Patrulleros Lazaga, los más veloces de la Armada

La mañana del día 26 de mayo de 1989 con motivo de la celebración de la ceremonia de la entrega de la Bandera de Combate del portaaviones Príncipe de Asturias, llegó el grueso de la flota de la Armada española compuesta por las fragatas Andalucía y Extremadura, las corbetas Descubierta, Diana, Infanta Cristina, Infanta Elena y Vencedora, el submarino Marsopa, los patrulleros Recalde, Villaamil y Ordóñez y el calarredes Cíclope.

Durante la Revista Naval que tuvo lugar el 27 de mayo no sólo participaron los buques ya mencionados en una entrada anterior de este blog, hubo otros a los que se les asignaron distintas tareas. Por ejemplo en el transporte de ataque Aragón se instaló el mando de la flota, en la fragata Victoria se enarboló el estandarte real y a bordo transportó a los monarcas durante la Revista, el buque de salvamento Poseidón y el calarredes Cíclope asumieron tareas de vigilancia y en los patrulleros Recalde y Villaamil embarcaron los medios de comunicación que siguieron el evento de cerca.

Villaamil 01
Patrullero Villaamil PC-04 (Jordi Montoro)
Recalde 01
Patrullero Recalde PC-06 en Barcelona (Jordi Montoro)

Estos dos patrulleros pertenecían a la efímera clase Lazaga, esta fue una nueva serie de patrulleros a los que se les exigió unas misiones para las que no estaban diseñados y tan rápida fue su carrera en la Armada como lo era su velocidad en la mar.

La clase Lazaga

La clase Lazaga nació dentro del Programa Naval de 1972-1979 y de la necesidad de proveer de buques especializados para controlar / patrullar la Zona Exclusiva Económica y realizar tareas de vigilancia pesquera. Se previó la construcción de 12 patrulleros, 6 pesados y 6 ligeros, de los que 3 patrulleros pesados más 6 ligeros serían financiados por el Ministerio de Comercio y 3 patrulleros pesados los financiaría la Armada, quienes también armarían y equiparían a todos los buques. Estos patrulleros estarían formados por las clases Lazaga de unas 400 toneladas y la clase Barceló de 134 toneladas e integrados en la FUVIMAR (Fuerza de Vigilancia Marítima).

Laya 01
Patrullero Laya P-12 de la clase Barceló (Casaú)

El diseño de la clase Lazaga está basado en las lanchas de ataque rápido del Tipo 143 o clase Albatros en servicio en la marina de guerra alemana (Deutsche Marine) desde 1972. Estas lanchas fueron diseñadas y construidas por los astilleros alemanes Lürssen-Werft (Bremen Vegesack) en cooperación con MTG Hamburg. Su cometido principal debía ser la defensa costera además de poder ser utilizadas para bloquear el acceso y salida del Mar Báltico.

Geier S63
Patrullera lanzamisiles alemana Geier S-63 del Tipo 143

Para realizar su misión la Deutsche Marine les proporcionó un potente armamento que constaba de dos cañones de 76 mm., 4 lanzadores para misiles antibuque Exocet y dos lanzadores de torpedos de 533 mm. Otro punto fuerte eran su planta motriz, con cuatro motores diésel MTU de 17.700 caballos de potencia combinada y podían impulsar a las lanchas hasta 40 nudos de velocidad, unos 74 km/h.

Con estas espectaculares características el Ministerio de Comercio y la Armada contrataron una variante que se denominaría clase Lazaga con un total de 6 buques. El primero de ellos sería el único que se construiría en Alemania siendo los encargados de ello los astilleros de Lürssen-Werft en Bremen Vegesack, del resto se ocuparían los astilleros de la Empresa Nacional Bazán en sus instalaciones del Arsenal de La Carraca en San Fernando.

Tabla Lazaga

Otras cuatro unidades serían construidas entre 1981 a 1982 para la Real Armada de Marruecos, recibiendo los nombres de Commandant Al Khattabi (304), Commandant Boutouba (305), Commandant El Harti (306) y Commandant Azouggarh (307).

