Una escuadra imperial y una visita regia

Poco después del amanecer del día 9 de marzo de 1908 el vigía marítimo del castillo de Montjuich atisbó en la lejanía tres grandes buques de guerra, momentos después pudo identificarlos como los acorazados austriacos SMS Erzherzog Ferdinan Max, SMS Erzherzog Fiedrich y SMS Erzherzog Karl, navegando en dirección a la costa en demanda de puerto.

A las ocho y media de la mañana el acorazado y buque insignia, el SMS Erzherzog Karl al mando del contralmirante Luciano von Ziegler, se acercó a la bocana del puerto y enarboló en su palo mayor la bandera española al tiempo que realizaba el saludo al cañón; su saludo fue contestado por las baterías del castillo de Montjuich y por el crucero español Princesa de Asturias, este último repitió la ceremonia de izar la bandera austriaca en su palo mayor.

erzherzog fiedrich 01
Acorazado SMS Erzherzog Fiedrich entrando en el puerto de Barcelona (La Hormiga de Oro)

 

Los tres acorazados visitantes fueron guiados hábilmente por los prácticos de guardia Carlos Mallol, José Gispert y Manuel Bayona hacia la escollera del este. No muy lejos de los acorazados ya estaban atracados los destructores SMS Scharfschütze y SMS Uskoke que habían llegado el día anterior.

La visita de cortesía de la escuadra austriaca se prolongaría hasta el día 18 de marzo y junto a los buques de la armada española, el crucero Princesa de Asturias y el cañonero Temerario, serían testigos y objeto de visita del Rey Alfonso XIII.

escuadra 02
Los acorazados de la escuadra austriaca fondeados en el Dique del Este (50 años de retrato naval militar)

La escuadra austriaca

Los acorazados

Estos tres acorazados pertenecían a la una misma clase nombrada por el cabeza de serie SMS Erzherzog Karl y calificados como acorazados pre-dreadnought. Todos ellos ostentaban nombres en honor a archiduques de la familia real austrohúngara.

erzherzog karl 03
SMS Erzherzog Karl

Fueron construidos en los astilleros “Stabilimento Tecnico Triestino” en Trieste, entrando en servicio activo los años 1907 los SMS Erzherzog Ferdinan Max y SMS Erzherzog Fiedrich, y en 1906 el SMS Erzherzog Karl.

erzherzog perfil

 

Tenían un desplazamiento de 10.640 toneladas, y sus dimensiones eran de 126,2 metros de eslora por 21,8 metros de manga y 7,5 metros de calado.

Su planta propulsora constaba de dos motores a vapor de cuatro cilindros de triple expansión a dos ejes con una potencia de 18.000 ihp. que les daban una velocidad máxima de 20,5 nudos y un radio de acción de unas 4.500 millas a 11 nudos. Dotación, 700 tripulantes.

Su artillería principal estaba formada de 4 cañones de 240/40 mm. Škoda en una torreta doble a proa y otra a popa, 12 cañones Škoda de 190/42 mm. en torretas sencillas alrededor del buque, 12 cañones Škoda de 70/45 mm., 4 cañones Škoda QF de 47/44 mm., 2 Škoda QF de 47/33 mm., 4 ametralladoras Vickers de 37 mm., 4 ametralladoras Škoda de 8 mm. y dos tubos lanzatorpedos de 450 mm.
Sus corazas protectoras variaban desde los 240 mm. en las torretas de artillería principales, 220 mm. en la torre de mando, 210 mm. en la línea de flotación y hasta los 55 mm. en la cubierta.

erzherzog karl 01
Torreta de cañones de 240/40 del acorazado SMS Erzherzog Karl (50 años de retrato naval militar)

Los destructores

Los destructores austriacos SMS Scharfschütze y SMS Uskoke pertenecían a la misma clase denominada Huszár de diseño inglés basado en los destructores japoneses de la clase Ikazuchi. Fueron construidas 14 unidades entre 1904 a 1913, la primera unidad se construyó en los astilleros ingleses de Yarrow Shipbuilders en Londres y de las siguientes se encargaría el gobierno austrohúngaro repartiendo su producción en los astilleros de Stabilimento Tecnico Triestino en Trieste (6 unidades), en los astilleros navales de Pola (1 unidad) y en Ganz-Danubius en Fiume (6 unidades).

