el USS Mount Vernon integrado en la Fuerza Anfibia de la Séptima Flota participó junto con la Task Force 76 en la evacuación de Saigón en la operación llamada “Frequent Wind” horas antes de ser capturada por el Frente de Liberación Nacional y el ejército nordvietnamita.

TF76_waits_off_Vung_Tau
Task Force 76 esperando ordenes en Vung Tau en Vietnam

Entre 1987 a 1988 estuvo desplegado en el Golfo Pérsico desarrollando tareas de buque de apoyo a cazaminas.

A medianoche del día 24 de marzo de 1989 el petrolero Exxon Valdez de la compañía Exxon, embarrancó en un arrecife de coral conocido como “Bligh Reef” en Prince William Sound en Alaska, vertiendo al mar 40.900 m³ de petróleo o el equivalente en 257.000 barriles de crudo.

El USS Mount Vernon y otros cinco barcos del mismo tipo fueron movilizados a la zona, en distintos turnos, para proveer de apoyo logístico a los equipos de limpieza que trabajaban en la zona. Estos barcos realizaron las tareas de hoteles flotantes, así como funciones de mando y control, apoyo médico y evacuaciones medicas urgentes del personal de limpieza de la zona con sus helicópteros Boeing Vertol CH-46 Sea Knight y transporte del personal con sus barcazas de desembarco.

DN-SC-89-07300
Lanchas LCU de la US Navy ayudando en las tareas de limpieza de la costa

Uno de sus últimos despliegues fue en 2002 cuando fue asignado al Golfo Pérsico en apoyo a las misiones que se realizaban entorno a la Operación Libertad Duradera (Operation Enduring Freedom) con la 11ª Unidad Expedicionaria de los Marines.

Desde antes de la Primera Guerra Mundial el papel de la mujer en las fuerzas armadas  norteamericanas no iba más allá del oficio de enfermera y no fue hasta la Primera Guerra Mundial y por extensión también en la Segunda Guerra Mundial en donde por el crecimiento natural del ejército norteamericano desplegado en todo el mundo le era necesario personal adicional. Este nuevo personal se vería ampliado por mujeres ocupando los oficios de enfermeras y auxiliares, así como en puestos administrativos y comunicaciones, con alguna excepción en la marinería de los barcos y nunca en buques de combate, sin incluir a barcos hospitales en los que si podían embarcar como enfermeras.

Las mujeres ocuparon estos oficios hasta la Guerra de Vietnam, pero a partir de 1968 el presidente Lindon B. Johnson firmó la ley pública 90-130 en la que se eliminaban todos los topes legales que impedían a las mujeres a los grados de oficialidad y responsabilidad del ejército norteamericano, esta ley también eliminaba la restricción existente del 2%, que limitaba el número máximo de mujeres en las Fuerzas Armadas.

Alene_Duerk
Arlene B. Duerk

Gracias a esta ley de 1968 Alene B. Duerk se convirtió en 1972 en la primera mujer almirante en la historia de la US Navy, mientras era directora del Cuerpo de Enfermería de la Marina de los Estados Unidos (US Navy Nurse Corps) cargo que ocupó desde 1970 a 1975.
De 1972 a 1990 empezaron a aparecer las primeras mujeres en muchos cargos y grados en los que antes se les negaba el acceso, como la teniente Lynn Spruill que se convirtió en la primera piloto de la Armada calificada para aterrizar en portaaviones en 1978.

Con todo y con eso, a las mujeres aún se les negaba el acceso a determinados puestos con una ley llamada “1948 Women’s Armed Services Integration Act.”, esta ley restringía el acceso temporal a las mujeres a buques de combate de superficie, tan solo podían hacerlo en buques hospital o en transportes de guerra. Fueron dos oficiales las especialistas en comunicaciones interiores y electricistas de segunda clase Yona Owens y Owens V. Brown que demandaron a la Marina por no dejarles ocupar su sitio, para el que estaban cualificadas, en un buque de combate de superficie.
El juez John Sirica famoso por el caso Watergate, declaró inconstitucional la negación de estas especialistas en sus destinos, y forzó la reforma de la ley antes mencionada permitiendo a las mujeres poder ser asignadas a buques de combate de superficie.