Commandant Azouggarh
Patrullero Commandant Azouggarh de la Real Armada de Marruecos (vía Wikipedia)

La clase Lazaga recibiría nombres de ilustres marinos militares españoles, tres de ellos fallecieron durante la Guerra Hispano-Norteamericana: Juan Bautista Lazaga Garay, Luis Cadarso y Rey y Fernando Villaamil; Francisco Alsedo y Bustamante caería en la Batalla de Trafalgar; Ramón de Bonifaz sería el primer almirante de Castilla; y Juan Martínez de Recalde Larrinaga fue un almirante del siglo XVI.

Perfil Lazaga

Desplazaban 402,65 toneladas a plena carga con una eslora de 54,40 metros por 7,62 metros de manga y 4,95 metros de calado.
Eran propulsados por dos motores diesel BAZAN-MTU MA-16V 959TB91 de 8.760 cv. de potencia a dos ejes, que les daban una velocidad máxima de 28 nudos y una autonomía de 2.260 millas náuticas a 28 nudos (51 km/h). Dotación, 39 tripulantes.

Su armamento lo componían 1 cañón OTO Melara Compatto de 76/62 mm., 1 cañón Bofors Breda de 40/70 mm. SAK y 2 cañones Oerlikon GAM-B01 de 20/85 mm. Tenían reserva de espacio para poder montar lanzadores de misiles Exocet o Harpoon e incluso lanzadores de torpedos que jamás fueron montados.

Embarcaban la siguiente electrónica: radar de descubierta de superficie y radar de dirección de tiro Signaal WM-22, radar de navegación Raytheon 1620, 1 director de tiro optrónico CSEE NAJA y IFF. Sistemas de contramedidas electrónicas NEWTON.

CAS

En el interior de la “bola” del WM-22 iba alojado un radar de dirección de tiro y otro de exploración.

A su entrada al servicio activo fueron clasificados como patrulleros con el prefijo P en su numeral, en 1981 serian reclasificados como patrulleros-cañoneros con prefijo PC y en 1986 volverían a ser patrulleros con la P original. En más de una ocasión realizaron misiones para los que no habían sido diseñados y sus vidas fueron tan dispares como sus destinos.

Villaamil 04
Patrullero Villaamil P-04 (postal Escudo de Oro)

Participaron en multitud de ejercicios nacionales y extranjeros, destacando los ARMADA-81, FINISTERRE-82, FLOTA-85, TRABUCO 88 y 89, NAVOCFORMED, DRAGONHAMMER-89, POOP DECK 90 y MEDA TEX-92.

También realizaron tareas de apoyo a la flota pesquera española, en 1980 el Cadarso ayudó a evitar el apresamiento de pesqueros con base en Fuenterrabia que según las autoridades francesas realizaban sus tareas de manera ilegal; en 1984 el Lazaga y el Villaamil colaboraron en la búsqueda de los náufragos del pesquero Villalobos hundido a 10 millas de cabo Palos; y el Recalde rescató a 13 tripulantes del pesquero Mar de Escocia que embarrancó al sudoeste de cabo Bojador, por citar algunos.

En noviembre de 1980 los patrulleros Bonifaz y Cadarso debieron salir en persecución del buque ecologista Rainbow Warrior perteneciente a Greenpeace, días antes había sido apresado y conducido al Arsenal del Ferrol por interferir en las tareas de los balleneros españoles.

Bonifaz 01
El Bonifaz PC-05 (imagen oficial Bazán)

Algunos de ellos variaron su perfil de misión, como el Alsedo que fue modificado y equipado para realizar misiones de inteligencia electrónica ELINT (ELectronic INTelligence) en la costa sahariana.

Alsedo 01
Mástil del Alsedo con distintos tipos de sensores (Jordi Montoro)
Villaamil 02
Con el tiempo dos de los seis patrulleros se les instaló un mástil, hecho que se aprovechó para probar distintos sistemas electrónicos (Jordi Montoro)

Uno de ellos, el Cadarso, tuvo una misión especial como banco de pruebas del nuevo sistema CIWS antimisil que se estaba desarrollando, el Meroka, sistema que equiparía al entonces portaaviones Príncipe de Asturias, a las fragatas de la clase Santa María y a las Baleares.