uskoke 01
Destructor SMS Uskoke en el puerto de Barcelona (50 años de retrato naval militar)

Los destructores SMS Scharfschütze y SMS Uskoke fueron construidos en los astilleros de Stabilimento Tecnico Triestino, siendo botados en diciembre de 1906 y julio de 1907 respectivamente, entrando en servicio el 15 de septiembre de 1907 el Scharfschütze y el 31 de diciembre de 1907 el Uskoke.

huszár perfil 2
Perfil de un destructor de la clase Huszár (Pombocz – vía Shipbucket.com)

Desplazaban 420 toneladas a plena carga con una eslora de 68,4 metros por 6,25 metros de manga y 1,8 metros de calado.

Eran propulsados por dos máquinas de cuatro cilindros de triple expansión alimentadas por 4 calderas Yarrow de 6.000 ihp. a dos ejes. Su velocidad máxima era de 28 nudos y su autonomía de 500 millas náuticas a 28 nudos. Dotación, 75 tripulantes.

Iban armados con un cañón de 66/45 mm., 7 de 47 mm. L/44 y dos tubos lanzatorpedos de 450 mm.

scharfschutze 01
Destructor SMS Scharfschütze fondeado a estribor del SMS Uskoke (50 años de retrato naval militar)

Todos los buques de esta escuadra austriaca participaron en la Primera Guerra Mundial. Los tres acorazados fueron destacados a la Tercera División de la flota austrohúngara con base en Pola con un discreto protagonismo durante la guerra debido a su inferioridad frente a los modernos acorazados del tipo dreadnought. Al finalizar la guerra los SMS Erzherzog Fiedrich y SMS Erzherzog Karl fueron cedidos a Francia, mientras que el SMS Erzherzog Ferdinan Max fue cedido a Reino Unido, todos ellos como compensación de los daños sufridos durante la guerra.

Por otro lado los destructores SMS Scharfschütze y SMS Uskoke sobrevivieron a la contienda y tras su baja fueron desguazados en Italia en 1920.

Preparativos en el Portal de la Paz

Uno de los eventos a los que participaría SAR Alfonso XIII sería la visita a la escuadra austrohúngara, por ello el equipo de la Junta de Obras del puerto de Barcelona para prevenir ningún accidente ante la aglomeración de gente y embarcaciones privadas que estaba previsto que asistieran al evento, comenzó las obras de construcción un embarcadero y un pabellón en el Muelle del Portal de la Paz. Dicho pabellón se erigió en la zona central del muelle con unas dimensiones de 20 metros de longitud por 6 metros de ancho, estaba adornado con todo tipo de telas, flores y plantas, además de banderas y gallardetes de las casas reales españolas y austriaca y perfectamente iluminado tanto su interior como su exterior.

6459f mmb
Pabellón y embarcadero en el Muelle del Portal de la Paz listos para recibir al Rey Alfonso XIII (6459F Museo Marítimo de Barcelona)

Al mismo se podía acceder desde tierra y daba acceso al embarcadero por su lado de mar con un gran toldo protegiéndolo de cualquier inclemencia meteorológica.

Llegada del Rey Alfonso XIII

El Rey Alfonso XIII llegaba a Barcelona por tierra el día 10 de marzo, concretamente en tren, desembarcando del mismo en el apeadero de la calle Aragón cerca del Paseo de Gracia en donde le esperaban todas las autoridades civiles y militares, además de un gran número de público.

apeadero aragon
Apeadero de la calle Aragón

El mismo día de su llegada, uno de los actos más importantes para la ciudad en los que el Rey Alfonso XIII participaría, fue la inauguración de las obras de la “Reforma interior de Barcelona”. En estos trabajos se derribarían distintos tramos de las calles Ancha, Jupí, Arco de Isern, Manresa y Basea, para poder construir una gran avenida que con el tiempo se convertiría en la actual calle de Vía Layetana.

