USS Arkansas, dos guerras mundiales y dos bombas atómicas

A las nueve y media de la mañana del día 25 de junio de 1929 y tras efectuar el saludo al cañón desde el buque insignia, efectuaba la entrada al puerto de Barcelona una escuadra norteamericana de acorazados dreadnought compuesta los el USS Arkansas BB-33, USS Utah BB-31 y el USS Florida BB-30 al mando del almirante Harris Laning, en viaje de instrucción por aguas inglesas y del Mar Mediterráneo.

USS_Arkansas_2
USS Arkansas BB-33 (imagen vía Navsource.org)

Recién fondeados junto a la rada recibieron la visita del segundo comandante de la Comandancia Militar de Marina en Barcelona, Don Juan Fernández Antón. Al mediodía el Almirante Laning devolvió la visita presentándose junto a su ayudante, al Cónsul General y al Cónsul de los Estados Unidos en Barcelona en la Comandancia Militar de Marina visitas que repitieron en el Ayuntamiento y la Diputación de la Ciudad Condal.

Utah_Florida_compo
Acorazados USS Utah (izquierda) y USS Florida (derecha)

Casualidad o no, en Barcelona hacía poco más de un mes se acababa de inaugurar la Exposición Internacional de Barcelona de 1929, así que los 925 guardiamarinas que embarcaban en los tres acorazados como el resto de tripulaciones de los mismos pudieron disfrutar de este singular evento.

Avinguda_de_la_Reina_Maria_Cristina
Vista nocturna de la Avenida Reina María Cristina con el Palacio Nacional al fondo con iluminación nocturna durante la Exposición Internacional

El buque insignia de la escuadra de instrucción, el acorazado USS Arkansas pertenece a la clase Wyoming de la que se construyeron dos unidades, construido en los astilleros norteamericanos de New York Shipbuilding Corporation, siendo botado el 14 de enero de 1911 y dado de alta el 17 de septiembre de 1912.
Las características técnicas pertenecen al momento de su construcción, y variaron en tonelaje, propulsión y armamento en la remodelación de 1925 a 1927 y en 1942.
Desplazaba a plena carga 27.680 toneladas, y sus dimensiones eran de 171 metros de eslora por 28,42 metros de manga y 9,05 metros de calado. Era propulsado por 12 calderas Babcock & Wilcox alimentadas por carbón y 4 turbinas de vapor Parsons con una potencia de 28.000 shp. a cuatro ejes, con una velocidad máxima de 21,05 nudos y una autonomía de 8.000 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 1.063 tripulantes.
El armamento era de 12 cañones de 305/50 mm. Mk. 7 en seis torres dobles; 21 cañones sencillos de 127/51 mm.; 4 cañones de saludo de 47/40 mm. y dos tubos lanzatorpedos bajo la línea de flotación de 533 mm.

USS_Arkansas_3
USS Arkansas BB-33

Los acorazados USS Florida y USS Utah pertenecían a la clase Florida.
El USS Florida fue construido en los astilleros navales de Brooklyn Navy Yard, siendo botado el 12 de mayo de 1910 y dado de alta el 15 de septiembre de 1911.
En cuanto al USS Utah se construyó en los astilleros New York Shipbuilding Corporation, siendo botado el 23 de diciembre de 1909 y dado de alta el 31 de agosto de 1911.

USS_Florida_2
USS Florida BB-30 y cabeza de serie

Desplazaban 22.175 toneladas, y sus dimensiones eran de 159 metros de eslora por 26,9 metros de manga y 9,2 metros de calado máximo.
Eran propulsados por 14 calderas de carbón Babcock & wilcox que alimentaban a 4 turbinas de vapor Parsons de 28.000 shp. a 4 ejes, con una velocidad máxima de 21 nudos y una autonomía máxima de 5.776 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 1.001 tripulantes.
Su armamento lo componían 10 cañones de 305/45 mm. Mk. 5 en 5 torretas dobles; 16 cañones sencillos de 127/51 mm.; 4 de 57 mm.; y dos cañones de 37 mm.; dos lanzatorpedos de 533 mm.

