Visita de la Escuadra de Instrucción Japonesa, estrechando lazos con Barcelona

La mañana del día 15 de mayo de 1934 el vigía marítimo del castillo de Montjuich, previa correcta identificación, enarboló en lo alto de los mástiles del telégrafo óptico de la fortaleza el código de señales de buques de guerra extranjeros de nacionalidad japonesa en aproximación y demanda del puerto de Barcelona.

A muchos barceloneses no les causó sorpresa las señales enviadas por el vigía, días antes la prensa local ya se había encargado de anunciar la llegada de una escuadra de instrucción de la Armada Imperial japonesa.

Desde el momento en que el vigía anunció el avistamiento de ambos buques visitantes hasta la entrada efectiva y posterior atraque, transcurrieron aproximadamente dos horas, tiempo más que suficiente para que se reuniera una gran cantidad de curiosos por la zona alrededor de Muelle de San Beltrán, lugar en el que estaba previsto su atraque.
Los barceloneses aun conservaban en la retina la visita ocho años antes de otra escuadra de instrucción japonesa en octubre de 1926, en esa ocasión los buques visitantes fueron los cruceros acorazados Izumo y Yakumo con la escuadra al mando del almirante Kamimoura al que lo acompañaba un joven capitán llamado Isoroku Yamamoto.

A las dos de la tarde ambos buques comenzaron su entrada al puerto, primero el crucero acorazado Asama al mando del capitán Yashiro y que enarbolaba en lo alto de su mástil la insignia del vice almirante Hajime Matsushita y después el también crucero acorazado Iwate al mando del capitán Kawachima, al llegar a la altura del castillo fueron saludados por las baterías de Montjuich. Los dos cruceros acorazados fueron conducidos hasta el Muelle de San Beltrán en donde amarraron sus cabos de popa, lugar en el que permanecerían hasta el día 18 de mayo.

Asama 01
El crucero acorazado Asama maniobrando en la dársena de San Beltrán (Archivo Nacional de Cataluña)
Iwate 01
Entrada al puerto de Barcelona del crucero acorazado Iwate (Archivo Nacional de Cataluña)

Tan exóticas visitas venían amenizadas con un intenso programa de actividades a realizar en la ciudad Condal y más aun cuando estos buques, como ya sucediera con los Izumo y Yakumo visitantes en 1926, participaron activamente en la guerra ruso-japonesa de 1904 a 1905 y estos dos últimos cruceros tuvieron un importante papel durante la contienda.

Asama - Iwate 01
Cruceros acorazados Asama -izquierda- e Iwate -derecha- fondeados frente al Muelle de San Beltrán (Archivo Nacional de Cataluña)

Una agenda repleta de actividades

A su llegada rápidamente subieron a bordo del Asama el ministro plenipotenciario del Japón el señor Arata Aoki acompañado del agregado naval el señor Togari y el cónsul del Japón en Barcelona el señor Delgado; por parte de las autoridades españolas se hallaban un capitán del Estado Mayor del Ejército, el comandante del acorazado Jaime I surto en el puerto junto a dos de sus oficiales más un oficial de la Escuela de Aeronáutica Naval. Más tarde el vicealmirante Matsushita devolvió la visita a las autoridades militares españolas a bordo del acorazado Jaime I.

Matsushita - Jaime I
Devolución de las visitas a bordo del acorazado Jaime I por parte del vicealmirante Matsushita en el centro de la imagen (Archivo Nacional de Cataluña)

Ese mismo día el vicealmirante Matsushita y oficiales de ambos cruceros fueron recibidos en el palacio de la Generalitat de Catalunya por el presidente Lluís Companys. Por la tarde en diversos automóviles se dirigieron al entonces llamado Cementerio Nuevo (actual Cementerio de Montjuich) para depositar una corona de flores frente a la sepultura del anterior presidente de la Generalitat fallecido, Francesc Macià.

Homenaje Macia
Homenaje frente a la tumba de Macià (Archivo Nacional de Cataluña)

La jornada continuaría con una ceremonia de imposición de condecoraciones, a bordo del Asama, el ministro de Marina el señor Rocha condecoraría al vicealmirante Matsushita y diversos oficiales japoneses con la medalla del Merito Naval español.
El día acabaría con un banquete oficial a bordo del acorazado Jaime I con todas las autoridades civiles y militares presentes.

Lejos de descansar se prepararon diversas actividades para los oficiales y marinería de la escuadra japonesa, destacando la excursión del vicealmirante Matsushita y una treintena de sus oficiales a Montserrat invitados por la Generalitat; por la tarde la banda de música de la escuadra ofreció un concierto en los parques del Zoológico en la Ciutadella; por la noche el ministro del Japón organizó una cena en el hotel Ritz y el “Sindicat del Metge de Catalunya” ofreció una velada en el “Casal del Metge” al cuerpo médico de la escuadra japonesa.