Gracias al juez John Sirica y al que se llamaría el caso Owens V. Brown, en 1990 se produjo un hito en la historia de la US Navy, a la teniente comandante Darlene Iskra se le asignaría el mando de un buque de superficie pero no de combate, el USS Opportune ARS-41 cuya misión principal era el rescate en la mar.

Y en 1998 por fin, la comandante Maureen A. Farren se convertiría en la primera mujer en comandar un buque de combate, el buque de asalto anfibio USS Mount Vernon LSD-39, en el periodo comprendido de 14 de junio de 1998 a 10 de febrero de 2000.

Farren_Iskra_compo
Mauren A. Farren (izquierda) y Darlene Iskra (derecha)

Y como la historia no puede terminar aquí citaré algunos momentos concretos:

  • 2006, la almirante Carol M. Pottenger comandaría la Fuerza Anfibia de la Séptima Flota y el Grupo de Ataque Expedicionario número 7 con base en Okinawa y en el buque insignia USS Harpers Ferry LSD-49.
  • 2010, la realmirante Nora W. Tyson, fue la primera en comandar un Grupo de Ataque de portaaviones, en concreto el “Carrier Strike Group Two” con el portaaviones USS George H. W. Bush CVN-77 como buque insignia. Ella misma en 2015 sería la comandante de la Tercera Flota de la US Navy que cubre la costa este de los Estados Unidos hasta Hawaii.
  • 2012, la comandante Monika Washigton Stroker se convertiría la primera mujer afroamericana en comandar un destructor lanzamisiles de la US Navy, el USS Mitscher DDG-57 de la clase Arleigh Burke.
Stroker_Mitscher_compo
Monika W. Stroker (izquierda) USS Mitscher DDG-57 (derecha)
  • 2012, un avión de alerta temprana Grumman E-2C Hawkeye del CVW-17 partiría en misión de combate por primera vez con toda su tripulación femenina incluidos los técnicos de tierra, que estaban embarcados en el portaaviones USS Carl Vinson CVN-70.
120125-N-DR144-012
Oficial de control aéreo Tte. Nydia Williams, operador de radar Tte. Ashley Ellison, comandante del avión Tte. Cmte. Tara Refo, piloto Tte. Ashley Ruic, comandate de misión Tte. Cmte. Brandy Jackson (vía US Navy)
  • 2014, la almirante Michelle Janin Howard se convirtió en la primera almirante femenina de cuatro estrellas en la US Navy.

Como en todas las batallas siempre hay derrotas de las que se tiene que aprender, y en esta batalla por la igualdad de género hubo un escándalo de abusos y acoso sexual en el que se llamaría el “escándalo Tailhook”. Los hechos ocurrieron durante la reunión anual de la asociación de pilotos de la Marina llamada “Tailhook” que tenía lugar ese año de 1991 en la localidad de Las Vegas. Durante la celebración de la convención, del 8 al 12 de septiembre, más de 100 oficiales de la Marina agredieron sexualmente a 83 mujeres y a 7 hombres. Las consecuencias de este ominoso hecho obligaron a dimitir al Jefe de Operaciones Navales de la Armada norteamericana el almirante Frank B. Kelso, y la Marina se distanció de la asociación de pilotos “Tailhook”, en cuanto a las sanciones por los abusos, fueron solo eso, algunas sanciones administrativas a causa de lo difícil que fue y sigue siendo el demostrar lo sucedido.

Aún queda un largo camino para igualar ambos géneros en las funciones de las Fuerzas Armadas no solo norteamericanas, sino del mundo entero, de ese 2% de mujeres en las listas de la US Navy en 1978 y tras 40 años de evolución se ha conseguido un nada desdeñable 14%

El USS Mount Vernon LSD-19 fue dado de baja el 25 de julio de 2003, fue seleccionado para ser hundido como blanco en los ejercicios de tiro con fuego real llamados “Patrolling Thunder” que se desarrollaron al noroeste de la costa de Kauaii el 16 de junio de 2005.
Después de 33 años sobre el agua se resistió a hundirse, fue atacado por aviones de patrulla marítima Lockheed P-3 Orion de los escuadrones VP-1, VP-9, VP-46 y VP-47, que le lanzaron 3 misiles Harpoon, 4 misiles Maverick y 18 bombas de 500 libras.

