Bajo el guiado de la estrella polar

El día 14 de enero de 1901 fondeaba en la dársena interior del puerto de Barcelona el bergantín-goleta de tres palos con bandera italiana Stela Polare al mando del capitán Roberto Lubelli y marqués de Serrano, el velero procedía de los puertos de Lisboa y Gibraltar, en su parada en Barcelona aprovecharía para limpiar sus fondos en el dique flotante. A su llegada el buque italiano fue visitado por el Cónsul general de Italia en Barcelona el conde Compano de Brichanteau y diversas autoridades locales.

Stella Polare 10
Bergantín-goleta Stella Polare (revista Pluma y Lápiz)

El velero Stella Polare fue el navío con el que Luis Amadeo de Saboya y Duque de los Abruzos y su dotación emprendieron una expedición en el Océano Ártico con el fin de ser los primeros en alcanzar el polo norte entre el 12 de septiembre de 1899 a el 11 de septiembre de 1900, no lo consiguieron por muy poca distancia y el bergantín-goleta Stella Polare estuvo a punto de sufrir el mismo destino que sus homólogos de aventura ártica, perecer atrapado en el hielo.

El Stella Polare

Fue construido originalmente como un buque ballenero destinado a la caza de focas con el nombre de Jason en los astilleros noruegos de Rødsverven en Sandefjord, siendo botado en 1881 y entregado a su primer propietario Christen Christensen de la compañía ballenera A/S Oceana.

Jason 01
Ballenero Jason propiedad de Christen Christensen

En 1888 fue utilizado por el explorador Fridtjof Nansen con el que intentó cruzar la Isla de Groenlandia y desde 1892 a 1894 se empleó en diversas expediciones de caza de ballenas en la Antártida financiadas por A/S Oceana, durante estos viajes se cartografió la zona de Georgia del Sur y diversos puntos geográficos de la zona llevan el nombre de Jason como la Peninsula de Jason, la Isla de Jason o Jason Peak.

En 1898 el Duque de los Abruzos viajó a Noruega con el objetivo de hacerse con un barco para su expedición al Ártico, aconsejado por Fridtjof Nansen adquirió el Jason que estaba a punto de partir con el capitán Evensen en una nueva campaña de caza de focas.

Tras su compra el Duque de los Abruzos renombró al Jason como Stella Polare y fue trasladado a los astilleros de Colin Archer en Larvik, este arquitecto naval fue el responsable de diseñar y construir, entre otros, el Fram utilizado por Fridtjof Nansen en 1893 a 1896 en su intento de alcanzar el polo norte y por Roald Amundsen en su expedición al polo sur.

Las modificaciones realizadas en el nuevo Stella Polare se basaron básicamente en la supervivencia del velero y el de la dotación del mismo. Se reforzó toda la estructura exterior con elementos metálicos, se mejoró la habitabilidad interior y se acondicionó para que la caldera de la máquina pudiera dar calor a la dotación, se construyeron jaulas para los perros, se instalaron diversas bombas para el achique del agua incluida una bomba eólica y se simplificó su aparejo para que lo pudiera manejar una dotación reducida.

Con todas las modificaciones y listo para navegar el Stella Polare desplazaba 1.289 toneladas con una eslora de 45 metros por 9,3 metros de manga y 5,2 metros de calado.
Su propulsión principal era a vela con una máquina a vapor de 60 caballos de potencia que le daban una velocidad máxima de 7,5 nudos.

Stella Polare 12
Plano del interior del Stella Polare después de las modificaciones (Stella Polare nel Mare Artico)

La dotación del Stella Polare era mixta entre italianos y noruegos que sumaban un total de 20 tripulantes, irían comandados por el jefe de la expedición el teniente de la Marina Real Luis Amadeo de Saboya y por el capitán del Stella Polare Carl Julius Evensen.

Polare dotacion 01
Estado Mayor del buque (Stella Polare nel Mare Artico)
Polare dotacion 02
Resto de la dotación (Stella Polare nel Mare Artico)

Con buen ánimo partieron del puerto noruego de Christiania el 12 de septiembre de 1899 y  pusieron rumbo al norte, su intención era la de navegar lo máximo posible para después realizar el resto de la ruta hacia el polo norte en trineos. En esa época se desconocía si el Océano Ártico era un mar congelado o bien si habían islas o grandes formaciones de tierra bajo el hielo. Buscando el punto más septentrional que pudieran navegar a través del hielo exploraron la Tierra de Francisco José pero el Stella Polare quedaría rodeado por el hielo en la bahía de Teplitz en la Tierra del Príncipe Rodolfo siendo imposible continuar navegando.

