Patrulleros Lazaga, los más veloces de la Armada

La mañana del día 26 de mayo de 1989 con motivo de la celebración de la ceremonia de la entrega de la Bandera de Combate del portaaviones Príncipe de Asturias, llegó el grueso de la flota de la Armada española compuesta por las fragatas Andalucía y Extremadura, las corbetas Descubierta, Diana, Infanta Cristina, Infanta Elena y Vencedora, el submarino Marsopa, los patrulleros Recalde, Villaamil y Ordóñez y el calarredes Cíclope.

Durante la Revista Naval que tuvo lugar el 27 de mayo no sólo participaron los buques ya mencionados en una entrada anterior de este blog, hubo otros a los que se les asignaron distintas tareas. Por ejemplo en el transporte de ataque Aragón se instaló el mando de la flota, en la fragata Victoria se enarboló el estandarte real y a bordo transportó a los monarcas durante la Revista, el buque de salvamento Poseidón y el calarredes Cíclope asumieron tareas de vigilancia y en los patrulleros Recalde y Villaamil embarcaron los medios de comunicación que siguieron el evento de cerca.

Villaamil 01
Patrullero Villaamil PC-04 (Jordi Montoro)
Recalde 01
Patrullero Recalde PC-06 en Barcelona (Jordi Montoro)

Estos dos patrulleros pertenecían a la efímera clase Lazaga, esta fue una nueva serie de patrulleros a los que se les exigió unas misiones para las que no estaban diseñados y tan rápida fue su carrera en la Armada como lo era su velocidad en la mar.

La clase Lazaga

La clase Lazaga nació dentro del Programa Naval de 1972-1979 y de la necesidad de proveer de buques especializados para controlar / patrullar la Zona Exclusiva Económica y realizar tareas de vigilancia pesquera. Se previó la construcción de 12 patrulleros, 6 pesados y 6 ligeros, de los que 3 patrulleros pesados más 6 ligeros serían financiados por el Ministerio de Comercio y 3 patrulleros pesados los financiaría la Armada, quienes también armarían y equiparían a todos los buques. Estos patrulleros estarían formados por las clases Lazaga de unas 400 toneladas y la clase Barceló de 134 toneladas e integrados en la FUVIMAR (Fuerza de Vigilancia Marítima).

Laya 01
Patrullero Laya P-12 de la clase Barceló (Casaú)

El diseño de la clase Lazaga está basado en las lanchas de ataque rápido del Tipo 143 o clase Albatros en servicio en la marina de guerra alemana (Deutsche Marine) desde 1972. Estas lanchas fueron diseñadas y construidas por los astilleros alemanes Lürssen-Werft (Bremen Vegesack) en cooperación con MTG Hamburg. Su cometido principal debía ser la defensa costera además de poder ser utilizadas para bloquear el acceso y salida del Mar Báltico.

Geier S63
Patrullera lanzamisiles alemana Geier S-63 del Tipo 143

Para realizar su misión la Deutsche Marine les proporcionó un potente armamento que constaba de dos cañones de 76 mm., 4 lanzadores para misiles antibuque Exocet y dos lanzadores de torpedos de 533 mm. Otro punto fuerte eran su planta motriz, con cuatro motores diésel MTU de 17.700 caballos de potencia combinada y podían impulsar a las lanchas hasta 40 nudos de velocidad, unos 74 km/h.

Con estas espectaculares características el Ministerio de Comercio y la Armada contrataron una variante que se denominaría clase Lazaga con un total de 6 buques. El primero de ellos sería el único que se construiría en Alemania siendo los encargados de ello los astilleros de Lürssen-Werft en Bremen Vegesack, del resto se ocuparían los astilleros de la Empresa Nacional Bazán en sus instalaciones del Arsenal de La Carraca en San Fernando.

Tabla Lazaga

Otras cuatro unidades serían construidas entre 1981 a 1982 para la Real Armada de Marruecos, recibiendo los nombres de Commandant Al Khattabi (304), Commandant Boutouba (305), Commandant El Harti (306) y Commandant Azouggarh (307).

Commandant Azouggarh
Patrullero Commandant Azouggarh de la Real Armada de Marruecos (vía Wikipedia)

La clase Lazaga recibiría nombres de ilustres marinos militares españoles, tres de ellos fallecieron durante la Guerra Hispano-Norteamericana: Juan Bautista Lazaga Garay, Luis Cadarso y Rey y Fernando Villaamil; Francisco Alsedo y Bustamante caería en la Batalla de Trafalgar; Ramón de Bonifaz sería el primer almirante de Castilla; y Juan Martínez de Recalde Larrinaga fue un almirante del siglo XVI.

Perfil Lazaga

Desplazaban 402,65 toneladas a plena carga con una eslora de 54,40 metros por 7,62 metros de manga y 4,95 metros de calado.
Eran propulsados por dos motores diesel BAZAN-MTU MA-16V 959TB91 de 8.760 cv. de potencia a dos ejes, que les daban una velocidad máxima de 28 nudos y una autonomía de 2.260 millas náuticas a 28 nudos (51 km/h). Dotación, 39 tripulantes.