LSD39_patch

Her Majesty Yatch Britannia

El día 15 de octubre de 1988 en visita de cortesía y por primera vez en su historia, efectuaba su entrada al puerto de Barcelona el yate real HMY Britannia al mando del contraalmirante John Garnier, escoltado por dos buques de guerra, a fragata inglesa HMS Achilles F-12 y la fragata española Asturias F-74.
El yate real agarró sus amarres en el muelle de Bosch y Alsina, mientras que su escolta quedó atracada en el muelle de Barcelona.

HMY Britannia A-00
Yate real HMY Britannia entrando en Barcelona (Jordi Montoro)

La Reina Isabel II empezó su primer viaje oficial a España el 17 de octubre, en este viaje visitó Madrid, Sevilla, Barcelona y Palma de Mallorca, el yate real sería utilizado para viajar de Barcelona a Palma de Mallorca regresando a Inglaterra en avión.
Destacar que este no fue solo el primer viaje oficial a España de la Reina Isabel II, sino también el de un monarca inglés.

Asturias_F74-Achilles_F12
La escolta, fragatas Asturias F-74 (izquierda) y HMS Achilles F-12 (derecha)

El HMY Britannia con numeral A-00, fue construido en los astilleros ingleses John Brown & Co. en Clydebank, se puso a flote el 16 de abril de 1953 y fue dado de alta el 11 de enero de 1954.
El anterior yate el HMY Victoria and Albert III fue botado en 1899 y se dio de baja en 1939.

HMS_Victoria_Albert_III
HMY Victoria and Albert III

Este buque desplaza 5.769 toneladas y sus dimensiones son de 126 metros de eslora por 17 metros de manga y 4,6 metros de calado. Lo propulsa un motor de 12.000 hp. de potencia que le da una velocidad máxima de 21,5 nudos, con una autonomía de 2.400 millas náuticas. Su dotación es de 271 tripulantes, puede embarcar hasta 250 pasajeros y un pelotón de infantes de marina reales.
Su único armamento lo componen dos cañones de 47 mm. utilizados para los saludos de ordenanza. No dispone de hangar ni de cubierta de vuelo a popa para operar con helicópteros, pero si de un garaje para transportar el coche oficial de la Reina, un Rolls Royce.

El HMY Britannia fue diseñado para que en caso de necesidad fuera utilizado como buque de mando y/o buque hospital, también en ocasiones ha realizado tareas de buque hidrográfico.

Entre los ilustres invitados que han navegado en este yate están presidentes de los Estados Unidos Dwight D. Eisenwhower, Gerald Ford, Ronald Reagan o Bill Clinton.

El yate participó en la evacuación de 1.000 civiles en la guerra civil Adén en 1986.
A lo largo de su vida operativa ha navegado más de 1.000.000 millón de millas náuticas viajando por todo el mundo.

El HMY Britannia causó baja el 11 de diciembre de 1997, y todos los relojes de a bordo fueron parados a las 3:01 P.M., hora en la que la Reina Isabel II abandonó el yate real por última vez.  En la actualidad el barco forma parte de la “National Historic Fleet” y permanece conservado como museo en el puerto de Leith en Escocia en donde puede ser visitado.

HMY_Britannia
El HMY Britannia en su actual ubicación como museo

A mediados de 2016 apareció una noticia del diario inglés “The Telegraph” en el que el ex primer ministro inglés Tony Blair estropeó los planes para construir un sustituto del HMY Britannia en 1997. Estos planes incluían gastar 60 millones de libras esterlinas de 1997 en un nuevo buque de nueva construcción empleando las últimas tecnologías, el nuevo yate sería más pequeño y más capaz para las misiones que debería de realizar. Se propuso además que el gasto del nuevo yate fuera compartido por todos los países pertenecientes a la Commonwealth.

HMY_XXI
El yate real del siglo XXI

Yavuz, la fragata rebelde

El día 8 de septiembre de 1994 llegaba a Barcelona en visita de cortesía una agrupación naval de la OTAN, estos barcos que quedaron atracados entre el muelle de San Beltran y el muelle de Barcelona Sur, eran las fragatas HMS Brilliant F-90, HNLMS De Ryuter F-806, HS Hydra F-452, ESPS Numancia F-83, HNLMS Piet Heyn F-811, BNS Wandelaar F-912 y TGC Yavuz F-240.