Anuncio colonia
De la visita de los buques de la Armada japonesa se benefició todo el mundo, apareciendo en la prensa anuncios como este (La Vanguardia)

Los marinos japoneses también tuvieron ocasión de disfrutar de una función de gala en el Gran Teatro del Liceo, en donde además del repertorio previsto, también pudo tocar la banda musical de la escuadra japonesa.

La calle Tokio

El día 17 de mayo mientras algunos oficiales partieron pronto por la mañana para ir a visitar el aeropuerto del Prat, otros en cambio se preparaban para una de las actividades más esperadas durante su visita a la ciudad Condal. Esa mañana tal y como ya hicieron sus compatriotas en 1926, bajaron del crucero acorazado Iwate dos compañías de desembarco con sus oficiales y sus músicos, poniendo rumbo a pie hasta la calle Tokio en el barrio de Pedralbes.

Calle Tokio 01
En el centro del mapa la calle Tokio en el barrio de Pedralbes de Barcelona (Google Maps)

La calle Tokio fue inaugurada en noviembre de 1930 en recuerdo de la visita de los príncipes Takamatzu, en esta ocasión se plantarían cuatro arboles que fueron transportados a bordo de los cruceros expresamente para esta ceremonia en Barcelona, mediante este acto simbólico se pretendía escenificar la unión de ambas naciones.

Con las autoridades civiles y militares de la ciudad más los invitados japoneses presentes se designaron al ministro plenipotenciario del Japón el señor Aoki, el vicealmirante Matsushita, el ministro de Marina de la República española el señor Rocha  y el alcalde de la ciudad de Barcelona el señor Carles Pi i Sunyer para que plantaran un árbol cada uno.

Calle Tokio Matsushita
El vicealmirante Matsushita plantando su árbol en la calle Tokio (Archivo Nacional de Cataluña)

Tras los discursos se ofreció un desfile militar en la Avenida 14 de Abril (Av. Diagonal) y acto seguido los marinos japoneses acompañados por el Regimiento de Infantería número 10 del Ejército español y su séquito de curiosos emprendieron su vuelta hacia el puerto desfilando por el Paseo de Gracia, Plaza Cataluña y las Ramblas, finalizando frente al monumento a Colón.

Marinos japoneses - desfile 02
Marinos japoneses desfilando por la Avenida 14 de Abril (Archivo Nacional de Cataluña)
Soldados españoles - desfile
Soldados españoles del Regimiento de Infantería número 10 (Archivo Nacional de Cataluña)

La mañana del día 18 de mayo poco antes de las 9, ambos cruceros emprendieron la marcha con rumbo a su siguiente destino, el puerto de Malta. A pesar de ser muy pronto por la mañana, nadie quiso perderse la salida de tan ilustres visitantes. El primero en partir fue el Iwate y después el Asama, en la cubierta de este último la banda de música de a bordo se despidió de la ciudad con los acordes de la marcha Imperial japonesa.

La “Flota seis-seis”

Los cruceros acorazados Asama e Iwate fueron construidos según el plan de construcciones navales denominado “Flota seis-seis” que se inició después de la primera guerra sino-japonesa de 1894-1895 y de la Triple Intervención de 1895.

Con este programa de construcciones navales Japón pretendía convertirse en una potencia naval. La denominación del programa como “Flota seis-seis” venia de la intención de construir seis acorazados y seis cruceros protegidos como buques capitales. Este programa sufrió diversas modificaciones a lo largo de los años y finalmente en lugar de seis cruceros protegidos tan sólo se construyeron cuatro, los otros dos fueron sustituidos por cruceros acorazados.

Katori
Flota japonesa compuesta por el acorazado Katori seguido por los cruceros acorazados Iwate, Izumo, Tokiwa y Asama (Portada de la revista Scientific American 24/10/1908)

Como Japón carecía de la infraestructura necesaria para su construcción fueron encargados a astilleros ingleses. Un punto a favor frente a los cruceros coetáneos de las naciones europeas radicaba en su diseño original, mientras las potencias occidentales diseñaban buques para la protección del comercio y de sus posesiones de ultramar, Japón ordenó construir estos cruceros acorazados para ser empleados como buques exploradores que además podían luchar en primera línea de batalla.

El Asama

El crucero acorazado Asama fue nombrado en honor al volcán que está situado en la isla Honshū en el centro del país y a su vez da nombre a la clase Asama de cruceros acorazados, compuesta por los Asama y Tokiwa.

