Submarino G-7, el U-Boot español

En la mañana del día 16 de junio de 1962 llegaba a Barcelona en visita de cortesía una escuadrilla de submarinos de la Armada española en viaje de instrucción, esta escuadrilla proveniente de Cartagena la componían los submarinos Almirante García de los Reyes S-31, D-1 (S-11) y G-7 (S-01).

S-01_BCN_MDE
Submarino G-7 en el puerto de Barcelona (imagen Armada española)

En esta ocasión trataré la breve historia del submarino G-7, sin desmerecer la de sus acompañantes en ese viaje de instrucción, sus historias serán tratadas en futuros artículos.

El submarino G-7 pertenecía al tipo VIIC construido en los astilleros alemanes de Blohm & Voss de Hamburgo como U-573 para la Kriegsmarine, siendo botado el 17 de abril de 1941 y dado de alta el 5 de junio de 1941.

Bajo el mando del capitán Heinrich Heinsohn de la Kriegsmarine, estuvo asignado a la 3ª flotilla con base en Kiel y La Pallice y 29ª flotilla con base en La Spezia, participando en cuatro patrullas de guerra del 1 de septiembre de 1941 al 2 de mayo de 1942, hundiendo tan sólo un barco mercante de 5.289 toneladas.

Desplazaba 769 toneladas en superficie y 871 toneladas en inmersión, sus dimensiones eran de 67,2 metros de eslora por 6,20 metros de manga y 4,74 metros de calado.
Era propulsado por dos motores diesel MAN Germamania Weft de 1.400 cv. cada uno, y dos motores eléctricos AEG GU 343; su velocidad máxima en superficie era de 16,5 nudos y 7,5 en inmersión; autonomía máxima en superficie 9.000 millas náuticas a 10 nudos y 130 a 2 nudos en inmersión. Dotación, de 44 a 52 tripulantes.

G-7 perfil_ACC
Perfil Submarino G-7 (imagen Antonio Casinos Comas)

Su armamento constaba de 4 tubos lanzatorpedos a proa y uno a popa de 533 mm. para un máximo de 14 torpedos o 26 minas TMA, 1 cañón Rheinmetall Borsig 88/45 SK C/35 y 1 ametralladora antiaérea de 20 mm.

El 29 de abril de 1942 el U-573 fue atacado por un avión Lockheed Hudson de la escuadrilla 233 de la Royal Air Force (RAF) frente al Cabo de Palos y le causó graves daños, ante la imposibilidad de llegar a su base puso rumbo a Cartagena llegando el día 2 de mayo.

La Convención de la Haya de 1907 otorgaba un plazo limitado para que un buque beligerante permaneciera en un puerto neutral, se estimaba que el U-573 necesitaba unos tres meses para ser reparado, muy superior al estipulado en el tratado internacional.
Por lo tanto ante la imposibilidad de reparar el barco en tan poco tiempo se decidió transferir el submarino a España. La tripulación antes de ser repatriada, destruyó toda la documentación y equipos del submarino susceptibles de ser capturados por el bando aliado.
La Armada española adquirió el submarino por 1.500.000 reichsmarks, causando alta el 2 de agosto de 1942. Los trabajos de reparación del submarino empezaron en 1943 y no finalizaron hasta 1947. En sus 28 años de servicio en la Armada no recibió prácticamente ninguna modernización y sin pretenderlo el G-7 se convirtió en el mejor submarino de la Armada española.
La denominación de G-7 no fue casual, en 1941 la Armada encargó a los astilleros españoles de Bazán de una serie de submarinos del tipo VIIC, que deberían haber sido los G-1 a G-6, con una posible ampliación a 10 unidades. Al acabar la guerra con Alemania derrotada también terminó todo el apoyo técnico y logístico proveniente de esa nación dando por finalizado el proyecto.
Más adelante al participar la Armada española en ejercicios navales conjuntos con otros países fue necesario dotarlo de numeral, conservó el G-7 como nombre y el S-01 como identificador de casco.