Poco a poco el hielo fue atrapando al barco quedando varado en él con una gran inclinación que hacía inviable la vida a bordo, la expedición trasladó su base a tierra y la dotación abandonó al Stella Polare. Tuvieron que esperar hasta la primavera para continuar la travesía en trineos tirados por perros hasta el polo norte y el duro invierno se cobró su precio, el Duque de los Abruzos sufrió la congelación de una mano y el médico no tuvo más remedio que amputarle dos dedos.

Stella Polare 06
El Stella Polare atrapado en el hielo, en primer plano el campamento base en tierra (Stella Polare nel Mare Artico)

Llegada la primavera ya tenían listo el plan para continuar el viaje en trineos hasta el polo. Se organizaron tres grupos, el primero lo comandaba Querini, el segundo Molinelli y el tercero Cagni; los dos primeros grupos eran los encargados de dar apoyo logístico al grupo de Cagni para intentar que llegara lo más lejos posible.

Los tres grupos partieron de la base el 11 de marzo de 1900 pero después de diversas dificultades se ordenó volver a la base a los dos primeros grupos aunque por desgracia el grupo de Querini jamás regresaría a la base.

Tras la retirada de los grupos de apoyo, a Cagni y a sus hombres les dejaron con comida para tres meses y emprendieron la búsqueda del polo norte. Con gran dificultad lograrían alcanzar la latitud 86° 34′ norte a 381 kilómetros del polo el 25 de abril, superando la marca de Fridtjof Nansen. El retorno a la base tampoco fue sencillo, debieron de dejar por el camino gran parte del equipo y cabo de dos meses llegaron al campamento base del Stella Polare el 23 de junio.

Cagni 01
Una foto para la historia, el punto más al norte alcanzado por el grupo de Cagni (Stella Polare nel Mare Artico)

Sólo quedaba un escollo para volver a casa, liberar el Stella Polare atrapado en el hielo. Con la primavera comenzó tímidamente el deshielo, se construyeron diversos canales para favorecerlo y se utilizaron explosivos para romper las duras placas de hielo que mantenían al velero preso. El tiempo corría rápido en contra de los exploradores italianos, los explosivos que tan útiles habían resultado comenzaron a acabarse y se tuvo que recurrir a la fuerza humana día y noche, no querían dar por perdido al Stella Polare.

Stella Polare 05
No fue fácil sacar al velero del hielo (Stella Polare nel Mare Artico)

El día 8 de agosto consiguieron enderezar al barco y las ultimas cargas explosivas se utilizaron para romper las placas más duras que aun retenían al velero que quedó libre completamente libre el día 13 de agosto. Los días siguientes se dedicaron a reparar al Stella Polare y finalmente partirían de la bahía de Teplitz la madrugada del 16 de agosto contentos por la experiencia vivida y a su vez triste por los compañeros perdidos, poniendo fin a su aventura el día 11 de septiembre de 1900 en el puerto de Oslo.

Stella Polare 08
El Stella Polare de regreso a Noruega (Stella Polare nel Mare Artico)

Habiendo terminado las tareas de mantenimiento del casco del Stella Polare en Barcelona rumbo a Génova y La Spezia, en este último puerto sería en donde el Duque de los Abruzos donaría al Stella Polare a la Marina Militare Italiana.

Stella Polare 09
Ceremonia de donación del barco a la Marina Militare (Caras y Caretas)

El 11 de abril de 1911 la Marina Militar lo cedería al Municipio de Roma para ser utilizado como buque educativo y para preparar a los más jóvenes a la vida marinera con puerto base en Civitavecchia.

Durante años navegaría entre el puerto de Fiumicino y a lo largo del río Tíber hasta el Porto di Ripa Grande en Roma. En agosto de 1922 sería conducido al puerto de La Spezia para proceder a su desarme y en donde sufriría un incendio que causaría su destrucción. Apenas quedó del Stella Polare la proa que se consiguió salvar en el Museo Naval de La Spezia.
La Segunda guerra Mundial acabó por destruir lo que quedaba de tan singular velero y en la actualidad apenas quedan de él algunos objetos y recuerdos repartidos entre algunos museos italianos.