mapa reforma interior
Plano de parte del casco antiguo de Barcelona, la zona señalada pertenece al inicio de las obras en 1908 (Instituto Cartogáfico de Cataluña)

Visita a la escuadra

El día 11 por la mañana el Rey Alfonso XIII ejerciendo su derecho como coronel honorario del ejercito austrohúngaro, cambio sus ropajes de civil por el uniforme de oficial de aquel país, y desde Capitanía general se desplazó con su séquito al Portal de la Paz y al pabellón construido para él por la Junta de Obras del puerto.

alfons_xiii_i_victria_eugenia_en_un_cotxe_en_visita_oficial_a_barcelona
Alfonso XIII y Victoria Eugenia en Barcelona (Archivo Nacional de Cataluña)

Nadie quiso perderse tan regia visita, la Compañía Trasatlántica fletó tres vapores de golondrinas para todo aquel que quisiera contemplar el evento desde el agua y el Real Club de Regatas además de engalanar su sede también dispuso de embarcaciones a lo largo de la ruta que debería de efectuar la lancha real, todo ello sin contar las innumerables embarcaciones privadas que surcaban las aguas de puerto.

escuadra 01
Los acorazados de la escuadra austriaca (AFCEC)

El Rey Alfonso XIII y su séquito formado por el Sr. Maura, el duque de Sotomayor, el conde de Serrallo, el capitán general el señor Linares, el gobernador civil el Sr. Ossorio y el alcalde de Barcelona el Sr. Sanllehy subieron a bordo de una embarcación a vapor del crucero Princesa de Asturias la cual iba pilotada por el Ministro de Marina el Sr. Ferrándiz que puso rumbo al buque insignia austriaco SMS Erzherzog Karl.

Durante el corto trayecto al Rey lo acompañaron los acordes de la Marcha Real, más los vítores del público, lo toques de sirena de los buques mercantes surtos en el puerto y las salvas de artillería del crucero Princesa de Asturias y del castillo de Montjuich.
En el acorazado lo estaba esperando el contralmirante Luciano von Ziegler que después de guiar la visita al buque de guerra ofreció un almuerzo al Rey y a su séquito.
Terminada la visita al acorazado el Rey se trasladó al crucero Princesa de Asturias y tras otra visita guiada por su comandante volvió a cambiar su atuendo por un uniforme de caballería española.

28240f mmb
Crucero Princesa de Asturias (28240F Museo Marítimo de Barcelona)

La tarde de ese mismo día el Rey Alfonso XIII abandonaría la ciudad por el mismo medio con el que llegó, el tren, partiendo esta vez desde la estación de Francia.

La escuadra austriaca aun permanecería unos días más en la ciudad, los cinco buques pondrían fin a su visita de cortesía el día 18 de marzo partiendo todos juntos.

 

austro-hungarian_navy

 

Más información:
Diario La Vanguardia del día 10 de marzo de 1908
Memoria de la Junta de Obras del puerto de Barcelona 1907-1910
Revista La Hormiga de Oro del día 14 de marzo de 1908

Visita de un gigante del mar, el acorazado HMS Rodney

La mañana del jueves día 16 de febrero de 1933, tal y como estaba previsto, llegó a Barcelona el primero de los buques de la Royal Navy que anunciaron su llegada con unos días de antelación. Este primer buque era el gran acorazado HMS Rodney que debido probablemente a su gran calado no atracó en el interior del puerto, si no que permaneció toda su estancia fondeado a una milla aproximadamente de la escollera de Levante.

HMS Rodney 01
Acorazado HMS Rodney fondeado frente al puerto de Barcelona (Archivo Nacional de Cataluña)

El HMS Rodney iba al mando del capitán John Cronyn Tovey y estaba integrado en el 2º Escuadrón de Batalla de la flota del Atlántico, procedía de Plymouth de donde salió el pasado día 6 de enero en ruta hacia el Mar Mediterráneo previo paso por Villagarcía de Arosa y Gibraltar.