S-01_MDE_Casau
Submarino G-7 con el nuevo numeral S-01 (imagen Armada española)

U47_MovieEn 1958 se convirtió en protagonista de una película, “U-47 liutenant commander Prien”.
Durante el rodaje volvió a enarbolar su antigua bandera interpretando al mítico submarino U-47 con un historial de record, 31 buques enemigos hundidos con un tonelaje total de 164.953 toneladas, protagonista además del ataque a la base naval inglesa de Scapa Flow.

Finalmente con la adquisición de nuevos submarinos, el último U-Boot de la Segunda Guerra Mundial que seguía en servicio activo, causó baja el 2 de mayo de 1970, pese a los intentos de ser conservado como museo no se pudo evitar que fuera vendido para desguace, tan solo se conserva su cañón de 88/45 mm. en el Museo Naval de Cartagena.

El tipo VIIC fue el modelo más exitoso de la Segunda Guerra Mundial con un total de 568 unidades construidas. Algunos de ellos, como el G-7, permanecieron en activo mucho después del final de la guerra como por ejemplo el inglés HMS Graph P-715 ex U-570, o los franceses FS Laubie S-610 ex U-766 y FS Millé Q-339 ex U-471.

HMS_Graph
HMS Graph ex U-570

En la actualidad sólo queda un U-Boot del tipo VIIC en el mundo, se trata del U-995, conservado como museo en el Memorial Naval de Laboe en Schleswig-Holstein, Alemania.

U995
U-995 en exposición

Un siglo de historia

El día 15 de septiembre de 1917 por Real Decreto del Rey Don Alfonso XIII se crea la Aviación Naval, este Real Decreto establecía además la creación de: una Escuela de Aviación Naval, el establecimiento de una factoría para la construcción de material aéreo y la construcción de tres estaciones aeronavales ubicadas en Cádiz, Ferrol y Cartagena. En abril de 1918 se asignó al encargado para esta empresa al capitán de corbeta Pedro María Cardona Prieto.

Aerodrom_Los_Marinos_GC
Aerodromo militar en los terrenos de “el Camp de la Volateria” (imagen “Institut Cartogràfic de Catalunya”)

Por problemas administrativos se retrasó la construcción de la Escuela de Aviación Naval en San Javier, por lo que se decidió construirla en Barcelona inaugurándose en 1920, situado en el “Camp de la Volateria” donde hoy se encuentra el aeropuerto de El Prat, a la vez que avanzaban la construcción de los aeródromos y aerostaciones en Mahón, Marín y en la Mar Chica o base de Atalayón, en Melilla.

Las escuadrillas quedaron configuradas de la siguiente manera:

Base aeronaval de Barcelona, una escuadrilla de instrucción.
Base aeronaval de San Javier, tres escuadrillas de torpederos, dos escuadrillas de reconocimiento, una de bombardero y una de combate y adiestramiento.
Base aeronaval del Atalayón, una escuadrilla de bombarderos.
Estaciones aeronavales de Mahón y Marín con una patrulla de reconocimiento cada una.
Jefatura de la aeronáutica naval en Getafe, una patrulla de enlace.

Instalaciones_AE_BCN
Antiguas instalaciones de la Aeronáutica Naval en el Muelle de Contradique del puerto de Barcelona

En 1921 después del Desastre de Annual aumentó la necesidad de apoyar al Ejército de Tierra con aeronaves lejos de sus bases, se aceleraron los planes de la Armada para proveerse de un buque portahidroaviones con capacidad de transportar, poner en el agua y recuperar mediante grúas a hidroaviones, así como dirigibles semirrígidos y globos de observación.

Acabada la Primera Guerra Mundial en 1918 se iniciaron conversaciones con el fin de que el gobierno de Alemania compensara a la marina mercante española por los buques hundidos por sus submarinos durante el conflicto, esta compensación se tradujo en seis barcos mercantes con un tonelaje equivalente al hundido.