Cadarso 01
Imagen aérea del Cadarso con un montaje Meroka en proa (Revista General de Marina)

Un final anticipado

Su baja anticipada fue motivada por distintas causas, por un lado no estaban diseñados para realizar navegaciones en alta mar, no tenían capacidad para operar con helicópteros, su habitabilidad interior no era la adecuada y puso a prueba en más de una ocasión a sus dotaciones. No obstante dentro de sus posibilidades, realizaron lo mejor que pudieron las misiones que les encomendó el mando de la Armada, guardapescas, transporte de personal, infiltraciones de comandos de operaciones especiales, remolque de blancos, búsqueda y salvamento, guerra electrónica y banco de pruebas para los nuevos sistemas con los que la Armada equiparía a sus próximos buques.

Lazaga Cartagena
Tres patrulleros Lazaga sin identificar en Cartagena esperando su destino en 1994 (Jordi Montoro)

Los patrulleros Alsedo, Bonifaz, Lazaga, Villaamil fueron inmovilizados en enero de 1993 para ser utilizados como fuente de repuestos para la Armada. Con apenas 15 a 17 años de servicio los seis patrulleros causaron baja de las listas de la Armada el mismo día, el 30 de junio de 1993.

Tan sólo dos se salvaron del desguace, el Cadarso y el Recalde, ambos fueron vendidos a la Armada de Colombia en 1997 y renombrados a ARC Jorge Enrique Márquez Durán PO-43 (ex Cadarso) y ARC Capitán Pablo José de Port PO-42 (ex Recalde) permaneciendo en activo hasta 2011 y 2009 respectivamente.

ARC Jorge Enrique Márquez Durán
ARC Jorge Enrique Márquez Durán PO-43 (vía Jane’s Fighting Ships)

Los Lazaga fueron sustituidos por los nuevos patrulleros de las clases Serviola y Ánaga, y a su vez estos serán reemplazados por los nuevos Buques de Acción Marítima de la clase Meteoro.

 

Armada

 

Más información:
Buques de la Armada española, Historiales (1700-2014) Ed. Fundación Alvargonzález
Artículos de M. Ramírez Gabarrús en La Vanguardia del día 25 de marzo de 1977
Artículo en la Wikipedia sobre la clase Lazaga

Las distintas vidas del patrullero Javier Quiroga

La mañana del día 6 de mayo de 1970 soltaba amarras desde su punto habitual de atraque en el Muelle de Bosch y Alsina y se hacía a la mar por última vez, el patrullero Javier Quiroga de la Armada española, el cual había estado destacado en el puerto de Barcelona los últimos 13 años. Su siguiente y último destino sería la Base Naval de Cartagena en donde causaría baja y se procedería a su desarme y posterior desguace.

Javier Quiroga 01
Patrullero Javier Quiroga (autor desconocido)

El patrullero Javier Quiroga tuvo una corta vida en la Armada, nació como caza submarinos durante la Segunda Guerra Mundial bajo el nombre de USS PC-1211, terminada la contienda pasó a la vida civil convertido como yate y sus últimos años sirvió en la Armada española destacado en Barcelona.

La clase PC-461

El USS PC-1211 pertenecía a la numerosa serie de caza submarinos o escoltas costeros de la clase o tipo PC-461 de las que se construyeron 343 unidades entre 1941 a 1944, de los que 46 fueron transferidos a otras marinas de guerra de naciones aliadas mediante el programa de Préstamo y Arriendo y 8 fueron hundidos en combate.

USS PC-461 NH 85409
USS PC-461 (Naval Historical Center NH 85409)

Los primeros caza submarinos del tipo PC (Patrol Craft, barcos de patrulla) fueron yates requisados por la US Navy y reconvertidos a pequeños buques de escolta y caza submarinos. La siguiente serie PC-461 o también llamada type 173′ Stell Hull (tipo 173 pies de casco de acero) junto a los anteriormente citados yates reconvertidos vinieron a desarrollar misiones costeras y de vigilancia portuaria, liberando de esta manera en estas tareas a destructores y destructores de escolta para destinarlos a alta mar.
Muchos de estos buques del tipo PC-461 fueron convertidos para servir como buques de control anfibio, cañoneros, dragaminas o simples auxiliares.
No obstante a pesar de que las misiones de estos pequeños caza submarinos en muchas ocasiones se limitaba a zonas costeras, tuvieron la ocasión de entrar diversas veces en combate y el USS PC-566 hundió al submarino alemán U-166 al Sureste de Nueva Orleans.