El Asama fue construido en los astilleros ingleses de Armstrong Whitworth, siendo botado el 21 de marzo de 1898 y entregado a la Armada Imperial el 18 de marzo de 1899.

Asama 1902

Desplazaba 9.710 toneladas con una eslora de 134,7 metros por 20,4 metros de manga y 7,4 metros de calado.
Era propulsado por dos motores a vapor de cuatro cilindros de triple expansión alimentados por doce calderas cilíndricas que le daban una potencia de 18.000 ihp. a dos ejes, su velocidad máxima era de 21 nudos y su autonomía máxima de 12.000 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 676 tripulantes.

Su armamento constaba de 2 torres dobles con cañones de 203/45 mm. Tipo 41, 14 cañones sencillos de 152,4/40 de tiro rápido, 12 cañones sencillos de 12 libras de tiro rápido, 8 sencillos de 3 libras Hotchkiss y 5 tubos lanzatorpedos de 457 mm.

Asama 02
Imagen colorizada del Asama

Su coraza protectora variaba entre de 89 a 178 mm. en la linea de flotación, 51 mm. en cubierta, 160 mm. en las torres de la artillería principal y 356 mm. en la torre de mando.

El Iwate

El crucero acorazado Iwate fue nombrado por la Prefectura de Iwate al norte del país y pertenecía a una clase distinta de cruceros, la Izumo. Fue construido en los mismos astilleros que el crucero acorazado Asama, los Armstrong Whitworth, siendo botado el 29 de marzo de 1900 y entregado el 18 de marzo de 1901.

Desplazaba 9.423 toneladas a plena carga con una eslora de 132,2 metros por 20,9 metros de manga y 7,2 metros de calado.
Era propulsado por dos motores a vapor de cuatro cilindros de triple expansión alimentados por 24 calderas Belleville a dos ejes que le daban una potencia de 14.500 ihp., su velocidad máxima era de 20,7 nudos y su autonomía de 8.100 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 672 tripulantes.

Iwate 03
El Iwate en Vancouver en 1933

Su armamento era similar al del crucero acorazado Asama, su artillería principal constaba de dos torres dobles de 203/45 mm. Tipo 41, 14 cañones sencillos de 152,4/40 de tiro rápido, 12 cañones sencillos de 12 libras de tiro rápido, 8 sencillos de 2,5 libras Yamauchi y 4 tubos lanzatorpedos de 457 mm.

Su coraza protectora también era similar al Asama, variando entre de 89 a 178 mm. en la línea de flotación, 63 mm. en cubierta, 160 mm. en las torres de la artillería principal, 152 mm. en las barbetas y 356 mm. en la torre de mando.

Iwate 02
El Iwate en Barcelona (Archivo Nacional de Cataluña)

Ambos buques sirvieron en la guerra ruso-japonesa de 1904 a 1905, fueron destacados en la 2ª División de la 2ª Flota en donde el Iwate se convirtió en el buque insignia del vice almirante Misu Sotarō.

El Asama participó en las batallas de Chemulpo y del Mar Amarillo mientras que el Iwate tuvo su bautismo de fuego en las batallas de Puerto Arturo y de Ulsan, ambos cruceros coincidieron en la Batalla de Tsushima.

Flota Combinada
Flota combinada japonesa rumbo a la Batalla de Tsushima

En Tsushima el crucero acorazado Asama se enfrentó a la flota rusa recibiendo diversos impactos de la artillería del acorazado ruso Oslyabya, muchos de ellos de 305 mm., 229 mm., 152 mm. y algunos más de calibres más pequeños. Estos impactos le inutilizaron el timón y le provocaron inundaciones, matando a 11 hombres e hiriendo a otros 13. A pesar de los daños sufridos pudo llegar por sus propios medios al arsenal naval de Maizuru.

Oslyabya
Acorazado ruso Oslyabya

El Iwate por su parte fue el buque insignia del contraalmirante Shimamura Hayao siendo muy activo durante la batalla disparando 89 proyectiles de 203 mm. y 278 de 152 mm., no se libró de recibir daños y en él impactaron 17 proyectiles rusos que no causaron más daños que algunas inundaciones.

Terminada la guerra el Asama y el Iwate fueron utilizados como buques escuela en la Escuadra de Instrucción. Durante la Primera Guerra Mundial el crucero acorazado Asama tuvo una tímida participación en la localización del crucero alemán SMS Geier, y en su búsqueda para localizar a buques alemanes que interrumpían las rutas comerciales, quedó embarrancado en el Puerto de San Bartolomé en la Baja California, por fortuna se logró salvar al crucero.