Uno de estos buques fue el llamado Neunfels, fue construido en los astilleros ingleses de Swan Hunter & Wigham Richardson en Newcastle, y botado el 19 de abril de 1901, el 22 de mayo de 1901 lo compró la naviera alemana Deutsche Dampfs Ges o “Hansa”.

Durante la Primera Guerra Mundial estuvo internado en el puerto de Bilbao y fue entregado al gobierno español en octubre de 1918 que lo renombró a España Nº 6. Después de un breve periodo de actividad civil se cedió a través del Ministerio de Fomento a la Armada española en 1921 y renombrado a Dédalo.

España N6_JOP
Mercante España Nº6 en dique (imagen Memoria de la Junta de Obras del Puerto de Barcelona)

Se encargó a los astilleros barceloneses de Nuevo Vulcano la transformación del mercante a portahidroaviones.

Las modificaciones más destacables efectuadas en los astilleros barceloneses fueron: habilitar el castillo de proa para operaciones con dirigibles, incluyendo un mástil en el extremo de la proa para el atraque de los mismos, un hangar para poder transportar a un dirigible montado y a otro desmontado en la bodega y una planta para la generación de hidrógeno, a ambos lados del hangar se habilitó espacio para transportar a un globo cautivo y un camión para manejarlo desde tierra; en popa se habilitaron los espacios para operar con los hidroaviones, se construyó una cubierta de vuelo de 60 metros que estaba conectada con la cubierta inferior mediante un ascensor, esta cubierta inferior era utilizada como hangar, transporte de aeronaves a medio montar y talleres. Para el izado y arriado de hidroaviones se instalaron dos grúas a banda y banda a popa del puente.

Dedalo_dib
Dédalo

Podía embarcar hasta 20 aeronaves de los modelos Felixtowe F.3A, SIAI S.16 y S.16bis, Macchi M.18 y Supermarine Scarab.

Aviones_compo
Hidroaviones Felixtowe F.3A, Macchi M.18 y SIAI S.16 (de izquierda a derecha)

Sus características técnicas básicas eran: desplazamiento de 9.900 toneladas a plena carga, eslora de 127,4 metros por 16,76 metros de manga y 7,4 metros de calado; lo propulsaba una máquina alternativa con tres calderas a un eje, con una velocidad máxima de 10 nudos. Dotación, 398 tripulantes.

De esta manera la Marina de Guerra española entraba en el selecto grupo de países que disponían de este tipo de buques. Otros ejemplos coetáneos de similar diseño de esta época eran por ejemplo: el italiano Giuseppe Miraglia de 1927, el HMS Ark Royal de 1914, o el Foudre francés de 1912.

El día 3 de enero de 1922 se crea la División Naval de Aeronáutica, formada por el portahidroaviones Dédalo, el crucero Rio de la Plata y el torpedero Número 21, además de 10 aviones de los modelos: Avro 504K (4), Matinsyde F-4A (4) y Parnall Panther (2).

Hidroaviones_BCN
Hidroaviones en el puerto de Barcelona en 1922

La Estación Transportable de Aeronáutica Naval Dédalo se entregó oficialmente a la Armada el 25 de mayo de 1922, estableciendo su puerto base en Barcelona.

Dedalo_640
Estación Transportable de Aeronáutica Naval Dédalo

Su bautismo de fuego fue el 8 de septiembre de 1922 durante el desembarco de Alhucemas, proporcionando apoyo aéreo y cobertura con sus aviones.

El 7 de marzo de 1934 mientras el Dédalo se encontraba cerca del puerto de Valencia, el ingeniero Juan de la Cierva logró aterrizar en la cubierta de vuelo de popa con su autogiro Cierva C-30, para despegar en tan solo 24 metros de carrera.

Dédalo_autogiro_delacierva_1934
Despegue del autogiro C-30

En 1936 habiendo dejado atrás las misiones de portahidroaviones y completamente desfasado por su edad, en comparación con los auténticos portaaviones que alistaban otras Marinas, se decidió temporalmente transformarlo a buque taller, aunque el barco se hallaba ya muy deteriorado y el gobierno de la república decidió darlo de baja.