USS PC-815
USS PC-815

Finalizada la guerra y su servicio en la US Navy, los buques que no fueron emplazados en la reserva o directamente dados de baja desguazados fueron vendidos o transferidos a otras marinas. Algunos de ellos terminaron en Corea del Sur, Brasil, Camboya, Uruguay, Taiwán, Filipinas, Venezuela o Vietnam.

Al menos dos de ellos fueron vendidos y convertidos a yates, uno fue el USS PC-1211 renombrado a Blue Arrow del que poco o nada se conoce de su primer propietario y el otro fue el USS PC-1222, comprado por el empresario dominicano Lucienne Benitez Rexach y renombrado a Gosse.

El USS PC-1211

Fue construido en los astilleros norteamericanos de Luders Marine Construction Co. en Stamford (Connecticut), siendo botado el 12 de marzo de 1943 y entregado a la US Navy el 16 de agosto del mismo año sirviendo como buque de guerra poco más de tres años, causó baja el 15 de marzo de 1946.

PC-461 perfil

Desplazaba 450 toneladas a plena carga y sus dimensiones eran de 52,95 metros de eslora por 7,06 metros de manga y 2,28 metros de calado.
Era propulsado por dos motores diesel Hooven-Owen-Rentschler R-99DA de 1.440 bhp. cada uno a dos ejes que le daban una velocidad de 20,2 nudos. Dotación, 65 tripulantes.
Iba armado con un cañón de 76/50 mm. bivalente, 1 de 40 mm. y 2 de 20 mm., disponía de dos proyectores de cargas de profundidad y de dos rieles para el despliegue de las mismas.

En 1946 aproximadamente, el USS PC-1211 fue vendido y convertido a yate, su nueva bandera sería panameña y su nuevo nombre Blue Arrow. En 1954 fue adquirido por el empresario español Eduardo Aznar y Ceste el cual lo reformó según su gusto y especificaciones.
Durante estas segundas obras de conversión se le retiró todo aquel aparataje militar que aún quedaba en él, se cambió su distribución interior, sus motores militares fueron sustituidos por dos diesel de la firma Hamilton de 9 cilindros y 1.700 bhp. cada uno con una autonomía de 3.000 millas náuticas a 13 nudos y los únicos elementos originales que no se tocaron eran todos aquellos relacionados con su instalación eléctrica.

Blue Arrow
El yate Blue Arrow

El Javier Quiroga

A principios de los años cincuenta la Armada española no estaba pasando su mejor momento, sabedor de este problema el empresario Eduardo Aznar quiso tener un gesto amable para con la Armada y ofreció la venta de su yate como patrullero por cuatro millones y medio de pesetas en 1952, oferta que el gobierno rechazó al año siguiente.

Emulando los casos del yate Urania de Francisco Recour en 1897 y el Encarnita del Marqués de Cubas y de Fontalba en 1915, Eduardo Aznar donó al Blue Arrow sin coste alguno a la Armada española haciéndose efectiva la entrega el 25 de septiembre de 1954 y asignándole su nuevo nombre el honor al teniente de navío Javier Quiroga Posada.

Las obras de adaptación a su nueva vida tardaron dos años, perdió su fina línea de yate, recuperó su color gris de guerrero y se lo volvió a armar, esta vez con dos cañones de 37 mm. Rheinmetall Borsig de fabricación española. Finalizados los trabajos de conversión a patrullero fue dado de alta el 24 de octubre de 1956 y su nuevo destino serian las cálidas aguas del Mediterráneo con base en Barcelona.