Stella Polare 11
En 1965 la Marina Militare adquirió un nuevo velero bautizado Stella Polare nombrado en honor al de la expedición al polo norte de 1899-1900, a día de hoy sigue navegando como buque escuela (Marina Militare)

 

Más información:
Libro “Stella Polare nel Mare Artico 1899-1900” de S.A.R. Luigi Amedeo Di Savoia, Umberto Cagni, Achille Cavalli Molinelli, disponible aquí (italiano)
Revista “Pluma y Lápiz” de Barcelona Nº 17 del 1901
Revista “Caras y Caretas” de Buenos Aires del 16 de marzo de 1901 Nº 128

La escuadra rusa del Mediterráneo y la diplomacia naval

La mañana del día 6 de abril de 1901 se pudo escuchar a las afueras del puerto de Barcelona el inequívoco tronar de dos cañonazos, a primeras horas de la mañana la costa barcelonesa estaba cubierta por un espeso manto de niebla que dificultaba la navegación e impedía averiguar quiénes eran los autores de los disparos. Una hora más tarde se oyeron otras dos detonaciones acompañadas de toques de silbato, confirmándose la sospecha de que se trataba de buques de guerra aproximándose a la costa que empleaban este medio sonoro para comunicarse a través de la espesa niebla. Poco más tarde la bruma despejó un poco gracias al viento de levante y frente a la playa muy cerca de tierra a la altura de los talleres de Nuevo Vulcano apareció la gigantesca estructura de un acorazado escoltado por dos lanchas de exploración a vapor.

Este acorazado era el buque insignia de la escuadra del Mediterráneo de la Armada Imperial rusa, el Imperator Aleksandr II, al cabo de una hora se oyeron más cañonazos y en la lejanía entre los restos de la niebla que quedaba se pudo observar la aproximación de otros dos buques de guerra, estos eran el crucero torpedero Abrek y el cañonero Khrabyi.

Imperator Alexander II
Acorazado Imperator Aleksandr II en Barcelona, al fondo a la derecha se puede apreciar parte del acorazado Pelayo (Archivo Nacional de Cataluña)

A las 11 de la mañana el buque insignia de la escuadra rusa alcanzó la bocana del puerto de Barcelona desde donde realizó el protocolario saludo a la plaza con 21 cañonazos que fueron contestados por las baterías del castillo de Montjuich. Finalizados los saludos, los buques de la escuadra rusa procedieron a fondear en la escollera del Este en donde tenían previsto permanecer unos quince días.

Una visita de cortesía interrumpida

Días antes de llegar a Barcelona esta escuadra tenía previsto participar en las festividades de las provincias del Mediodía francés en Tolón, junto con la escuadra francesa, el acorazado español Pelayo y la presencia del presidente de la república francesa Émile Loubet.
A última hora se anunció la llegada de una escuadra italiana al mando de Tomás de Saboya-Génova II, Duque de Génova.

En esas fechas el zar Nicolás II de Rusia no veía con buenos ojos la aproximación del Reino de Italia y miembro de la Triple Alianza a los aliados rusos de Francia y mucho menos a Inglaterra, por tanto para demostrar su desagrado decidieron retirar la escuadra rusa de Tolón y no permanecer en el mismo puerto que la escuadra italiana, su siguiente destino sería Barcelona.

Alexei_Birilev
Aleksei Birilev

Una vez la escuadra rusa hubo llegado a Barcelona, el vicealmirante Aleksei Birilev, recibió órdenes de partir en un viaje relámpago con rumbo a Madrid en tren. Los rumores indicaban que Birilev se dirigía a la capital para recibir nuevas órdenes del embajador ruso, mas dichos rumores se combatían desde el consulado aduciendo que la visita del vicealmirante ruso a Madrid tan sólo tenía una función protocolaria para saludar a la Reina Regente María Cristina.

Sea como fuere, a su llegada a Barcelona Birilev embarcó en el buque insignia, el acorazado Imperator Aleksandr II, y tras una estancia de dos días la escuadra partió de Barcelona el día 8 de abril junto con sus dos escoltas hacia el puerto francés de Villefranche, en donde llegarían el día 9 por la tarde, un poco más tarde de lo previsto ya que sufrieron una tormenta por el camino.

Al día siguiente llegaba la escuadra francesa con el acorazado Saint Louis a la cabeza en el que viajaba el presidente de la república francesa Émile Loubet. Frente a la rada de Villefranche ambas escuadras se saludaron con multiples salvas de cañón y por fin el vicealmirante Birilev con un grupo de oficiales pudieron ser recibidos en audiencia por el presidente francés y transmitirle en persona los saludos del zar Nicolás II.