Ese mismo año mientras era remolcado al puerto de Sagunto para proceder a su desguace estalló la Guerra Civil, en donde quedó en estado de abandono siendo bombardeado en diversas ocasiones.

En 1943 fue oficialmente dado de baja, y se lo remolcó a Valencia en donde sería finalmente desguazado.

Sin la experiencia ni existencia de la Aviación Naval, nunca habría existido la Flotilla de Aeronaves (FLOAN) o Arma Aérea de la Armada, creada en 1954 con base en Rota (Cádiz).

En el mismo 1954 se constituyó la 1ª Escuadrilla de aeronaves con tres helicópteros Bell 47G, con base en la Escuela Naval Militar de Marín. En 1957 se traslada toda la actividad aeronáutica a la base aeronaval de Rota, compartida con los Estados Unidos.

Los primeros buques en poder operar con aeronaves fueron dos de los tres destructores de construcción nacional de la clase Oquendo, en concreto el Roger de Lauria D-42 y Marques de la Ensenada D-43, con hangar y cubierta de vuelo para operar con un helicóptero ligero.

Así mismo de la experiencia adquirida con el primer Dédalo, en 1967 la Armada alquiló un viejo portaaviones ligero de la US Navy, el USS Cabot CVL-28, y lo renombró a Dédalo PH-01 utilizándolo como porta helicópteros.

Dedalo_2
Portaaeronaves Dédalo R-01

En 1972 aterrizaba por primera vez en un barco de estas características un avión Harrier, convirtiéndose este mismo modelo de avión en la punta de lanza de la Flotilla de Aeronaves desde entonces formando la ya desaparecida 8ª Escuadrilla, cambiando el cometido del Dédalo de portahelicópteros a portaaeronaves con numeral R-01.

Dedalo_Harrier
Primer aterrizaje de un avión Harrier en el portahelicópteros Dédalo

El Dédalo R-01 fue dado de baja al poco de entregarse a la Armada el siguiente portaaviones, el Príncipe de Asturias R-11 en 1989.

Principe de Asturias_BCN_640
Portaaeronaves Príncipe de Asturias R-11 en Barcelona

El portaaeronaves príncipe de Asturias R-11 originalmente de diseño norteamericano del programa SCS (Sea Control Ship o Buque de Control Marítimo), adaptado a las necesidades de la Armada española. Este portaaviones venía con una mejora de serie, un “Sky Jump” o rampa para el lanzamiento de los aviones Harrier con su máxima carga de guerra. Causó baja en el 2013, pero ahí no terminó la tradición.

En 2010 se entregaba a la armada el BPE (Buque de Proyección Estratégica) Juan Carlos I L-61, medio portaaviones medio transporte anfibio, de diseño enteramente nacional sigue operando a día de hoy los aviones Harrier además del resto de flota de helicópteros tanto de la Armada como del Ejercito de Tierra o FAMET (Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra).

Manoeuvring exercise_11
Buque de Proyección Estratégica Juan Carlos I L-61

En la actualidad casi la totalidad de buques de la Armada pueden operar con aeronaves, sobre todo con helicópteros dejando sólo al BPE Juan Carlos I L-61 la exclusiva operativa con los Harrier.

Esta Flotilla está compuesta en la actualidad con las siguientes escuadrillas y aeronaves:

  • 3ª Escuadrilla, helicópteros Augusta-Bell AB-204 y AB-212
  • 4ª Escuadrilla, aviones Piper Comanche, Twin Comanche, Cessna Citation II y Citation VII
  • 5ª Escuadrilla, helicópteros Sikorsky S-61 Sea King
  • 6ª Escuadrilla, helicópteros McDonell Douglas MD-500
  • 9ª Escuadrilla, aviones McDonell Douglas AV-8B II Plus y TAV-8B Harrier
  • 10ª Escuadrilla, helicópteros Sikorsky SH-60B Sea Hawk
  • 11ª Escuadrilla, drones Scan Eagle