En Barcelona

El patrullero Javier Quiroga llegaba a Barcelona el 14 de febrero de 1957 engrosando la lista de buques de la Armada que habían estado destacados en la ciudad Condal.
Algunos de ellos fueron el cañonero Temerario, el crucero Rio de la Plata, el contratorpedero Audaz, el portahidros Dédalo, el remolcador RR-10 y el último antes de la llegada del Javier Quiroga fue el minador Eolo.

Javier Quiroga 03
Patrullero Javier Quiroga en Barcelona (Autor desconocido)

En su nuevo cometido como patrullero, el Javier Quiroga realizó tareas de vigilancia pesquera, combatió el contrabando, escoltó numerosas regatas y competiciones deportivas en la mar y si era menester no dudaba en salir al rescate de todo aquel que lo requería.

Una de sus mayores actuaciones fue durante el trágico accidente aéreo frente a las costas de Castelldefels. El 14 de abril de 1958 un avión de pasajeros del modelo de Havilland Heron de la compañía Aviaco que cubría la ruta Oviedo-Bilbao-Zaragoza-Barcelona, cayó al mar al aproximarse al aeropuerto del Prat y según testigos el aparato se precipitó al agua cerca de la playa del Remolar.
En su búsqueda salieron rápidamente el remolcador Montserrat más los guardapescas V-13, V-22 y el patrullero Javier Quiroga. Para la localización de los restos del avión accidentado también se desplazó un hidroavión Grumman HU-16 Albatros del Ejército del Aire.
Desafortunadamente no hubo supervivientes pereciendo sus 14 ocupantes, 12 pasajeros más 2 tripulantes.

Postal 01
Una postal de la época con el Javier Quiroga a la derecha de la imagen

Ese mismo año el patrullero Javier Quiroga participó en la búsqueda de la desaparición del palangrero María, desaparecido junto con sus nueve tripulantes el 16 de mayo de 1958 tras salir a faenar con un temporal de viento muy fuerte.

Otra de sus misiones fue la de buscar a un supuesto O.V.N.I. en el Golfo de León que bien podría haber sido uno de los muchos globos sonda que se lanzaban desde el sur de Francia y sobrevolaban la zona norte de Cataluña, llegando en algunos casos, hasta las proximidades de la provincia de Barcelona.

Javier Quiroga 02
El Javier Quiroga en dique seco en Barcelona (Camil Busquets)

Cambio de mando

El 5 de mayo de 1969 era relevado del mando del patrullero Javier Quiroga el capitán de corbeta José Manuel de Villena por el capitán de corbeta Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto, descendiente del Descubridor.

Su nuevo comandante permaneció en este cargo prácticamente un año hasta que se decidió dar de baja al patrullero. En su lugar tomarían el relevo los dragaminas Navia, Eo y Eume, los cuales se turnarían en sus tareas de vigilancia y presencia naval. Años más tarde llegaría el dragaminas Llobregat M-22, el patrullero Deva P-29 y por último los patrulleros Conejera P-31, Espalmador P-33 y Alcanada P-34.

Alcanada-Espalmador
Patrulleros Alcanada y Espalmador en el Muelle de Barcelona (Jordi Montoro)

Con la retirada del servicio activo del Conejera en diciembre de 2010 se ponía punto final a la presencia naval de la Armada en Barcelona, tomando su relevo en las mismas misiones que realizaban estos patrulleros el Servicio Marítimo de la Guardia Civil y los buques de Salvamento Marítimo.

Salvamar Mintaka
Lancha de Salvamento Marítimo Salvamar Mintaka en el Muelle del Maremagnum (Antoni Casinos Va)

 

Más información:
Artículo de Juan B. Robert llamado “Javier Quiroga” publicado en La Vanguardia Española del 20 de octubre de 1954 página 5
Historia y actividad durante la Segunda Guerra Mundial de los patrulleros del tipo PC-461 en Patrol Craft Sailor Association (inglés)
Artículo de Albert Campanera i Rovira “Los buques de la Armada en Barcelona” publicado en la Revista General de Marina de julio de 2013
Libro “Buques de la Armada española, la ayuda americana y el programa de modernización” de Juan Luis Coello Lillo Ed. Aldaba