El acorazado HMS Rodney pertenecía a la clase de dos unidades denominada Nelson, estos dos buques fueron los primeros en ser adaptados según las limitaciones de tonelaje y armamento delimitadas en el Tratado Naval de Washington de 1921. En mayo de 1941 sería el mismo capitán Tovey con el acorazado HMS Rodney quien unos años más tarde tomaría parte en localizar, perseguir y hundir al acorazado alemán Bismark.

Al día siguiente de la llegada del HMS Rodney, el viernes 17, hizo lo propio el resto de buques pertenecientes a la 2ª Escuadrilla de Submarinos del Atlántico, que si pudo entrar en el puerto. Estos buques eran el destructor HMS Stuart, los submarinos HMS L-18, HMS L-21, HMS L-23 y HMS L-26 más el buque nodriza HMS Lucia. Todos ellos quedaron amarrados de punta en el Muelle de San Beltrán.

HMS Lucia 01
Buque taller HMS Lucia con los cuatro submarinos llegados el día 17 (Archivo Nacional de Cataluña)

Todos los buques ingleses quedaron abiertos al público, con algunas restricciones en el acorazado para evitar aglomeraciones de gente en el mismo.

La estancia en Barcelona

El viernes 17 las autoridades catalanas devolvieron la visita que el cónsul inglés y el comandante del acorazado hicieron el mismo día de su llegada. Mediante una embarcación se dirigieron al gran acorazado llegando a las 12 del mediodía. En ella viajaban Presidente de la Generalidad de Cataluña Francesc Macià acompañado de su secretario particular el Sr. Joan Alavedra y del comandante de los Mozos de Escuadra el Sr. Enrique Pérez Farrás entre otros; a su llegada se encontraron con el alcalde de Barcelona el Sr. Jaume Aiguadé Miró, el gobernador civil Sr. Claudio Ametlla y el secretario del Gobierno Sr. Azcárraga que ya se encontraban a bordo del acorazado.

HMS Rodney 02
El presidente de la Generalitat de Cataluña en el centro de la imagen, junto a él y vestido de gala está el capitán John Cronyn Tovey (Archivo Nacional de Cataluña)

 

El presidente Macià pudo disfrutar junto con su comitiva de una buena visita al acorazado HMS Rodney, en donde también tomaron un aperitivo ofrecido por la oficialidad del mismo. Después de haber firmado en el álbum de honor del acorazado fue despedido con 19 salvas de honor, salvas contestadas desde el castillo de Montjuich.

La fría noche del día 20 se ofreció a bordo del nodriza HMS Lucia una fiesta a las autoridades locales y a la colonia inglesa de Barcelona. El temporal de frio al que estaba sometida la ciudad no permitió que dicha fiesta tuviera lugar en el acorazado fondeado en el exterior del puerto. Aun así y según la prensa local la fiesta fue todo un éxito y al día siguiente el temporal daría como resultado una gran nevada.

Como ya iba siendo habitual en las visitas de las escuadras inglesas, se ofrecieron algunas competiciones deportivas. En esta ocasión se jugaron dos partidos de dos disciplinas distintas: un partido de tenis en el Barcelona Lawn Tennis Club, y uno de futbol en el estadio del Español en el barrio de Sarrià entre marinos ingleses y miembros de la guarnición militar local con victoria de estos últimos por 7 goles a 6.

Todos los buques ingleses levaron anclas el día 22 de febrero, poniendo así fin a su visita de cortesía a la ciudad de Barcelona.

El Tratado Naval de Washington

Después de la Primera Guerra Mundial se inició una carrera armamentística entre las naciones vencedoras de la contienda. En el ámbito naval el navío de guerra por excelencia era el acorazado o también denominado capital ship o buque capital. Estos acorazados cada vez eran mayores en desplazamiento y en su armamento generando un desequilibrio de fuerzas entre las potencias mundiales después de la Gran Guerra, estas eran el Imperio Británico, Estados Unidos, Japón, Francia e Italia.

