De la Tierra a la Luna

El día 23 de diciembre de 1978 llegaba en visita de cortesía al puerto de Barcelona una agrupación naval norteamericana (US Navy) encabezada por el portahelicópteros de asalto anfibio USS Iwo Jima LPH-2,el buque de desembarco USS Plymouth Rock LSD-29 y el buque de desembarco de carros USS Fairfax County LST-1193.

iwo jima_2
USS Iwo Jima LPH-2 (vía Sergi Olivares)

El protagonista de esta historia es el portahelicópteros USS Iwo Jima, actor final que rescató del mar a los astronautas y a la cápsula de la misión Apollo 13 en 1970.

El portahelicópteros de asalto  USS Iiwo Jima LPH-2, nombrado en recuerdo de la Batalla de Iwo Jima de 1945, fue el primer buque de la marina de los Estados Unidos en ser diseñado específicamente para embarcar y operar con helicópteros para sus operaciones de asalto a tierra.

Tenía un desplazamiento de 18.474 toneladas a plena carga, sus dimensiones eran de 180 metros de eslora, 26 metros de manga y 8,2 metros de calado.
Era propulsado por 2 calderas de 600 psi. que alimentaban a una turbina de vapor con una potencia de 20.000 shp. a un eje, su velocidad era de 22 nudos y su autonomía de 6.000 millas náuticas a 18 nudos. Dotación, 667 tripulantes.
Su armamento de carácter defensivo constaba de 2 cañones de 76 mm. /50, posteriormente serían reemplazados por lanzadores óctuples Sea Sparrow BPDMS y dos sistemas CIWS Phalanx.
Podía embarcar hasta 25 helicópteros de distintos tipos y disponía espacio para acomodar hasta 2.157 soldados.

DESERT SHIELD

El nuevo portahelicópteros al poco de entrar en servicio paso un periodo de entrenamiento y aclimatación de la dotación a las nuevas técnicas y estrategias de combate con este nuevo tipo de buque. Terminado este periodo de entrenamiento y preparación, rápidamente fue desplegado a la zona de combate de Vietnam. Recibiendo por su actuación la Medalla de las Fuerzas Armadas Expedicionarias y la Medalla del Servicio en Vietnam, además de ocho estrellas de combate.

El 17 de abril de 1970 el USS Iwo Jima tomaría parte en la misión mas “desastrosa terminada con éxito” de la historia de la NASA hasta ese momento, la recuperación de la cápsula y tripulación de la misión lunar Apollo 13.

sputnik
Lanzamiento del Sputnik 1

La carrera espacial comenzó oficialmente el 4 de octubre de 1957 cuando la Unión Soviética puso en órbita baja el primer satélite espacial de la historia, el Sputnik 1. La Unión Soviética que hasta entonces había parecido tecnológicamente inferior a occidente fue capaz mediante un cohete R-7, que básicamente era un ICMB SS-6 modificado, lograr situar un ingenio humano en el espacio.

 

La NASA (National Aeronatutics and Space Administration) fue creada poco después de este acontecimiento, un 29 de julio de 1958, con el mismo propósito que su contrapartida soviética, conquistar el espacio.

La agencia espacial norteamericana puso en marcha distintos programas tripulados, los Mercury en 1958, Gemini en 1961 y Apollo en 1961. Todas y cada una de estas naves espaciales serían recuperadas en el mar, en contrapartida de los programas soviéticos como los Vostok, Voskhod y Soyuz, que lo hacían en tierra.

Por este motivo la NASA necesitaba de un amplio dispositivo de recuperación naval, y de una gran flota para el rescate de los astronautas y la recuperación de las naves.
Para ello utilizó los buques ya desplegados por todo el globo de la marina de guerra de los Estados Unidos.