El barco protagonista de este articulo la fragata TGC Yavuz F-240 se vio envuelta en una guerra de información y desinformación durante el intento de golpe de estado en Turquía entre los días 15 y 16 de julio de 2016, que a día de hoy aun no se ha aclarado del todo.

TGC Yavuz F-240
TGC Yavuz F-240 (Antoni Casinos Comas)

Esta fragata pertenece a la clase MEKO 200, estos buques de construcción modular son una de las más exitosas series de barcos de guerra actuales ofrecidos por los astilleros alemanes Blohm + Voss. Este modelo MEKO 200 (MEhrzweck-KOmbination o combinación multipropósito) sirve en la actualidad hasta en seis naciones:

– Australia, MEKO 200 o clase Anzac con 8 unidades
– Algeria, MEKO A-200 AN o clase El Radii, con 4 unidades
– Grecia, MEKO 200HN o clase Hydra, con 4 unidades
– Nueva Zelanda, MEKO 200 o clase Anzac con 2 unidades
– Portugal, MEKO 200PN o clase Vasco da Gama con 3 unidades
– Sudafrica, MEKO A-200 SAN o clase Valour, con 4 unidades
– Turquía, MEKO 200TN, -IIA y -IIB o clases Yavuz / Barbaros con 8 unidades

MEKO_compo
NRP Vasco da Gama F-330 (superior) y SAS Amatola F-145 (inferior), dos ejemplos del tipo MEKO

La fragata TGC Yavuz F-240 con base Gölcük, lleva el nombre en honor a Selim I o también conocido como Yavuz Sultan Selim (1470-1520), que ostentaba el cargo de noveno Sultán del Imperio Otomano.
Es además el segundo buque en llevar este nombre, el primero fue un crucero de batalla de la clase Moltke, en concreto el ex alemán SMS Goeben, que fue transferido a Turquía 16 de agosto de 1914. Transferencia nada casual, gracias a ella ayudó a que los turcos se pusieran del lado alemán en la guerra bloqueando el paso del Bósforo a los barcos de guerra rusos.

 

Yavuz_1
Crucero de batalla Yavuz, ex SMS Goeben

Este segundo Yavuz fue construido en los astilleros alemanes de Blohm + Voss en Hamburgo, siendo botado el 7 de noviembre de 1985 y dado de alta el 17 de julio de 1987.

Desplaza 3.030 toneladas a plena carga, y sus dimensiones son 110,5 metros de eslora por 13,25 metros de manga y 3,94 metros de calado.
Su propulsión utiliza el sistema CODAD mediante cuatro motores diesel MTU 20V 1163 de 40.000 hp. a dos ejes, su velocidad máxima es de 27 nudos, y su autonomía de 4.000 millas náuticas a 20 nudos. Dotación, 180 tripulantes.

Yavuz_CIWS
CIWS Sea Guard (Antoni Casinos Va)

Su armamento es el siguiente, artillería: 1 cañón de 127/54 mm. en la proa, 3 sistemas CIWS Oerlikon Contraves Sea Guard de 25 mm. uno delante del puente y dos a popa a los costados del hangar; misiles, 1 lanzador óctuple sobre el hangar para misiles antiaéreos Sea Sparrow, 2 lanzadores cuádruples Mk. 141 para misiles antibuque RGM-84 Harpoon; 2 lanzatorpedos triples Mk. 32 de 324 mm. para torpedos antisubmarinos.
Dispone de cubierta de vuelo y hangar a popa para operar con un helicóptero Augusta-Bell AB-212 ASW.

En cuanto a su electrónica embarca un radar de descubierta aérea y de superficie AWS-6 y descubierta aérea HSA DA-08, un radar de navegación TM-1126, dos radares de dirección de tiro un HSA STIR 24 y un WM-25, dirección de tiro optrónico Siemens Albis; sonar de casco SQS-56; equipo de guerra electrónica Rapid/Ramses, lanzador de señuelos SRBOC y contramedidas acústicas antitorpedo SLQ-25 NIXIE.

 

Yavuz_AB212
Helicóptero antisubmarino Augusta-Bell AB-212 (Antoni Casinos Va)

En la noche del 15 al 16 de julio de 2016, una parte del ejercito de Turquía se movilizó tomando las ciudades de Ankara y Estambul, con algunos incidentes en otras ciudades del país. La intención de este intento de golpe de estado era el de derrocar al actual presidente de Turquía Recep Tayyip Erdoğan y al Gobierno del primer ministro Binail Yildirim.