Los buques con capacidades “similares” al primer Dédalo, con cubierta de vuelo, hangar y talleres para el mantenimiento de las aeronaves a fecha de hoy serían los siguientes:

  • Buque de Proyección Estratégica Juan Carlos I L-61 (1 buque)
  • Fragatas clase Álvaro de Bazán (5 buques)
  • Fragatas clase Santa María (6 buques)
  • Buques de desembarco anfibio clase Galicia (2 buques)
  • Buques de aprovisionamiento de combate Patiño A-14 (1 buque) y Cantabria A-15 (1 buque)
  • Buques de Acción Marítima clase Meteoro (4 buques + 2 en construcción)
  • Buque de investigación oceanográfica Hespérides A-33 (1 buque)

La Armada española se encuentra en espera de la sustitución de los helicópteros Sikorsky S-61 Sea King por los nuevos NHI NH-90, y del necesario reemplazo de los aviones Harrier por el único avión de estas características actualmente en servicio, el cazabombardero furtivo Lockheed Martin F-35 Lightning II.

Todo parece indicar que tenemos Flotilla de Aeronaves por muchos años más.

Logo_Flotilla_Aeronaves

El traspaso de un destructor

El día 29 de noviembre de 1960 hacía por última vez entrada en visita de cortesía a un puerto extranjero con bandera norteamericana el destructor USS McGowan DD-678 al mando del comandante Harvey O’Neil Webster.

Este buque pertenecía a la clase Fletcher uno de los tipos de destructor más exitosos de la historia de los que se encargaron y construyeron 175 unidades entre 1941 y 1944. La gran mayoría de ellos participaron en la Segunda Guerra Mundial en el escenario del Pacífico y los supervivientes también estuvieron presentes en la guerra de Corea.

USS_McGowan_DD-678_1945_640
USS McGowan DD-678

El USS McGowan DD-678 fue construido en los astilleros norteamericanos de Federal Shipbuilding & Dry Dock Co., Kearny en New Jersey, siendo botado el 14 de noviembre de 1943 y dado de alta el 20 de diciembre del mismo año. Lleva el nombre en memoria al realmirante Samuel McGowan (1870-1934).

Desplazaba 2.050 toneladas estándar y sus dimensiones eran de 114,7 metros de eslora por 12,9 metros de manga y 5,41 metros de calado; su planta propulsora estaba compuesta por 4 calderas B&W, 2 turbinas General Electric de 60.000 hp. de potencia a 2 ejes, su autonomía máxima era de 6.500 millas náuticas a 15 nudos; dotación, 273 hombres.

Iba armado con 4 cañones sencillos de 127/38 mm. Mk. 30 más 3 cañones dobles de 76,2/50 mm. Mk. 33, 1 lanzador quíntuple de 533 mm. para torpedos antibuque Mk. 15, 2 lanzatorpedos Mk. 4 para torpedos Mk. 32 de 325 mm. antisubmarinos, 2 erizos Mk. 11 antisubmarinos y 1 varadero Mk. 9 para cargas de profundidad.

Sus sistemas electrónicos eran: radar de descubierta aérea AN/SPS-6C y de superficie AN/SPS-10; sonar AN/SQS-4 de casco; direcciones de tiro para la artillería Mk. 37, Mk. 56 y Mk. 63 con radares Mk. 25, Mk. 35 y AN/SPG-34 respectivamente; dirección de tiro para los torpedos Mk. 27.

0567833_USN
USS McGowan DD-678 con el camuflaje “Dazzle Painting” (foto USN)

El buque participó en la Segunda Guerra Mundial en las campañas de las Marianas e Iwo Jima y en las batallas de Peleliu, Leyte, Luzon además del primer bombardeo con artillería naval a Japón junto a los acorazados USS Iowa BB-61, USS Missouri BB-63, USS Wisconsin BB-64 y los destructores USS Remey DD-688 y USS Norman Scott DD-690 entre otras acciones. Durante la guerra de Corea fue destinado a la base de Yokosuka en Japón proporcionando cobertura de artillería a las fuerzas de la ONU. En sus últimos años fue desplegado a la Sexta Flota en el Mar Mediterráneo.