Tanto el Asama como el Iwate fueron modernizados con nuevas plantas propulsoras y su armamento sufrió una gran revisión, como buques escuela no necesitaban la gran mayoría de artillería secundaria como los cañones de 152 mm., los de 12 libras y todos los de 3 libras (Asama) y 2,5 libras (Iwate); también perdieron todos los tubos lanzatorpedos y su único armamento añadido fueron algunos cañones antiaéreos de 80 mm.

En los años ’20 y ’30 realizaron diversos viajes de instrucción y llegada la Segunda Guerra Mundial poco pudieron hacer debido a su antigüedad, aun así el Asama fue utilizado como buque de entrenamiento de artillería causando baja el 30 de noviembre de 1945 siendo su destino final el desguace.

Asama 04
El crucero acorazado Asama en proceso de desguace en 1946 (vía Reddit)

El Iwate permaneció en Kure en donde fue bombardeado por aviones norteamericanos en julio de 1945, aunque no fue alcanzado por ninguna bomba la deflagración de las explosiones más cercanas hicieron saltar sus remaches y le ocasionaron algunas vías de agua que causaron su parcial hundimiento.

Iwate 05
Crucero acorazado Iwate parcialmente hundido (Naval Historical Center)

El 30 de noviembre de 1945 causaría baja definitiva, sería reflotado y posteriormente desguazado.

Bandera

 

 

Más información:
Llegada de la escuadra japonesa en La Vanguardia del día 16 de mayo de 1934 página 6
Artículos de la Wikipedia sobre los cruceros acorazados de las clases Asama e Izumo (inglés)
Listado en la Wikipedia de las escuadras de instrucción japonesas desde 1902 a 1940 (inglés)

Acorazado Pelayo, el solitario

La mañana del día 28 de abril de 1891 los barceloneses y todo aquel que estuviera pendiente de noticias provenientes de la mar, pudieron observar como desde los mástiles del telégrafo de Montjuich el vigía izaba las banderolas y bolas que correspondían a la llegada de una escuadra nacional. Esa mañana un espeso banco de niebla impedía atisbar cualquier buque en aproximación al puerto y además imposibilitaba una maniobra segura de entrada, el vigía dada su privilegiada situación en lo alto de la montaña pudo percibir a tres buques de guerra parados frente al puerto de Barcelona que lucían la bandera española y pudo identificarlos, estos eran el acorazado Pelayo, y los cruceros Reina Regente e Isla de Luzón.

Pelayo 02
Acorazado Marceau (Marius Bar)

A partir de las ocho y media comenzaron a entrar en el puerto los buques de guerra, comenzando por el Pelayo, diversos curiosos se dirigieron a la escollera del este para contemplar la entrada de la Escuadra española y prestaron especial atención a este nuevo visitante, esta era la primera visita del acorazado Pelayo a la ciudad Condal y nadie quiso perderse esta oportunidad.

Reina Regente 01
Crucero Reina Regente (485F Museo Marítimo de Barcelona)

El Pelayo quedó fondeado frente a la argolla de la escollera del Este, a su estribor fondeó el Reina Regente y el Isla de Luzón repitió la misma operación, pasando a fondear más tarde frente al embarcadero de la Paz. Finalizadas las operaciones de fondeo pasaron a bordo del Pelayo el comandante de Marina en Barcelona acompañado de su ayudante y del comandante del cañonero Pilar para saludar al comandante del acorazado el capitán de navío Antonio Terry y Ribas.

Isla de Luzon 01
Crucero Isla de Luzón (14263F Museo Marítimo de Barcelona)

Esta Escuadra provenía de Mahón y permanecería en la ciudad Condal hasta el día 11 de mayo, su crucero los llevaría a recalar en los puertos de Tolón, La Spezia, Nápoles, Rodas, Chío, El Pireo y el puerto de Alejandría.

Durante la estancia de la Escuadra española en el puerto de Barcelona los buques de guerra estuvieron abiertos al público, al no estar atracados al muelle de punta o de costado dificultaba el acceso a los mismos, teniendo que utilizar el público todo tipo de embarcaciones para acceder a ellos. La dársena del puerto era un constante ir y venir de embarcaciones y golondrinas a y desde los buques de guerra con especial atención en el acorazado. La tarde del día 5 de mayo la banda de música del acorazado Pelayo deleitó al público con algunas piezas de Aida entre otras.

El Pelayo

La construcción del acorazado Pelayo fue promovida por el Almirante Antequera y motivada por la necesidad de defender los intereses nacionales en ultramar. El ingeniero naval francés Amable Lagane se encargó del diseño y construcción del acorazado basándose en los acorazados pre-dreadnought de la clase Marceau.