En Ankara durante la toma de diversos edificios oficiales se registraron tiroteos entre la policía y los militares sublevados; en Estambul, se cerró el puente del Bósforo y el puente de Fatih Sultan Mehmet que conectan Asia con Europa.

Visita Oficial delegación de TurquíaEl presidente Recep Tayyip Erdoğan se encontraba de vacaciones en la localidad de Marmaris, al enterarse de la gravedad de la situación intentó dirigirse a la capital en avión, pero los incidentes registrados en el aeropuerto de Atatürk desaconsejaban el aterrizaje y el avión de Erdogan no pudo aterrizar viéndose obligado a permanecer en el aire, lugar desde donde se dirigiría a los medios de comunicación y en concreto a la ciudadanía para que tomara las calles y le ayudara a retomar el control del país.

De madrugada los militares sublevados, abrieron fuego con tanques y helicópteros contra el edificio de la asamblea nacional en Estambul y ocuparon las oficinas de la “CNN TÜrk”,  el diario “Hürriyet Daily News” y la sede de “Türksat”.

A medida que avanzaba la noche y se acercaba el amanecer, las tropas rebeldes se dieron perfecta cuenta de que no controlaban el país ni podían pretender a ese objetivo y muchos de ellos o se retiraron o se rindieron a las autoridades policiales. En cuanto se pudo asegurar el aeropuerto de Atatürk el avión de Erdogan aterrizó de inmediato y se dio prácticamente por fracasado el intento de golpe de estado.

Gaziosmanpaşa_meydanı_protesto

En esas frenéticas horas distintos medios de comunicación, redes sociales incluidas excepto en Turquía que fueron bloqueadas, intentaban informar de lo que acontecía dentro del país.
Al ser casi imposible confirmar algunas de las noticias que se iban transmitiendo se creó una nube de información y desinformación o como se dice en la actualidad “fake news”.

Parte de esa desinformación incluía a lo referente a las Fuerzas Armadas turcas y a la marina de guerra, en donde el medio “The Times” a través de la periodista Hannah Lucinda Smith en un artículo del 19 de julio de 2016, anunciaba la desaparición de una docena de buques de guerra tomados por los rebeldes, decían además que posiblemente el almirante de la flota, Veysel Kösele, estaba retenido en contra de su voluntad y/o podía formar parte del golpe de estado.

Otros diarios como “The Daily Mail” o “The Daily Beast” se hacían eco de la noticia, e incluso iban un poco más allá, ampliando la información con que los barcos huidos eran 14, que habían abandonado sus zonas de patrulla y además que estaban desaparecidos entre el Mar Egeo y el Mar Negro.

De mientras el Gobierno turco negaba toda información de esta índole sobre sus barcos de guerra, y únicamente confirmaba, por el momento, la desaparición de un barco de guerra la fragata TGC Yavuz F-240.

Golcuk_BN
Base Naval de Gölcük (imagen vía Google Maps)

Pasados unos días en concreto el 26 de julio de 2017 a través del diario austriaco “Kronen Zeitung“, explicaban que al parecer tanto el comandante como el segundo comandante de la fragata Yavuz formaban parte del grupo de militares sublevados y mantuvieron retenido en el barco al almirante Veysel Kösele, zarpando de su base de Gölcük. Según parece los rebeldes intentaron salir de la base pero comandos de la marina lo impidieron.

El tráfico marítimo desde el Mar Negro rumbo al Mar Mediterráneo pasando evidentemente por el Mar Egeo, es uno de los más transitados del mundo y no solo eso, enfrente de las aguas turcas están las griegas. Grecia y Turquía se están monitorizando mutuamente cada movimiento que realizan, y la pregunta es ¿nadie vio ni un sólo barco de guerra turco rebelde, desde el Mar Negro al Mar Mediterráneo?

Type80bot
Patrullero del tipo 80 similar al TVSG-96

En fecha de 29 de julio de 2016 el Gobierno turco a través del diario “Hürryet Daily News” puso a disposición del público un informe del número y tipo de unidades militares que participaron en el Golpe, así como de las que ha despedido. En este informe especifican que los barcos utilizados por los rebeldes fueron 3, la fragata Yavuz, el guardacostas TVSG-96 del tipo o serie 80 y un barco más que aun no se ha podido identificar.