Villefranche
El buque insignia de la escuadra rusa el acorazado Imperator Aleksandr II saludando al acorazado francés Saint Louis con el presidente de la república francesa a bordo.

Terminado este rápido encuentro, Loubet embarcó en la escuadra francesa rumbo a Tolón y la escuadra rusa puso rumbo de nuevo hacia Barcelona.

Segunda llegada

El día 19 de abril volvían a Barcelona dos de los tres buques que componían originalmente esta escuadra, el crucero torpedero Abrek y el cañonero Khrabyi, atracaron en el mismo punto en donde lo hicieron días antes, la escollera del Este y ahí permanecieron hasta el día 23 de abril.
El acorazado Imperator Aleksandr II tuvo que poner rumbo a Tolón en donde debería ser reparado de algunas averías.

La escuadra rusa del mediterráneo

El acorazado Imperator Aleksandr II pertenecía a la clase que llevaba su mismo nombre de los que se construyeron dos unidades entre 1885 a 1891 y aunque su diseño original era el mismo había algunas diferencias entre ellos. Ambos acorazados llevaban sus nombres en honor a los emperadores rusos Alejandro II (1818-1881) y Nicolas I (1796-1855).

Imperator Alexander II_4
Acorazado Imperator Aleksandr II

Estos acorazados fueron diseñados para combatir mediante la doctrina naval del momento, esta era el abordaje. Para ello fueron dotados de un prominente espolón de proa y la misma proa se inclinó ligeramente hacia abajo para permitir que los cañones principales de 305 mm. pudieran disparar a la línea de flotación del barco enemigo a corta distancia.

El Imperator Aleksandr II fue construido en los astilleros rusos del Nuevo Almirantazgo en San Petersburgo, siendo botado el 13 de julio de 1887 y entregado en junio de 1891.

Desplazaba 9.392 toneladas, sus dimensiones era de 105,61 metros de eslora por 20,40 metros de manga y 7,85 metros de calado.
Era propulsado por una máquina a vapor de tres cilindros y doce calderas construida por Baltiysky Zavod, a dos ejes que le daban una potencia de 8.500 ihp., una velocidad máxima de 15,27 nudos y una autonomía de 4.440 millas náuticas a 8 nudos. Dotación, 616 tripulantes.

Su armamento constaba de 1 montaje doble de 305 mm. Obukhov Modelo 1877, 4 sencillos de 299 mm., 8 sencillos de 152 mm., 10 cañones Hotchkiss de 47 mm. y 5 lanzatorpedos de 381 mm.
Su blindaje variaba según la zona del barco con 356 mm. máximo en el cinturón, 64 mm. en cubierta, de 254 mm. en las barbetas de la artillería o 203 mm. en la torre de mando.

El acorazado Imperator Aleksandr II operó en la Flota del Báltico desde su entrada en servicio hasta 1896 cuando fue asignado al Escuadrón del Mediterráneo. En 1897 representó a los intereses rusos durante la revuelta de la Isla de Creta en la guerra greco-turca.
En agosto de 1906 la tripulación se negó a reprimir a la guarnición amotinada de Fort Konstantin que defendía Kronstadt. Y en 1907 el acorazado fue reclasificado como buque de entrenamiento de artillería y destacado en Kronstadt en donde su tripulación participó en el movimiento revolucionario. En 1917 sería rebautizado a Zarya Svobody y en 1922 se vendería para desguace, causando baja definitiva en noviembre de 1925.

El crucero torpedero Abrek

La invención del torpedo revolucionó la construcción naval de mediados a finales del siglo XIX, antes de la llegada de los modernos torpederos las marinas de guerra de las principales potencias pusieron de moda el llamado crucero torpedero. Estos eran unos buques con un desplazamiento entre 500 a 1.500 toneladas y su armamento principal eran los torpedos, uno de estos cruceros fue el ruso Abrek (Абрек).

2343F Abrek
Crucero torpedero Abrek (2343F Museo Marítimo de Barcelona)

El Abrek fue construido en los astilleros finlandeses de Crichton-Vulcan en la ciudad de Turku, siendo botado en 1896 y entregado en 1897.
Desplazaba 675 toneladas a plena carga y sus dimensiones eran de 65,5 metros de eslora por 7,75 metros de manga y 3,35 metros de calado máximo.
Era propulsado por una máquina a vapor de triple expansión alimentadas por 4 calderas Normand-Du Temple con una potencia de 4.500 hp. y una velocidad de 21,2 nudos a dos ejes. Su autonomía era de unas 2.000 millas náuticas a 12 nudos. Dotación, 88 tripulantes.