La marina de guerra norteamericana aun disponiendo de una gran flota para la localización y recuperación de las capsulas espaciales, no disponía de buques específicamente diseñados para ello. En las primeras misiones de las capsulas Mercury y Gemini, en muchas ocasiones la recuperación la efectuaban buques en absoluto preparados para ejercer esta misión, como por ejemplo destructores. La primera misión tripulada norteamericana, la capsula Friendship 7 con el astronauta John Glenn, fue recuperada por el destructor USS Noa DD-841, años más tarde este destructor se convertiría en el Blas de Lezo D-65 de la Armada española.

USS_Noa_(DD-841)_Friendship_7
Recuperación de la cápsula Friendship 7 por parte del destructor USS Noa DD-841 (vía Navsource.org)

Por ello la NASA en el programa Apollo, con naves y perfiles de misión mucho más complejos que los anteriores, puso una serie de condiciones en el despliegue de las flotas para la recuperación de las naves:

Primero: los buques denominados Primary Recovery Ships (barcos principales de recuperación) y Secondary Recovery Ships (barcos secundarios de recuperación), deberían ser portaaviones o en su defecto portahelicópteros.

Segundo: se deberían de desplegar dos flotas que la US Navy estableció en Task Forces (Grupos de Tareas) o según denominación de la NASA Primary Recovery Ships para el Océano Pacifico y Secondary Recovery Ships para el Océano Atlántico, esta flota redundante tenía su razón de ser por un motivo muy sencillo, si la nave sufría cualquier dificultad en la reentrada del primer punto previsto en el Pacífico siempre se dispusiera de una segunda flota de recuperación de emergencia.

Amerizaje_2
Disposición de las Fuerzas de Recuperación (NASA)

El 11 de abril de 1970 se lanzaba la misión lunar Apollo 13 mediante un cohete Saturno 5 SA-508 desde la rampa de lanzamiento LC-39A del Kennedy Space Center.
La nave estaba compuesta por dos módulos: el modulo de mando llamado Odyssey y el modulo lunar bautizado con el nombre de Aquarius.
La misión iba comandada por Jim Lovell con Jack Swigert como piloto del módulo de mando y Fred Haise como el piloto del módulo lunar.

La misión se vio comprometida el 14 de abril de 1970 tras la explosión de un tanque de oxigeno del módulo de servicio de camino a la luna a unos 321.860 kilómetros de la tierra, poniendo en riesgo la vida de los tres tripulantes. El módulo de servicio que proveía de propulsión, energía y oxigeno para el viaje de ida y vuelta a la luna quedó prácticamente inutilizado y se debió de utilizar el modulo lunar Aquarius para la supervivencia, así como unidad de propulsión. El módulo lunar no estaba preparado para un viaje tan largo ni para sustentar la vida de tres personas y ni mucho menos para las maniobras en ruta hacia la tierra. Así que los ingenieros de la NASA más los propios astronautas debieron de improvisar a fin de lograr primero la supervivencia y más tarde el regreso a la tierra.

Para lograr que la nave regresara a la Tierra se utilizó una trayectoria llamada “de regreso libre” utilizando en parte la fuerza de la gravedad lunar y en parte correcciones con el motor del módulo Aquarius. Estos cambios de trayectoria desplazaron el punto original previsto de amerizaje del Océano Índico al Océano Pacifico y se pudo predecir con extrema exactitud el lugar de recuperación, convirtiéndose este amerizaje en el más preciso de la historia de la NASA hasta ese momento.
Con el punto exacto de amerizaje calculado se dirigió a toda máquina la Task Force 130 con el portahelicópteros USS Iwo Jima como buque principal de recuperación (Primary Recovery Ship) al mando del capitán Wycliffe David Toole Jr., los barcos de esta flota eran las siguientes unidades:

– USS Iwo Jima LPH-2, buque principal de recuperación (PRS)
– USS Benjamin Stoddert DDG-22
– USS William C. Lawe DD-763
– USS New DD-818
– USS Forest Royal DD-872
– USS Bordelon DD-881
– USS Escape ARS-6
– USS Granville S. Hall YAG-40
– USS Kawishiwi AO-146

El módulo de mando llamado Odyssey amerizó el día 17 de abril de 1970 a 6,5 kilómetros de las islas de la Samoa americana, los maltrechos astronautas fueron rescatados de la cápsula por helicópteros Sikorsky SH-3 Sea King del portahelicópteros USS Iwo Jima y más tarde la misma cápsula fue también trasladada al barco.