Con la situación en el país ya normalizada, la fragata TGC Yavuz F-240, sigue en activo a día de hoy.

Yavuz_escudo

El barco pez de Monturiol

La mañana del 23 de septiembre de 1859, emergía en las aguas del puerto de Barcelona un extraño pez de madera del cual tras abrirse una escotilla apareció un hombre, este hombre no era sino que don Narciso Monturiol y el extraño pez, el submarino Ictineo I.

Ictineo I_replica
Réplica del “barco pez” Ictineo I (Antoni Casinos Va)

Ante un público barcelonés atónito, esta embarcación submarina que su propio inventor bautizó Ictineo I, fue el primero de la historia submarina de España y el primero de la historia mundial en muchos aspectos.

Monturiol
Narciso Monturiol

Narciso Monturiol Estarriol (1819-1885), era natural de Figueras en la provincia de Gerona, fue un ingeniero, intelectual, político e inventor.
Según cuenta la leyenda, se inspiró en el diseño del Ictineo I al presenciar la muerte de un recolector de corales. Su intención a partir de ese momento sería la de diseñar una nave capaz de sumergirse y recolectar dichos corales manteniendo en todo momento la seguridad de recolector que viajaría y operaria el submarino.

La etimología del nombre del submarino, Ictineo I, proviene de combinar las palabras griegas Ichtus (pez) y naus (nave). Este submarino fue construido en los astilleros barceloneses de Nuevo Vulcano siendo botado el 28 de junio de 1859, desplazaba 10 toneladas, con unas dimensiones de 7 metros de eslora por 2,5 metros de manga y 3,5 metros de calado. Su cota de inmersión en pruebas era de 50 metros aunque estaba diseñado para alcanzar los 500 metros. Para ello, como en los modernos submarinos, disponía de dos cascos, el casco exterior de madera con revestimientos de cobre con forma de pez, y el casco interior o de presión con una capacidad de 7 m3 o de cuatro personas de capacidad, entre ambos estaban ubicados los tanques de flotación accionados por aire comprimido, un depósito de oxigeno y otro de hidrógeno.

Una de las características innovadoras del Ictineo I que destacaba notablemente frente a los otros submarinos y sumergibles existentes de la época, fue la máquina generadora de oxígeno y purificadores de aire que inventó Monturiol. Mediante este ingenio, les garantizaba la independencia de la atmosfera exterior y la consiguiente supervivencia en el interior del submarino, llegando a tener una autonomía de aire respirable en algunas ocasiones en inmersiones de prueba de hasta 6 horas.

Su propulsión era mediante la fuerza humana accionada por manivelas por 3 o 4 hombres, su hélice de palas planas le daba una velocidad de 3 nudos y el control del submarino se conseguía mediante unas vejigas orientables y un timón en la popa.

Ictineo I_replica_2
Detalle del Ictineo I (Antoni Casinos Va)

Con todo ello Monturiol ya había realizado casi 60 inmersiones de prueba, pero fue ese día  en Barcelona cuando lo presentó al publico ante una gran expectación de las autoridades civiles, militares y la ciudadanía de Barcelona. La demostración tuvo una duración de 2 horas y 20 minutos, navegando por el puerto en inmersión hasta una profundidad de 20 metros y completamente aislado de la atmosfera exterior, cosa que extrañó mucho al público que lo observaba.

El 7 de marzo de 1861 realizaría la misma prueba de navegación en Alicante, con autoridades estatales presentes como el ministro de Marina Juan de Zavala o el de Fomento Antonio Cánovas del Castillo. En esta ocasión en Alicante Monturiol intentó captar la atención del gobierno español para lograr financiación para el nuevo submarino en el que ya estaba trabajando.

Aún habiendo demostrado las capacidades del Ictineo I, el éxito de la demostraciones fue parcial, por un lado despertó la curiosidad de la opinión pública pero por otro se consideró al submarino poco útil. Un caso similar al sucedido con el submarino del inventor Robert Fulton, en donde tanto el Almirantazgo británico como la Marina de guerra francesa consideraron que “el submarino era un medio poco honorable de hacer la guerra”. Claro que la intención de Monturiol era utilizar el submarino para fines industriales como el recolectar corales, aunque no descartaba del todo un uso militar.