Para poner fin a ello el Tratado Naval de Washington de 1921 estableció las reglas a seguir para la construcción naval militar, creando unos límites de construcción por tonelaje por país y categoría de buque más límites en el calibre de sus armas.
En el caso de los acorazados o capital ships su desplazamiento estaba restringido a 35.000 toneladas, no pudiendo ser armados con cañones con calibre superior a las 16 pulgadas (406 mm.).
Los portaaviones, no tenían la misma consideración en importancia que los acorazados y se limitaron a 27.000 toneladas, hubo alguna excepción portaaviones de 33.000 toneladas que no eran sino que acorazados reconvertidos para adaptar las flotas según el tratado, se permitieron dos reconversiones por país.
El resto de buques de guerra estaban limitados a 10.000 toneladas con cañones de un calibre máximo de 8 pulgadas (203 mm.).

Los proyectos N3 y G3

Antes de la firma del Tratado Naval de Washington la Royal Navy comenzó el desarrollo de nuevos buques de guerra, dos de estos nuevos proyectos fueron los acorazados de la clase N3 de 49.300 toneladas y 249,9 metros de eslora y los cruceros de batalla de la clase G3 de 54.700 toneladas con 260,9 metros de eslora.

Ambas clases compartían un nuevo diseño nunca antes visto en la Royal Navy, este consistía en situar las baterías de cañones principales en la sección delantera con el puente en medio de la segunda y tercera torreta, mientras que la artillería secundaria se alojaría principalmente en la sección trasera. Este diseño mejoraba la estabilidad general del buque, proporcionaba mejores espacios para la habitabilidad de las dotaciones y mejoraba la organización de los equipos de control de daños y extinción de incendios.

G3 & N3
Diferencias estructurales entre la clase G3 y N3 (autor desconocido)

El armamento de los acorazados N3 debía de haber sido muy superior a lo establecido en el Tratado Naval. Sus baterías principales habrían sido de 9 cañones de 18 pulgadas (457 mm.) en tres torres triples, y su artillería secundaria la formarían 16 cañones de 6 pulgadas (152 mm.) en ocho torretas dobles.
En cuanto a los cruceros de batalla del tipo G3, montarían 9 cañones de 16 pulgadas (406 mm.) con 16 cañones de 6 pulgadas (152 mm.) como artillería secundaria.

Los cuatro acorazados propuestos del tipo N3 jamás vieron la luz y los otros cuatro cruceros acorazados del tipo G3 se cancelaron justo después de haber sido aprobada su construcción debido a la adhesión del Reino Unido al Tratado Naval de 1921.

La clase O3 / clase Nelson

Con la firma del Tratado Naval de Washington el Almirantazgo se tuvo que replantear el diseño de los programas N3 y G3, por consiguiente nació una nueva serie, la O3 o clase Nelson.
Esta nueva serie tenía similitudes con las anteriores pero sus características estaban sujetas a la limitaciones del Tratado Naval y tan sólo se construyeron dos unidades, los HMS Nelson y HMS Rodney de poco más de 38.000 toneladas y 216 metros de eslora.
La distribución de la artillería estaba basada en el de los acorazados del tipo N3, tres torres triples de 16 pulgadas (406 mm.) en la sección delantera, y en su sección trasera se concentraba la peculiar superestructura del puente de mando con base octogonal, más las chimeneas y la artillería secundaria y antiaérea. Básicamente la nueva serie O3 era una versión simplificada y reducida de las series N3 y G3.

HMS Nelson 01
Perfil del HMS Nelson (Andrew Arthur vía Wikipedia)

El HMS Rodney

El HMS Rodney con el número 29 como identificador de casco, fue construido en los astilleros ingleses de Cammell Laird & Company en Birkenhead, siendo botado el 17 de diciembre de 1925 y entregado a la Royal Navy el 7 de diciembre de 1927. Este fue el séptimo buque de guerra de la Royal Navy en llevar este nombre en honor al almirante George Brydges Rodney (1718-1792).

Desplazaba 38.030 toneladas a plena carga y sus dimensiones eran de 216,5 metros de eslora por 32,3 metros de manga y 9,7 metros de calado.
Su planta motriz constaba de 8 calderas alimentadas por petróleo Admiralty más 2 turbinas a vapor Brown-Curtis de 45.000 shp. a dos ejes, su velocidad máxima era de 23 nudos y su autonomía máxima de 16.700 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 1.314 tripulantes.