El 23 de septiembre de 1953 el ejecutivo del gobierno del General Franco firmaba los llamados Pactos de Madrid, en los que se comprometía juntamente con el gobierno de los Estados Unidos del presidente Eisenhower a:

1º suministrar material de guerra a las Fuerzas Armadas de España,
2º ayuda económica y a la concesión de créditos,
3º a la ayuda para la defensa mutua permitiendo el establecimiento de bases militares en territorio español.

La ayuda militar se tradujo evidentemente en el alquiler y/o cesión de todo tipo de material militar incluyendo buques de guerra.
La Armada española disponía de muchos buques pero la mayoría anticuados de antes de la Guerra Civil y necesitaban una renovación urgente, parte de esta renovación fue con la transferencia desde el año 1957 de cinco destructores de la clase Fletcher ya usados pero en buenas condiciones.
Así pues estos cinco buques transferidos fueron los: USS Caps DD-550, USS David W. Taylor DD-551, USS Converse DD-509, USS Jarvis DD-799 y USS McGowan DD-678.

El 1 de diciembre de 1960 en el muelle de la Paz junto al monumento de Colón el USS McGowan DD-678 se transfirió por cinco años renovables a la Armada española, el buque fue renombrado a Jorge Juan con numeral D-45 (se le cambiaría posteriormente a D-25) al mando del capitán de fragata Fernando de Alborán Moreno.

USS_McGowan_BCN
Detalle del USS McGowan DD-678 con la bandera española al uso en 1960 (foto Camil Busquets)

En la ceremonia estuvieron presentes las autoridades civiles y militares españolas destacando entre ellas el Ministro de Marina Felipe de Abarzuza, el capitán general del sector marítimo de Cartagena el vicealmirante Javier de Medizabal y el Conde de Peñaflorida; por el otro lado las autoridades de los Estados Unidos presentes fueron el embajador John Davis Lodge y el agregado naval el capitán de navío William Holman. Para la ceremonia de entrega recalaron en Barcelona otras unidades de la Armada como el minador Júpiter, la fragata Sarmiento de Gamboa F-36 y el destructor Almirante Valdés D-23 además de algunas unidades de la Sexta Flota.

Jorge_Juan_D-25_640
Destructor Jorge Juan D-25 (foto Armada española)

El destructor Jorge Juan D-25, cuarto buque de la Armada en llevar este nombre, fue bautizado en honor al marino de la Real Armada Jorge Juan y Santacilia (1713-1773) e integrado a la 21ª Escuadrilla de Escoltas basada en Cartagena junto a sus hermanos también de la clase Fletcher los destructores Lepanto D-21 ex USS Caps, Almirante Ferrándiz D-22 ex USS David W. Taylor, Almirante Valdés D-23 ex USS Converse y Alcalá Galiano D-24 ex USS Jarvis, apodados cariñosamente en la Armada como “los cinco latinos”.
En diciembre de 1975 fue desplegado a Las Palmas de Gran Canaria junto a otras 13 unidades de la Armada debido a las tensiones producidas por la invasión de Sahara occidental por parte del Reino de Marruecos.

5 latinos
Los cinco latinos (foto J. J. Gomila vía Revista General de Marina)

En sus últimos años operativos desarrolló las funciones de guarda pescas en la zona marítima del Cantábrico causando baja en la Armada el 15 de noviembre de 1988.

El correo submarino español

El día 6 de febrero de 1988 llegaba a Barcelona el submarino de la armada española Tramontana S-74 su misión, conmemorar el 50º aniversario del correo submarino español, servicio que realizó en 1938 el submarino C-4 entre Barcelona y Mahón durante la Guerra Civil.