 

Apollo_13_compo
Tripulación del Apollo 13 y módulo de mando Odyssey a bordo del USS Iwo Jima LPH-2

Más allá de la última misión de la NASA Apollo-Soyuz en la que tan solo se utilizo un buque de recuperación, el USS New Orleans LPH-11, más la entrada en servicio de los nuevos transbordadores espaciales (Space Shuttle) que aterrizaban directamente en tierra, en prácticamente 40 años la NASA no ha vuelto a necesitar más buques de recuperación, a excepción de los MV Liberty Star y MV Freedom Star que eran operados por la compañía United Space Alliance para recuperar los cohetes auxiliares del transbordador (Secondary Boosters o SRB).

Aun así en la cercana fecha de 5 de diciembre de 2014 la NASA lanzó el prototipo de una capsula que en el futuro deberá volver a llevar a astronautas a la Luna, esta cápsula es la llamada Orión y la misión se denominó EFT-1 (Exploration Flight Test 1). Lanzada mediante un cohete Delta IV Heavy sin tripulación realizó un vuelo de 4 horas y 24 minutos hacia el cinturón de Van Allen a una distancia máxima de 5.800 kilómetros, amerizó en el Océano Pacífico siendo recuperada por el buque de asalto anfibio USS Anchorage LPD-23.

USS_Anchorage_Orion
USS Anchorage LPD-23 con la cápsula Orion EFT-1 (US Navy)

Pasada la histórica misión del Apollo 13, el USS Iwo Jima volvió a su trabajo habitual. En 1983 fue destacado al Líbano, liderando la Misión Multinacional desplegada en la zona.

El 11 de octubre de 1989 se vio envuelto en un desagradable incidente en unas prácticas de tiro, cuando el buque USS El Paso LKA-117 fue alcanzado por disparos de los sistemas CIWS del USS Iwo Jima muriendo un oficial e hiriendo a un suboficial del buque auxiliar.
En otra ocasión el 30 de octubre de 1990 estalló una válvula de vapor mal reparada matando a 11 tripulantes.

El portahelicópteros USS Iwo Jima fue dado de baja el 14 de julio de 1993 y fue vendido para desguace. Durante un tiempo la isla del barco fue conservada y expuesta en el museo “Museum Of The American” en College Station (Texas), aunque por falta de fondos tuvo que ser desmantelada.

Por otro lado, el módulo de mando Aquarius de la misión Apollo 13, está expuesto en el museo del espacio Cosmosphere de Hutchinson en Kansas.

En 1995 el director Ron Howard llevó al cine la película con el nombre “Apolo 13” interpretada por Tom Hanks (Jim Lovell), Bill Paxton (Fred Haise) y Kevin Bacon (Jack Swigert). En ella se relata la experiencia de estos tres astronautas y la de los controladores de tierra en su intento de “salvar la misión”.

Al final de la película se escenifica la recuperación de la tripulación a bordo del USS Iwo Jima que en esta ocasión, al estar ya retirado del servicio se utilizó el portahelicópteros USS New Orleans LPH-11, el mismo Jim Lovell a modo de homenaje interpretó al capitán Wycliffe David Toole Jr., antiguo comandante del USS Iwo Jima mientras se “saluda a si mismo”, en este caso al actor Tom Hanks que interpreta el papel de Jim Lovell.

Jim_Lovell_x2
Jim Lovell (izquierda) saludando a Tom Hanks (Jim Lovell)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s