HMS Rodney 03
El acorazado HMS Rodney iniciando su primera navegación (autor desconocido)

Su armamento constaba de 9 cañones de 16 pulgadas (406 mm.) Mk. I en tres torres triples, 12 cañones de 6 pulgadas (152,4 mm.) Mk. XXII en seis torres dobles, 6 cañones antiaéreos en montajes sencillos de 4,7 pulgadas (119,3 mm.), 8 cañones sencillos antiaéreos de 2 libras y dos lanzatorpedos de 622 mm. Mk. I.

La coraza protectora variaba con máximos de 356 mm. en el cinturón, 162 mm. en cubierta, 406 mm. en las torres de artillería y 356 mm. en la torre de mando.

HMS Rodney 06
Despliegue de los 9 cañones de 16 pulgadas del HMS Rodney (autor desconocido)

En octubre de 1938 el HMS Rodney fue equipado con el prototipo del radar de descubierta aérea del tipo 79Y, siendo el primer acorazado en embarcar un sistema de radar y el segundo de la Royal Navy, el primero fue el crucero HMS Sheffield C-24. Este radar podía localizar aeronaves a una distancia de entre 40 a 70 millas y a una altitud entre 3.000 a 10.000 pies de altitud.

Vida operativa

El HMS Rodney comenzó la guerra con distintos problemas técnicos en su propulsión que le hacían consumir mucho combustible y le acortaban su autonomía. Mas los problemas más acuciantes y necesarios para reparar eran diversas vías de agua en supuestos compartimentos herméticos y entró en la guerra sin realizarle tan siquiera una revisión completa. La única reparación a la que se sometió fueron algunas soldaduras para intentar reparar estas vías de agua por parte de la dotación del buque. Estos problemas con las vías de agua se vieron agravados cuando en abril de 1940 en aguas de Noruega el acorazado fue alcanzado por una bomba de un avión alemán Junkers Ju-87 Stuka, la bomba de 500 Kg. penetró en la cubierta superior a popa de la chimenea y tras golpear la cubierta blindada salió despedida por un costado sin explotar. Aunque no ocasionó daños de gravedad si aumentó los problemas de estanqueidad de los compartimentos herméticos y se llevó consigo la vida de 16 marineros.

THE ROYAL NAVY DURING THE SECOND WORLD WAR
El HMS Rodney en ruta hacia Mers-El-Kebir, nótese el detalle del hidroavión montado sobre la tercera torreta de 16 pulgadas (IWM A15836)

El acorazado HMS Rodney participó desde el primer día en la guerra, desde Noruega a la Batalla del Atlántico y las campañas del Norte de África, Sicilia, Salerno, Normandía y el Ártico, estando presente en casi todos los escenarios bélicos de Europa.
Aunque sin duda su actuación más conocida y popular fue la localización y persecución del acorazado alemán Bismark.

Hundid el Bismarck!

El acorazado HMS Rodney al mando capitán John Cronyn Tovey, se encontraba escoltando a un convoy desde Reino Unido a Egipto cuando le fueron radiadas las órdenes de localizar y hundir al Bismarck, dos horas después de que este echara a pique al acorazado HMS Hood el 24 de mayo de 1941.

Schlachtschiff Bismarck
Acorazado alemán Bismarck (Bundesarchiv)

El Almirantazgo movilizó a todos los buques disponibles en la zona, el HMS Rodney se unió a la caza del Bismarck junto al acorazado HMS King George V y los cruceros HMS Norfolk y HMS Dorsetshire.

El día 27 cuando navegaban al sudoeste de Islandia divisaron al acorazado alemán herido de muerte en su timón, la causa fue un torpedo lanzado por un avión Fairey Swordfish del portaaviones HMS Ark Royal. El acorazado alemán sin posibilidad de huir a un puerto seguro para ser reparado entabló combate contra la flota inglesa.

Durante el combate el HMS Rodney disparó 340 proyectiles de 16 pulgadas más otros 716 de 6 pulgadas y 12 torpedos de 622 mm., siendo el buque que más daño ocasionó en el Bismarck.
El acorazado alemán no pudo sobrevivir al acoso del fuego enemigo y terminó por hundirse el 27 de mayo de 1941.