A pesar de ello Narciso Monturiol no cejó en su empeño de mejorar su invento, y por medio de una carta solicitando colaboración popular en la prensa, pretendía conseguir el dinero suficiente para poder desarrollar un modelo nuevo de submarino. Sorprendentemente consiguió recaudar 300.000 pesetas de la época y con ellas fundó la empresa “La Navegación Submarina”.

La intención de esta nueva empresa  era la de desarrollar un submarino más avanzado y grande que el Ictineo I, para la explotación industrial del fondo marino y la investigación científica con fines pacíficos como objetivo principal y obviamente sin descartar el uso militar con algunas variaciones en su diseño.

Para la construcción y el desarrollo de este segundo submarino Monturiol contó con la ayuda del arquitecto naval Juan Monjo y el ingeniero industrial José Pascual, responsable del diseño del sistema de propulsión.

Replica Ictineo II
Réplica del Ictineo II antes de ser instalado en la plaza que lleva su nombre (Antoni Casinos Comas)

El nuevo submarino se lo bautizó a Ictineo II y fue botado en Barcelona el 2 de octubre de 1864. Desplazaba 46 toneladas, sus dimensiones de 14 metros de eslora, por 2 metros de manga y 3 metros de calado.

Disponía de una innovación tecnológica en materia de propulsión que no se utilizaría a pleno rendimiento hasta prácticamente 80 años más tarde.
El Ictineo II era propulsado por una maquina a vapor que no utilizaba los combustibles clásicos como petróleo o carbón, si no que el combustible empleado era una combinación de magnesio, peróxido, zinc y cloruro de potasio que combinados reaccionaban generando calor para la producción de vapor, de la combustión de estos químicos se obtenía otro elemento necesario para el submarino, el oxigeno, útil para la respiración de la tripulación y la iluminación. Por lo tanto, Monturiol y su equipo inventaron la propulsión anaeróbica, completamente independiente del aire del exterior. Esta máquina de vapor le daba al Ictineo II hasta 4,5 nudos de velocidad.

Ictineo_plan
Ictineo II

Este sistema de propulsión fue utilizado más adelante por los submarinos de la Kriegsmarine, primero por el prototipo V-80 en 1940 y en 1943 por los submarinos del tipo XVII. En la actualidad este sistema, con algunas variaciones, sigue plenamente operativo como alternativa a la propulsión nuclear.

 

subs_compo
Submarinos tipo V-80 (izquierda) y tipo XVII (derecha)

El interior tenía una capacidad de 29 m3 para acomodar hasta 20 personas. Su cota de inmersión no podía superar los 30 metros, aunque disponía al igual que el Ictineo I de dos cascos, externo y de presión, en pruebas se detectaron algunos problemas de estanqueidad.

Por tanto el Ictineo II se convirtió por derecho propio en el primer submarino de la historia en ser propulsado por un motor de combustión además de disponer de una atmosfera interior completamente independiente del exterior.

Las exhibiciones y pruebas del submarino fueron todo un éxito, mas no lo fue tanto la compañía de “La Navegación Submarina” que quebró en 1864. Ante la falta de dinero y de apoyos Monturiol abandonó el proyecto del Ictineo para siempre.

Monumento 1
Monumento a Monturiol en el centro de Barcelona (Antoni Casinos Va)

A partir de 1868 Narciso Monturiol volvió a la actividad política, y también a la de inventor. Sus dos submarinos no tuvieron mejor destino, el Ictineo I resultó destruido al ser arrollado por un barco mercante estando atracado en puerto mientras se encontraba en estado de abandono, al Ictineo II, Monturiol ordenó desguazarlo. Parecía que la mala suerte lo perseguía, murió arruinado en 1885.

Aunque es evidente que ninguno de los “peces-barco” sobrevivió, actualmente hay construidas dos réplicas de los Ictineo. El Ictineo I se halla en exposición permanente en la entrada del Museo Marítimo de Barcelona, en cuanto al Ictineo II se encontraba a la vista de la ciudadanía y de los actos vandálicos de otros, en la plaza del Ictineo, entre el Muelle de Bosch y Alsina y el Muelle de España. Hace unos años fue retirado de su sitio.