El USS Arkansas fue el único de los tres componentes de la escuadra que participó en ambas guerras mundiales y sobrevivió para contarlo.
En la Primera Guerra Mundial fue asignado a la Gran Flota inglesa, dentro del sexto escuadrón de batalla.
Y durante la Segunda Guerra Mundial asignado a la Task Force 38, realizó tareas de escolta de convoyes desde Nueva York a Escocia y al Norte de África ida y vuelta. Al tratarse de un acorazado esas tareas posteriormente se asignaron a unidades más rápidas y maniobrables para poder anticiparse y esquivar a las manadas de submarinos alemanes. El USS Arkansas empezó a ser utilizado como buque de apoyo a desembarcos, haciendo lo propio con sus 12 cañones de 305 mm. En el escenario europeo de la guerra, participó en la Operación Ovelord, apoyando con su artillería a las tropas norteamericanas que desembarcaron en Omaha Beach. Días después participó en el bombardeo de Cherburgo.

USS_Arkansas_4
USS Arkansas abriendo fuego en Normandía

La última operación de envergadura en la que participó en Europa fue la Operación Dragoon de invasión del sur de Francia.
El 20 de enero de 1945 el USS Arkansas comenzó sus operaciones de guerra en el escenario de Pacífico, realizando las mismas misiones en las que fue requerido en Europa. Sus cañones dieron apoyo a los desembarcos y posteriores batallas de Iwo Jima, Okinawa, Guam y Golfo de Leyte.

Además los tres acorazados participaron junto a la Flota del Atlántico en la ocupación norteamericana de Veracruz de abril a noviembre de 1914, junto a otros 21 acorazados.
Invasión que comenzó el 21 de abril de 1914 con el desembarco de cerca de 780 marines desde los acorazados USS Florida y USS Utah.

Posteriormente los acorazados USS Florida y USS Utah, fueron asignados al sexto escuadrón de batalla durante la Primera Guerra Mundial.

veracruz
La flota norteamericana rumbo a Veracruz

El primero de los acorazados en ser retirado del servicio fue el USS Florida, dado del baja el 16 de febrero de 1931 y acabó sus días en el desguace.

El segundo el USS Utah, al inicio de la entrada oficial de los Estados Unidos en  la Segunda Guerra Mundial se hallaba atracado en el puerto de Pearl Harbor. Ese día del 7 de diciembre de 1941 recibió el ataque de aviones japoneses B5N que habían despegado del portaaviones IJN Soryu, dos torpedos impactaron en el viejo acorazado provocándole graves vías de agua, hundiéndose en el mismo puerto. Posteriormente se intentó rescatar al navío pero los esfuerzos fueron vanos. Se lo dio de baja oficialmente el 5 de septiembre de 1944, su casco es considerado una tumba de guerra y aun permanece en las aguas de Pearl Harbor con algunos de los 64 tripulantes muertos el día del ataque.

160308-N-DT805-035
Restos del USS Utah BB-31 en Pearl Harbor

El principio del fin del acorazado USS Arkansas sobrevino la mañana del día 1 de julio de 1946 cuando un avión bombardero B-29 Superfortress perteneciente al 509 grupo de bombardeo, lanzaba su carga en forma de bomba atómica con una potencia de 23 kilotones. Su objetivo, una flota de barcos que no se inmutó ni un ápice cuando la bomba estalló a apenas 160 metros de altura, devastándolo todo en un radio de 800 metros. El USS Arkansas se hallaba a menos de 900 metros de distancia del punto de explosión de la bomba, y sobrevivió.

Operation_Crossroads_Able_Bikini
La bomba Gilda poco después de explotar

Con este lanzamiento daba comienzo la Operación Crossroads dirigida por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos para comprobar los efectos de una bomba atómica en una flota de barcos de distinto tipo, además de su carga y tripulación simulada con animales.