Iba armado de 1 cañón doble de 75/50 mm. Canet, 4 sencillos de 47 mm. Hotchkiss y 2 tubos lanzatorpedos de 450 mm.

El Abrek comenzó su vida operativa como crucero torpedero y fue asignado al Escuadrón del Mediterráneo, en 1907 fue reclasificado a buque correo y en 1918 a buque de investigación. Terminó sus días en la flota del Báltico en 1948.

El cañonero Khrabyi

Este fue el buque más longevo de la escuadra rusa visitante, nació como cañonero blindado en la Armada del zar y terminó sus días en la flota de la Unión Soviética en plena Guerra Fría.

Khrabryy_3
Cañonero Khrabryi (postal de Marius Bar)

El cañonero Khrabryi (Храбрый / Valiente) era único en su clase, fue construido en los astilleros del Nuevo Almirantazgo en San Petersburgo, siendo botado en 1895 y entregado en 1897.
En el momento de su construcción desplazaba 2.100 toneladas a plena carga, sus dimensiones eran de 70,2 metros de eslora por 12,7 metros de manga y 3,81 metros de calado.

Era propulsado por dos máquinas a vapor vertical de triple expansión alimentada por 8 calderas Niclausse con una potencia de 2.100 hp. a dos ejes con 14 nudos de velocidad máxima y una autonomía de 1.200 millas náuticas a 7 nudos. Dotación, 188 tripulantes.

Su armamento constaba de 2 cañones sencillos de 203/43 mm., 1 de 152/44 mm. Canet, 5 sencillos de 47 mm. Hotchkiss, 4 de 37 mm. Hotchkiss, 1 tubo lanzatorpedos de 450 mm. y capacidad para 20 minas.

Además de su asignación en el Escuadrón del Mediterráneo también estuvo presente en la revuelta de la Isla de Creta. Durante la Primera Guerra Mundial fue asignado a las fuerzas navales del Golfo de Riga tomando parte en la batalla de Moonsund en Estonia. Se unió a la Flota Roja del Báltico en noviembre de 1917 y los siguientes cuatro años permaneció estacionado en el puerto de Kronstadt, durante su inmovilización se le sustituyeron las calderas y también su nombre siendo rebautizado a Krasnoye Znamya (Красный флаг / Bandera Roja). En el periodo comprendido entre 1937 a 1939 el cañonero fue sometido a una amplia revisión de diseño y rearme, perdió su apariencia física original de antiguo vapor de guerra, se alargó su proa y su puente de mando adoptó una aspecto más moderno.

Khrabryy_evolucion
Evolución del cañonero Khrabyy / Krasnoye Znamya

Durante la Segunda Guerra Mundial fue empleado para defender las costas del Golfo de Finlandia y Leningrado. El 16 de noviembre de 1942 el cañonero Krasnoye Znamya fue hundido por el impacto de un torpedo en la isla de Lavansaari después de ser atacado por tres lanchas torpederas finlandesas. Un año más tarde fue rescatado y reflotado, también fue sometido a grandes obras de reparaciones, volviendo al servicio activo en septiembre de 1944. A partir de 1956 operó como buque escuela y como barracón flotante, finalmente sería dado de baja en junio de 1960.

Fin de la visita

La estancia de los marinos rusos fue un poco más tranquila, después de tan agitados días al fin pudieron descansar en la ciudad Condal. Sus jornadas transcurrieron con ejercicios físicos a bordo combinado con el adiestramiento de las dotaciones y se ofrecieron algunas ceremonias religiosas según el rito ortodoxo. Muchos barceloneses pudieron disfrutar de tan exóticos visitantes mediante el servicio de las Golondrinas, más todos aquellos que quisieran acercarse con su propia embarcación.

Golondrinas
Publicidad aparecida en La Vanguardia

Tal y como estaba previsto el crucero torpedero Abrek y el cañonero Khrabyi levaron anclas la mañana del día 23 de abril poniendo fin a tan singular visita de cortesía.

 

Bandera
Más información:
Llegada de la escuadra en el diario La Dinastía de Barcelona del día 7 de abril de 1904
Visita de Mr. Loubet a Villefranche en el diario El Imparcial de Madrid del día 11 de abril de 1904
Artículo Diplomacia Naval en la revista El mundo naval ilustrado del 20 de abril de 1901