Marceau 01
Acorazado Marceau (Marius Bar)

El Pelayo fue construido por los astilleros franceses de Forges et Chantiers de la Mediterranée en La Seyne (Tolón) por un precio de 22.000.000 de pesetas sin contar con el armamento, sería botado el 5 de febrero de 1887 y entregado a la Armada el 9 de septiembre de 1888.

Pelayo 06
El Pelayo listo para su botadura (Naval Historical Center)

Para poder alcanzar por ejemplo, Filipinas, debía de transitar por el Canal de Suez, para ello el ingeniero francés dotó al Pelayo de un menor calado. Como muchos buques de guerra de la época su propulsión habría sido mixta, a vapor y a vela, el diseño original contemplaba que en su arboladura pudieran izarse velas pero se desestimó más adelante quedando tan sólo los mástiles con cuatro cofas.

Pelayo 01
Este fue el segundo buque de la Armada en llevar este nombre en honor al primer monarca del reino de Asturias Don Pelayo (685-737)

Su casco disponía de un doble fondo estanco con un revestimiento interior con chapas de acero y dividido en 98 compartimientos celulares estancos y por encima del doble fondo interior, 16 de ellos trasversales aíslan perfectamente los unos de los otros. En conjunto el buque presentaba 145 células estancas que le aseguraban casi por completo contra cualquier avería que pudiera ocasionar en él la explosión de un torpedo.

Pelayo 03

El Pelayo desplazaba 9.900 toneladas con una eslora de 105,6 metros por 20,2 metros de manga y 7,5 metros de calado. Era propulsado por 16 calderas Niclause en 4 grupos y 2 máquinas verticales Compound con una potencia de 6.000 a 8.000 caballos a tiro forzado a dos ejes, su velocidad máxima era de 16,7 nudos y su autonomía 3.000 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 520 tripulantes.

Su armamento principal lo constituían enteramente piezas diseñadas por González Hontoria, estas eran 2 cañones de 32 cm. en proa y popa en torres Canet, 2 de 28 cm. en los costados, 12 de 12 cm. (seis en cada banda sin protección) y 1 cañón de 16 cm. en la parte alta de la roda, también iba equipado con cañones de tiro rápido como 13 cañones revolver de 37 mm., 3 cañones Hotchkiss de 57 mm., 4 ametralladoras y 7 tubos lanzatorpedos.

Pelayo 05
Cañón Hontoria de 32 cm. con torreta Canet (Oleguer Junyent vía Aj. de Barcelona)

Su coraza no podía ser mejor, su cinturón blindado estaba compuesta por 30 planchas de acero Schneider de 45 cm. sobre la línea de flotación y algunas variaciones en proa y popa; el grosor del acero sobre el sollado era de 2 cm. y sobre él iban atornilladas las planchas del blindaje de la cubierta con un grosor de 7 cm.; las barbetas laterales disponían de una protección de 4 cm.; La resistencia de su protección fue de sobras demostrada, durante unas pruebas de su blindaje se le dispararon diversos proyectiles con un cañón de 270 mm. de la marina francesa, las ojivas se fragmentaron al impactar con la coraza del Pelayo dejando en ella tan sólo algunas grietas.

Pelayo 04
Cañones Hontoria de 12 cm. (28239F Museo Marítimo de Barcelona)

Una de sus primeras acciones como buque de guerra fue en Marruecos en septiembre de 1889, integrado en la Escuadra de Instrucción en aguas de Cádiz se les ordenó dirigirse a Marruecos, al Pelayo lo acompañaban el crucero Castilla y la fragata Numancia, más adelante se les unieron el crucero Isla de Luzón y la fragata Gerona.

Con el estallido de la guerra hispano-estadounidense el acorazado Pelayo fue asignado a la Escuadra de Reserva en Cádiz al mando del contraalmirante Manuel de la Cámara. Dicha escuadra estaba dividida en tres divisiones, estando el Pelayo en la Segunda División junto al acorazado guardacostas Vitoria y los cazatorpederos Audaz, Osado y Proserpina.

La misión principal de esta Escuadra de Reserva era la de acosar a las fuerzas navales norteamericanas y en especial al tráfico marítimo desde Nueva Escocia en Canadá hasta el Cabo San Roque en Brasil, sin embargo el gobierno decidió mandarla hacia Filipinas pasando por el Canal de Suez. Esta estaba compuesta por los acorazados Pelayo, el crucero Carlos V, tres destructores, dos cruceros auxiliares más tres cruceros de la Compañía Trasatlántica y dos cañoneros. Esta decisión fue un grave error ya que el canal estaba bajo control inglés y estos bajo presión norteamericana retrasaron a la flota española hasta lo indecible. Finalmente con la destrucción de la Escuadra de Cervera, la Escuadra de Reserva tuvo que volver a España.