Su armamento lo componían 1 cañón OTO Melara Compatto de 76/62 mm., 1 cañón Bofors Breda de 40/70 mm. SAK y 2 cañones Oerlikon GAM-B01 de 20/85 mm. Tenían reserva de espacio para poder montar lanzadores de misiles Exocet o Harpoon e incluso lanzadores de torpedos que jamás fueron montados.

Embarcaban la siguiente electrónica: radar de descubierta de superficie y radar de dirección de tiro Signaal WM-22, radar de navegación Raytheon 1620, 1 director de tiro optrónico CSEE NAJA y IFF. Sistemas de contramedidas electrónicas NEWTON.

CAS

En el interior de la “bola” del WM-22 iba alojado un radar de dirección de tiro y otro de exploración.

A su entrada al servicio activo fueron clasificados como patrulleros con el prefijo P en su numeral, en 1981 serian reclasificados como patrulleros-cañoneros con prefijo PC y en 1986 volverían a ser patrulleros con la P original. En más de una ocasión realizaron misiones para los que no habían sido diseñados y sus vidas fueron tan dispares como sus destinos.

Villaamil 04
Patrullero Villaamil P-04 (postal Escudo de Oro)

Participaron en multitud de ejercicios nacionales y extranjeros, destacando los ARMADA-81, FINISTERRE-82, FLOTA-85, TRABUCO 88 y 89, NAVOCFORMED, DRAGONHAMMER-89, POOP DECK 90 y MEDA TEX-92.

También realizaron tareas de apoyo a la flota pesquera española, en 1980 el Cadarso ayudó a evitar el apresamiento de pesqueros con base en Fuenterrabia que según las autoridades francesas realizaban sus tareas de manera ilegal; en 1984 el Lazaga y el Villaamil colaboraron en la búsqueda de los náufragos del pesquero Villalobos hundido a 10 millas de cabo Palos; y el Recalde rescató a 13 tripulantes del pesquero Mar de Escocia que embarrancó al sudoeste de cabo Bojador, por citar algunos.

En noviembre de 1980 los patrulleros Bonifaz y Cadarso debieron salir en persecución del buque ecologista Rainbow Warrior perteneciente a Greenpeace, días antes había sido apresado y conducido al Arsenal del Ferrol por interferir en las tareas de los balleneros españoles.

Bonifaz 01
El Bonifaz PC-05 (imagen oficial Bazán)

Algunos de ellos variaron su perfil de misión, como el Alsedo que fue modificado y equipado para realizar misiones de inteligencia electrónica ELINT (ELectronic INTelligence) en la costa sahariana.

Alsedo 01
Mástil del Alsedo con distintos tipos de sensores (Jordi Montoro)
Villaamil 02
Con el tiempo dos de los seis patrulleros se les instaló un mástil, hecho que se aprovechó para probar distintos sistemas electrónicos (Jordi Montoro)

Uno de ellos, el Cadarso, tuvo una misión especial como banco de pruebas del nuevo sistema CIWS antimisil que se estaba desarrollando, el Meroka, sistema que equiparía al entonces portaaviones Príncipe de Asturias, a las fragatas de la clase Santa María y a las Baleares.

Cadarso 01
Imagen aérea del Cadarso con un montaje Meroka en proa (Revista General de Marina)

Un final anticipado

Su baja anticipada fue motivada por distintas causas, por un lado no estaban diseñados para realizar navegaciones en alta mar, no tenían capacidad para operar con helicópteros, su habitabilidad interior no era la adecuada y puso a prueba en más de una ocasión a sus dotaciones. No obstante dentro de sus posibilidades, realizaron lo mejor que pudieron las misiones que les encomendó el mando de la Armada, guardapescas, transporte de personal, infiltraciones de comandos de operaciones especiales, remolque de blancos, búsqueda y salvamento, guerra electrónica y banco de pruebas para los nuevos sistemas en con los que la Armada equiparía a sus próximos buques.

Lazaga Cartagena
Tres patrulleros Lazaga sin identificar en Cartagena esperando su destino en 1994 (Jordi Montoro)

Los patrulleros Alsedo, Bonifaz, Lazaga, Villaamil fueron inmovilizados en enero de 1993 para ser utilizados como fuente de repuestos para la Armada. Con apenas 15 a 17 años de servicio los seis patrulleros causaron baja de las listas de la Armada el mismo día, el 30 de junio de 1993.

Tan sólo dos se salvaron del desguace, el Cadarso y el Recalde, ambos fueron vendidos a la Armada de Colombia en 1997 y renombrados a ARC Jorge Enrique Márquez Durán PO-43 (ex Cadarso) y ARC Capitán Pablo José de Port PO-42 (ex Recalde) permaneciendo en activo hasta 2011 y 2009 respectivamente.

ARC Jorge Enrique Márquez Durán
ARC Jorge Enrique Márquez Durán PO-43 (vía Jane’s Fighting Ships)

Los Lazaga fueron sustituidos por los nuevos patrulleros de las clases Serviola y Ánaga, y a su vez estos serán reemplazados por los nuevos Buques de Acción Marítima de la clase Meteoro.

 

Armada

 

Más información:
Buques de la Armada española, Historiales (1700-2014) Ed. Fundación Alvargonzález
Artículos de M. Ramírez Gabarrús en La Vanguardia del día 25 de marzo de 1977
Artículo en la Wikipedia sobre la clase Lazaga