En el año 1993 se filmó una película llamada “Monturiol, el señor del mar”, dirigida por Francesc Bellmunt e interpretada por Abel Folk como Monturiol. En esta película se puede observar a las réplicas de los Ictineos navegando tal y como debió ser allá por 1859 y 1864.

Ictineo I_2
Fotograma de la película, recreación de la prueba de inmersión del Ictineo I en Barcelona

Coetáneos españoles de Monturiol se encontraban los inventores Cosme García Sáez (1818-1874) y Antonio Sanjurjo (1837-1919).
Cosme García diseño y construyó un submarino llamado el “Garcibuzo” en Barcelona por la “Maquinista Terrestre y Marítima”, siendo probado en Alicante el 4 de agosto de 1860. Como Monturiol, no obtuvo ningún apoyo del gobierno de España, su hijo Enrique García lo ofreció al  gobierno español durante la guerra hispano-estadounidense, sin éxito.

Garcibuzo_compo
Cosme García y su “Garcibuzo”

Antonio Sanjurjo construyó un submarino, o como lo llamaban entonces “boya-submarino”, en 1898 con objeto de defender el puerto de Vigo en caso de ataque estadounidense. Las pruebas del sumergible llamado Sanjurjo, se realizaron con éxito el 12 de agosto de 1898 en el mismo Vigo. Tenía un desplazamiento de 4,25 toneladas, y unas dimensiones de 5,20 metros de eslora y un puntal de 3,75 metros. Su propulsión era manual con una velocidad máxima de 2 nudos y una autonomía de 5 horas, su cota de inmersión era de 20 metros y su dotación de 3 tripulantes. Además disponía de armamento, 2 minas de contacto.

Sanjurjo_compo
Antonio Sanjurjo y su “boya-submarino” Sanjurjo.

Por último y aunque merece un artículo aparte mencionaré al científico y militar español Isaac Peral (1851-1895), considerado por muchos el inventor del submarino moderno.
A diferencia del Ictineo II, el submarino de Isaac Peral ya disponía de elementos modernos, construido en acero, con propulsión eléctrica, armado con tres torpedos, con una cota de inmersión de 80 metros y un tripulación de 12 personas, una autonomía aumentada de 396 millas náuticas a 3 nudos aunque su velocidad máxima era de 10 nudos.
Habiendo superado todas las pruebas, la Armada consideró que su autonomía no era la adecuada, y el programa quedó cerrado.

Peral_compo
Isaac Peral con su submarino

Paradójicamente los primeros submarinos de la Armada española llevaron los nombres de estos inventores españoles, aunque ninguno de estos submarinos era de construcción nacional.
El primero el Peral A-0 era de construcción norteamericana, el resto de construcción italiana del tipo F o Laurenti eran los A-1 Narciso Monturiol, A-2 Cosme García y A-3 sin nombre, todos ellos entraron en servicio en la Armada en 1917.

En el año 2007 la empresa Ictineu Submarins S.L. a través de un programa de Micromecenazgo construyeron el mini submarino Ictineo 3, destinado principalmente a la investigación científica y a tareas submarinas de diversa índole. Tiene un desplazamiento de 5 toneladas, y sus dimensiones son de 4,8 metros de eslora, 1,9 metros de manga y puntal de 2,8 metros. Su propulsión es eléctrica con una autonomía de 10 horas. El habitáculo hay espacio para acomodar a tres personas, 1 tripulante más dos pasajeros y su cota de inmersión máxima es de 1.200 metros.

Actualmente se encuentra en construcción una nueva serie de cuatro submarinos para la Armada española, la serie S-80, para substituir a los veteranos de la serie S-70. Con esta nueva serie de submarinos la Armada española les dará a cada uno de ellos los nombres de los precursores de la invención e incorporación del submarino en España tal y como hizo con los primeros, estos nombres son: Isaac Peral S-81, Narciso Monturiol S-82, Cosme García S-83 y Mateo García de los Reyes S-84.
La propulsión de estos cuatro submarinos constará de la AIP o Propulsión Independiente del Aire, basada, al menos sus principios, en la que inventó el equipo de Narciso Monturiol 153 años atrás.

Ictineo II Monturiol
Monturiol con el Ictineo II