Pelayo 07
El Pelayo en Barcelona en 1901 (Francesc Brunet vía Archivo Nacional de Cataluña)

Mostró el pabellón nacional en multitud de puertos, visitó el Pireo en 1891 en donde fue agasajado con la visita de los Soberanos griegos; en 1892 fue uno de los buques participantes en Génova de los festejos del cuarto centenario del descubrimiento de América; en 1895 junto al acorazado Infanta María Teresa y el crucero Marqués de la Ensenada para asistir a los festejos de la inauguración del Canal de Kiel; en 1901 asistió en Tolón a la visita del presidente francés Loubet y en 1903 estuvo en Lisboa para la visita del monarca inglés Eduardo VII; en 1904 viajaría a Vigo para recibir al Emperador Guillermo II de Alemania; su actividad bélica la desarrolló en Marruecos en donde sus cañones Hontoria fueron los protagonistas de diversos bombardeos a tierra en apoyo de las tropas del ejército español.

Pelayo 08
El acorazado Pelayo junto al submarino alemán UC-74 internado en el puerto de Barcelona en noviembre de 1918 (AFCEC)

En 1918 fue retirado de la Escuadra de Instrucción y al año siguiente quedó asignado como escuela de aprendices en Ferrol, en 1923 pasó a situación de desarme y causando baja el 1 de agosto de 1924 para ser desguazado en Holanda.

Pelayo 09
El Pelayo fue apodado como “el solitario” al ser el único en su clase (28247F Museo Marítimo de Barcelona)

 

Más información:
Llegada de la Escuadra de Instrucción a Barcelona en el diario La Vanguardia del día 29 de abril de 1891
Información completa del historial del acorazado Pelayo en Todoavante
Artículo de Ignacio García de Paredes Barreda “Los cañones Hontoria en los buques españoles”

USS Arkansas, dos guerras mundiales y dos bombas atómicas

A las nueve y media de la mañana del día 25 de junio de 1929 y tras efectuar el saludo al cañón desde el buque insignia, efectuaba la entrada al puerto de Barcelona una escuadra norteamericana de acorazados dreadnought compuesta los el USS Arkansas BB-33, USS Utah BB-31 y el USS Florida BB-30 al mando del almirante Harris Laning, en viaje de instrucción por aguas inglesas y del Mar Mediterráneo.

USS_Arkansas_2
USS Arkansas BB-33 (imagen vía Navsource.org)

Recién fondeados junto a la rada recibieron la visita del segundo comandante de la Comandancia Militar de Marina en Barcelona, Don Juan Fernández Antón. Al mediodía el Almirante Laning devolvió la visita presentándose junto a su ayudante, al Cónsul General y al Cónsul de los Estados Unidos en Barcelona en la Comandancia Militar de Marina visitas que repitieron en el Ayuntamiento y la Diputación de la Ciudad Condal.

Utah_Florida_compo
Acorazados USS Utah (izquierda) y USS Florida (derecha)

Casualidad o no, en Barcelona hacía poco más de un mes se acababa de inaugurar la Exposición Internacional de Barcelona de 1929, así que los 925 guardiamarinas que embarcaban en los tres acorazados como el resto de tripulaciones de los mismos pudieron disfrutar de este singular evento.

Avinguda_de_la_Reina_Maria_Cristina
Vista nocturna de la Avenida Reina María Cristina con el Palacio Nacional al fondo con iluminación nocturna durante la Exposición Internacional

El buque insignia de la escuadra de instrucción, el acorazado USS Arkansas pertenece a la clase Wyoming de la que se construyeron dos unidades, construido en los astilleros norteamericanos de New York Shipbuilding Corporation, siendo botado el 14 de enero de 1911 y dado de alta el 17 de septiembre de 1912.
Las características técnicas pertenecen al momento de su construcción, y variaron en tonelaje, propulsión y armamento en la remodelación de 1925 a 1927 y en 1942.
Desplazaba a plena carga 27.680 toneladas, y sus dimensiones eran de 171 metros de eslora por 28,42 metros de manga y 9,05 metros de calado. Era propulsado por 12 calderas Babcock & Wilcox alimentadas por carbón y 4 turbinas de vapor Parsons con una potencia de 28.000 shp. a cuatro ejes, con una velocidad máxima de 21,05 nudos y una autonomía de 8.000 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 1.063 tripulantes.
El armamento era de 12 cañones de 305/50 mm. Mk. 7 en seis torres dobles; 21 cañones sencillos de 127/51 mm.; 4 cañones de saludo de 47/40 mm. y dos tubos lanzatorpedos bajo la línea de flotación de 533 mm.