Para lograr tal fin, se situó alrededor de la zona de explosión una flota de 95 buques de diversos tipos y procedencia. Entre ellos destacaban cuatro acorazados los Nevada, Arkansas, Texas y el japonés Nagato; dos portaaviones el Independece y Saratoga; y dos cruceros el alemán Prinz Eugen y el japonés Sakawa; más once destructores y ocho submarinos.

En estas pruebas se utilizaron dos bombas de plutonio con una potencia de 23 kilotones, la primera llamada Gilda en la prueba Able, y la segunda sin nombre en la prueba Baker que no fue lanzada desde avión sino que se la depositó bajo una barcaza de desembarco la LSM-60 a unos 30 metros de profundidad.

Operation_Crossroads_Baker_Bikini2
Explosión de la prueba Baker

En la primera prueba se hundieron cinco barcos, entre ellos el crucero japonés Sakawa y otros 14 barcos resultaron dañados de consideración.
La segunda prueba resulto más contundente, el Arkansas estaba situado a poco menos de 300 metros de la lancha LSM-60 portadora de la bomba. La explosión tuvo lugar a 27 metros de profundidad, levantando unos 2 millones de toneladas de agua y generando el característico hongo nuclear de unos 6.000 metros de altura.
Como resultado se hundieron nueve barcos destacando los acorazados Arkansas y Nagato, y el portaaviones Saratoga. El crucero alemán Prinz Eugen sobrevivió a ambas pruebas.

Baker_2
Ubicación de los barcos en la prueba Baker

El lugar seleccionado fue en el área del atolón de Bikini, pero tenían un problema, estaba habitado. En febrero de 1946 el comodoro Ben H. Wyatt que ocupaba el cargo de gobernador militar de las islas Marshall, viajó al atolón de Bikini para convencer a la población local, aproximadamente 167 personas.

Al parecer el argumento que utilizó el comodoro Wyatt fue del todo convincente “por el bien de la humanidad y para poner fin a todas las guerras”, y a bordo de una barcaza de desembarco se los evacuó de Bikini a 125 millas al este, en concreto al deshabitado atolón Rongerik. Atolón que no estaba deshabitado por casualidad, sino por su tamaño y sus malas condiciones para sustentar a población civil con los recursos naturales del atolón, además de ser según la tradición de la zona, un lugar donde habitan malos espíritus. De hecho, estas pruebas condenaron al pueblo de Bikini por muchos años sin un lugar en donde poder establecerse y a merced del gobierno de Estados Unidos amparado por las Naciones Unidas y como no, de la contaminación nuclear.

El atolón de Bikini quedó inutilizado para la vida humana para siempre, tan solo se aceptan grupos de turistas y buceadores que pueden visitar algunos de los buques que permanecen hundidos en sus aguas. Entre ellos está el USS Arkansas, hundido boca abajo, o el USS Saratoga que parece ser la estrella de la atracción turística.
El resto del atolón tanto la fauna animal y/o vegetal ha quedado contaminada para siempre.

USS_Arkansas_5
Restos del USS Arkansas como atracción turística (imagen vía The Scuba Doctor)

En la Operación Crossroads, no sólo se pudieron comprobar de primera mano los efectos físicos de este nuevo tipo de arma sino también los invisibles, tanto el de la radiación como el del impacto psicológico hacia el nuevo enemigo de Occidente, la Unión Soviética.

A estas pruebas les siguieron otras tantas, aumentando cada vez la potencia de las armas.
En 1954 en el mismo atolón de Bikini en la operación Castle Bravo se puso a prueba la bomba más potente jamás probada por Estados Unidos con 15 megatones de potencia, claro que en el mano a mano con la Unión Soviética, estos últimos en 1961 se llevan el premio con la bomba Tsar de 50 megatones.

Tsar01
Detonación de la bomba Tsar, la bola de fuego tenía un diámetro aproximado de 8 kilómetros