Submarino Tramontana S-74
Submarino Tramontana S-74 (imagen Armada española)

En esas fechas de agosto de 1938, el Gobierno de Madrid fiel a la República para intentar levantar la moral de la población sitiada y conseguir un impacto favorable de la opinión pública internacional, ordenó organizar una línea de correo submarina entre Barcelona y Mahón con sacas de correspondencia oficial y particular, para este fin se embarcó en el submarino C-4 a un periodista extranjero para dar fe del evento, se trataba del norteamericano Werner Kell corresponsal de guerra del diario “The Saturday Evening Post”.

Sellos conmemoracion

Se dispuso la emisión de una serie de sellos con los valores de 1, 2, 4, 6, 10 y 15 pesetas junto a una hoja conmemorativa a dos colores de los sellos de 4, 6, y 15 pesetas. Los dibujos de estos sellos fueron impresos por los talleres barceloneses Oliva de Vilanova.
Aunque el valor facial de estos sellos era de unas 750.000 pesetas, la especulación se encargó de aumentar el valor de estos sellos hasta 20 millones de pesetas. En la actualidad el valor de cada serie de seis sellos está establecido por encima de los 800 euros.

Submarino C-4
Submarino C-4

El submarino C-4 iniciaba su viaje partiendo de Barcelona al anochecer del 12 de agosto de 1938 al mando del oficial soviético German Yulevich Kuzmin con un nombre español falso (Victor Nicolás, varía según la fuente), llegando a Mahón al amanecer del 13 de agosto, al realizar el viaje por la noche evitó en superficie que fuera detectado por las patrullas contrarias siendo innecesaria la navegación en inmersión. El viaje de vuelta se inició el 18 de agosto invirtiendo en él 22 horas la mayoría de ellas en inmersión.

50 años después gracias a el Gremio de Filatelia y Numismática de Barcelona y de la Asociación Nacional de Empresas de Filatelia en cooperación con la Armada española y la administración de Correos, el submarino Tramontana S-74 al mando del capitán de corbeta Domingo Oliva realizó de manera simbólica, y en homenaje al submarino C-4, el mismo servicio de correos.

El submarino C-4 de la serie C fue construido por la Sociedad Española de Construcción Naval en Cartagena (SECN) entrando en servicio el 21 de septiembre de 1929.
Su desplazamiento era de 925 toneladas en superficie y 1.144 en inmersión, sus dimensiones eran de 73,3 metros de eslora por 6,3 metros de manga y 5,7 metros de calado. Iba armado con 4 tubos lanzatorpedos a proa de 533 mm. y 2 tubos de 533 mm. a popa más un cañón de 75 mm. Lo propulsaba dos motores diesel Vickers y 2 motores eléctricos a dos ejes, con una velocidad máxima de 16,5 nudos en superficie y 8,5 en inmersión. Su dotación era de 40 tripulantes.
En  1946 una colisión con el destructor Lepanto durante unos ejercicios provocó su hundimiento a 13 millas del Morro de Sa Vaca en la isla de Palma de Mallorca muriendo 44 tripulantes.

El submarino Tramontana S-74 pertenece a la clase Agosta de origen francés o clase Galerna en la Armada española, fue construido en los astilleros de la Empresa Nacional Bazán en Cartagena siendo dado de alta el 30 de diciembre de 1985.
Su desplazamiento es de 1.490 toneladas en superficie y de 1.740 toneladas en inmersión, sus dimensiones son de 67,57 metros de eslora por 6,8 metros de manga y 5,4 metros de calado. Su armamento lo componen 4 tubos lanzatorpedos a proa con reserva de 20 torpedos de distintos tipos más la capacidad de lanzar minas desde ellos. Lo propulsa un motor diesel SEMT Pielstick 16PA4V185 y un motor eléctrico a una eje, su velocidad en superficie es de 12 nudos y de 20,5 en inmersión.

Submarino Tramontana
Submarino Tramontana S-74 (imagen Armada española)

El submarino Tramontana S-74 aun sigue en servicio activo en la Armada española.