USS_Arkansas_3
USS Arkansas BB-33

Los acorazados USS Florida y USS Utah pertenecían a la clase Florida.
El USS Florida fue construido en los astilleros navales de Brooklyn Navy Yard, siendo botado el 12 de mayo de 1910 y dado de alta el 15 de septiembre de 1911.
En cuanto al USS Utah se construyó en los astilleros New York Shipbuilding Corporation, siendo botado el 23 de diciembre de 1909 y dado de alta el 31 de agosto de 1911.

USS_Florida_2
USS Florida BB-30 y cabeza de serie

Desplazaban 22.175 toneladas, y sus dimensiones eran de 159 metros de eslora por 26,9 metros de manga y 9,2 metros de calado máximo.
Eran propulsados por 14 calderas de carbón Babcock & wilcox que alimentaban a 4 turbinas de vapor Parsons de 28.000 shp. a 4 ejes, con una velocidad máxima de 21 nudos y una autonomía máxima de 5.776 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 1.001 tripulantes.
Su armamento lo componían 10 cañones de 305/45 mm. Mk. 5 en 5 torretas dobles; 16 cañones sencillos de 127/51 mm.; 4 de 57 mm.; y dos cañones de 37 mm.; dos lanzatorpedos de 533 mm.

El USS Arkansas fue el único de los tres componentes de la escuadra que participó en ambas guerras mundiales y sobrevivió para contarlo.
En la Primera Guerra Mundial fue asignado a la Gran Flota inglesa, dentro del sexto escuadrón de batalla.
Y durante la Segunda Guerra Mundial asignado a la Task Force 38, realizó tareas de escolta de convoyes desde Nueva York a Escocia y al Norte de África ida y vuelta. Al tratarse de un acorazado esas tareas posteriormente se asignaron a unidades más rápidas y maniobrables para poder anticiparse y esquivar a las manadas de submarinos alemanes. El USS Arkansas empezó a ser utilizado como buque de apoyo a desembarcos, haciendo lo propio con sus 12 cañones de 305 mm. En el escenario europeo de la guerra, participó en la Operación Ovelord, apoyando con su artillería a las tropas norteamericanas que desembarcaron en Omaha Beach. Días después participó en el bombardeo de Cherburgo.

USS_Arkansas_4
USS Arkansas abriendo fuego en Normandía

La última operación de envergadura en la que participó en Europa fue la Operación Dragoon de invasión del sur de Francia.
El 20 de enero de 1945 el USS Arkansas comenzó sus operaciones de guerra en el escenario de Pacífico, realizando las mismas misiones en las que fue requerido en Europa. Sus cañones dieron apoyo a los desembarcos y posteriores batallas de Iwo Jima, Okinawa, Guam y Golfo de Leyte.

Además los tres acorazados participaron junto a la Flota del Atlántico en la ocupación norteamericana de Veracruz de abril a noviembre de 1914, junto a otros 21 acorazados.
Invasión que comenzó el 21 de abril de 1914 con el desembarco de cerca de 780 marines desde los acorazados USS Florida y USS Utah.

Posteriormente los acorazados USS Florida y USS Utah, fueron asignados al sexto escuadrón de batalla durante la Primera Guerra Mundial.

veracruz
La flota norteamericana rumbo a Veracruz

El primero de los acorazados en ser retirado del servicio fue el USS Florida, dado del baja el 16 de febrero de 1931 y acabó sus días en el desguace.

El segundo el USS Utah, al inicio de la entrada oficial de los Estados Unidos en  la Segunda Guerra Mundial se hallaba atracado en el puerto de Pearl Harbor. Ese día del 7 de diciembre de 1941 recibió el ataque de aviones japoneses B5N que habían despegado del portaaviones IJN Soryu, dos torpedos impactaron en el viejo acorazado provocándole graves vías de agua, hundiéndose en el mismo puerto. Posteriormente se intentó rescatar al navío pero los esfuerzos fueron vanos. Se lo dio de baja oficialmente el 5 de septiembre de 1944, su casco es considerado una tumba de guerra y aun permanece en las aguas de Pearl Harbor con algunos de los 64 tripulantes muertos el día del ataque.