El HMS Rodney sufrió algunos daños, pero no causados por el fuego enemigo, si no por la onda expansiva de las detonaciones de sus propios cañones de 16 pulgadas. Los problemas del excesivo consumo de sus máquinas adelanto la retirada del HMS Rodney de la batalla, no pudiendo presenciar el final del acorazado alemán.

Vídeo de British Pathé vía Youtube sobre el funcionamiento de los cañones de 16 pulgadas del HMS Rodney

Su siguiente destino sería el puerto de Boston, en donde sería reparado y se sometería a una nueva revisión por sus constantes problemas de vías de agua y los defectos en su maquinaria.

Terminada la guerra estaba previsto realizar una profunda revisión al acorazado a fin de ampliar su vida operativa, mas dicha revisión no llegó jamás. En diciembre de 1944 se convirtió en el buque insignia de la Home Fleet con base en Scapa Flow, realizando pocas o ninguna navegación. Causó baja en 1946 y en 1947 se procedió a su desarme y su consiguiente desguace.

BRITAIN'S BIG SHIPS IN THE MEDITERRANEAN. MARCH 1943, ON BOARD H
Peculiar forma de la superestructura del puente de mando del HMS Rodney (IWM A 15732)

Los otros acorazados

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el Tratado Naval de Washington quedó sin efecto, las naciones firmantes declararon nulo el tratado y se dedicaron a construir sus buques de guerra según sus necesidades. Entonces comenzaron a aparecer auténticos monstruos marinos como el Yamato de 74.170 toneladas, o el HMS Vanguard de 45.200 Tm., seguidos de la clase Iowa de 45.000 Tm., sin olvidarnos del Bismark de 41.700 Tm. o el Roma de 41.600 Tm., entre otros. Algunos de ellos sobrevivieron a la guerra y fueron visitantes de Barcelona pero esa es ya otra historia.

 

HMS Rodney badge

 

 

Más información:
Llegada del acorazado HMS Rodney a Barcelona en La Vanguardia del día 17 de febrero de 1933 página 7
Revista El Mundo Gráfico del 22 de febrero de 1933 página 14
Historial operativo durante la Segunda Guerra Mundial del HMS Rodney en Naval-history.net (inglés)

La escuadra rusa del Mediterráneo y la diplomacia naval

La mañana del día 6 de abril de 1901 se pudo escuchar a las afueras del puerto de Barcelona el inequívoco tronar de dos cañonazos, a primeras horas de la mañana la costa barcelonesa estaba cubierta por un espeso manto de niebla que dificultaba la navegación e impedía averiguar quiénes eran los autores de los disparos. Una hora más tarde se oyeron otras dos detonaciones acompañadas de toques de silbato, confirmándose la sospecha de que se trataba de buques de guerra aproximándose a la costa que empleaban este medio sonoro para comunicarse a través de la espesa niebla. Poco más tarde la bruma despejó un poco gracias al viento de levante y frente a la playa muy cerca de tierra a la altura de los talleres de Nuevo Vulcano apareció la gigantesca estructura de un acorazado escoltado por dos lanchas de exploración a vapor.

Este acorazado era el buque insignia de la escuadra del Mediterráneo de la Armada Imperial rusa, el Imperator Aleksandr II, al cabo de una hora se oyeron más cañonazos y en la lejanía entre los restos de la niebla que quedaba se pudo observar la aproximación de otros dos buques de guerra, estos eran el crucero torpedero Abrek y el cañonero Khrabyi.

Imperator Alexander II
Acorazado Imperator Aleksandr II en Barcelona, al fondo a la derecha se puede apreciar parte del acorazado Pelayo (Archivo Nacional de Cataluña)

A las 11 de la mañana el buque insignia de la escuadra rusa alcanzó la bocana del puerto de Barcelona desde donde realizó el protocolario saludo a la plaza con 21 cañonazos que fueron contestados por las baterías del castillo de Montjuich. Finalizados los saludos, los buques de la escuadra rusa procedieron a fondear en la escollera del Este en donde tenían previsto permanecer unos quince días.