160308-N-DT805-035
Restos del USS Utah BB-31 en Pearl Harbor

El principio del fin del acorazado USS Arkansas sobrevino la mañana del día 1 de julio de 1946 cuando un avión bombardero B-29 Superfortress perteneciente al 509 grupo de bombardeo, lanzaba su carga en forma de bomba atómica con una potencia de 23 kilotones. Su objetivo, una flota de barcos que no se inmutó ni un ápice cuando la bomba estalló a apenas 160 metros de altura, devastándolo todo en un radio de 800 metros. El USS Arkansas se hallaba a menos de 900 metros de distancia del punto de explosión de la bomba, y sobrevivió.

Operation_Crossroads_Able_Bikini
La bomba Gilda poco después de explotar

Con este lanzamiento daba comienzo la Operación Crossroads dirigida por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos para comprobar los efectos de una bomba atómica en una flota de barcos de distinto tipo, además de su carga y tripulación simulada con animales.

Para lograr tal fin, se situó alrededor de la zona de explosión una flota de 95 buques de diversos tipos y procedencia. Entre ellos destacaban cuatro acorazados los Nevada, Arkansas, Texas y el japonés Nagato; dos portaaviones el Independece y Saratoga; y dos cruceros el alemán Prinz Eugen y el japonés Sakawa; más once destructores y ocho submarinos.

En estas pruebas se utilizaron dos bombas de plutonio con una potencia de 23 kilotones, la primera llamada Gilda en la prueba Able, y la segunda sin nombre en la prueba Baker que no fue lanzada desde avión sino que se la depositó bajo una barcaza de desembarco la LSM-60 a unos 30 metros de profundidad.

Operation_Crossroads_Baker_Bikini2
Explosión de la prueba Baker

En la primera prueba se hundieron cinco barcos, entre ellos el crucero japonés Sakawa y otros 14 barcos resultaron dañados de consideración.
La segunda prueba resulto más contundente, el Arkansas estaba situado a poco menos de 300 metros de la lancha LSM-60 portadora de la bomba. La explosión tuvo lugar a 27 metros de profundidad, levantando unos 2 millones de toneladas de agua y generando el característico hongo nuclear de unos 6.000 metros de altura.
Como resultado se hundieron nueve barcos destacando los acorazados Arkansas y Nagato, y el portaaviones Saratoga. El crucero alemán Prinz Eugen sobrevivió a ambas pruebas.

Baker_2
Ubicación de los barcos en la prueba Baker

El lugar seleccionado fue en el área del atolón de Bikini, pero tenían un problema, estaba habitado. En febrero de 1946 el comodoro Ben H. Wyatt que ocupaba el cargo de gobernador militar de las islas Marshall, viajó al atolón de Bikini para convencer a la población local, aproximadamente 167 personas.

Al parecer el argumento que utilizó el comodoro Wyatt fue del todo convincente “por el bien de la humanidad y para poner fin a todas las guerras”, y a bordo de una barcaza de desembarco se los evacuó de Bikini a 125 millas al este, en concreto al deshabitado atolón Rongerik. Atolón que no estaba deshabitado por casualidad, sino por su tamaño y sus malas condiciones para sustentar a población civil con los recursos naturales del atolón, además de ser según la tradición de la zona, un lugar donde habitan malos espíritus. De hecho, estas pruebas condenaron al pueblo de Bikini por muchos años sin un lugar en donde poder establecerse y a merced del gobierno de Estados Unidos amparado por las Naciones Unidas y como no, de la contaminación nuclear.

El atolón de Bikini quedó inutilizado para la vida humana para siempre, tan solo se aceptan grupos de turistas y buceadores que pueden visitar algunos de los buques que permanecen hundidos en sus aguas. Entre ellos está el USS Arkansas, hundido boca abajo, o el USS Saratoga que parece ser la estrella de la atracción turística.
El resto del atolón tanto la fauna animal y/o vegetal ha quedado contaminada para siempre.

USS_Arkansas_5
Restos del USS Arkansas como atracción turística (imagen vía The Scuba Doctor)

En la Operación Crossroads, no sólo se pudieron comprobar de primera mano los efectos físicos de este nuevo tipo de arma sino también los invisibles, tanto el de la radiación como el del impacto psicológico hacia el nuevo enemigo de Occidente, la Unión Soviética.

A estas pruebas les siguieron otras tantas, aumentando cada vez la potencia de las armas.
En 1954 en el mismo atolón de Bikini en la operación Castle Bravo se puso a prueba la bomba más potente jamás probada por Estados Unidos con 15 megatones de potencia, claro que en el mano a mano con la Unión Soviética, estos últimos en 1961 se llevan el premio con la bomba Tsar de 50 megatones.

Tsar01
Detonación de la bomba Tsar, la bola de fuego tenía un diámetro aproximado de 8 kilómetros