Una visita de cortesía interrumpida

Días antes de llegar a Barcelona esta escuadra tenía previsto participar en las festividades de las provincias del Mediodía francés en Tolón, junto con la escuadra francesa, el acorazado español Pelayo y la presencia del presidente de la república francesa Émile Loubet.
A última hora se anunció la llegada de una escuadra italiana al mando de Tomás de Saboya-Génova II, Duque de Génova.

En esas fechas el zar Nicolás II de Rusia no veía con buenos ojos la aproximación del Reino de Italia y miembro de la Triple Alianza a los aliados rusos de Francia y mucho menos a Inglaterra, por tanto para demostrar su desagrado decidieron retirar la escuadra rusa de Tolón y no permanecer en el mismo puerto que la escuadra italiana, su siguiente destino sería Barcelona.

Alexei_Birilev
Aleksei Birilev

Una vez la escuadra rusa hubo llegado a Barcelona, el vicealmirante Aleksei Birilev, recibió órdenes de partir en un viaje relámpago con rumbo a Madrid en tren. Los rumores indicaban que Birilev se dirigía a la capital para recibir nuevas órdenes del embajador ruso, mas dichos rumores se combatían desde el consulado aduciendo que la visita del vicealmirante ruso a Madrid tan sólo tenía una función protocolaria para saludar a la Reina Regente María Cristina.

Sea como fuere, a su llegada a Barcelona Birilev embarcó en el buque insignia, el acorazado Imperator Aleksandr II, y tras una estancia de dos días la escuadra partió de Barcelona el día 8 de abril junto con sus dos escoltas hacia el puerto francés de Villefranche, en donde llegarían el día 9 por la tarde, un poco más tarde de lo previsto ya que sufrieron una tormenta por el camino.

Al día siguiente llegaba la escuadra francesa con el acorazado Saint Louis a la cabeza en el que viajaba el presidente de la república francesa Émile Loubet. Frente a la rada de Villefranche ambas escuadras se saludaron con multiples salvas de cañón y por fin el vicealmirante Birilev con un grupo de oficiales pudieron ser recibidos en audiencia por el presidente francés y transmitirle en persona los saludos del zar Nicolás II.

Villefranche
El buque insignia de la escuadra rusa el acorazado Imperator Aleksandr II saludando al acorazado francés Saint Louis con el presidente de la república francesa a bordo.

Terminado este rápido encuentro, Loubet embarcó en la escuadra francesa rumbo a Tolón y la escuadra rusa puso rumbo de nuevo hacia Barcelona.

Segunda llegada

El día 19 de abril volvían a Barcelona dos de los tres buques que componían originalmente esta escuadra, el crucero torpedero Abrek y el cañonero Khrabyi, atracaron en el mismo punto en donde lo hicieron días antes, la escollera del Este y ahí permanecieron hasta el día 23 de abril.
El acorazado Imperator Aleksandr II tuvo que poner rumbo a Tolón en donde debería ser reparado de algunas averías.

La escuadra rusa del mediterráneo

El acorazado Imperator Aleksandr II pertenecía a la clase que llevaba su mismo nombre de los que se construyeron dos unidades entre 1885 a 1891 y aunque su diseño original era el mismo había algunas diferencias entre ellos. Ambos acorazados llevaban sus nombres en honor a los emperadores rusos Alejandro II (1818-1881) y Nicolas I (1796-1855).

Imperator Alexander II_4
Acorazado Imperator Aleksandr II

Estos acorazados fueron diseñados para combatir mediante la doctrina naval del momento, esta era el abordaje. Para ello fueron dotados de un prominente espolón de proa y la misma proa se inclinó ligeramente hacia abajo para permitir que los cañones principales de 305 mm. pudieran disparar a la línea de flotación del barco enemigo a corta distancia.

El Imperator Aleksandr II fue construido en los astilleros rusos del Nuevo Almirantazgo en San Petersburgo, siendo botado el 13 de julio de 1887 y entregado en junio de 1891.

Desplazaba 9.392 toneladas, sus dimensiones era de 105,61 metros de eslora por 20,40 metros de manga y 7,85 metros de calado.
Era propulsado por una máquina a vapor de tres cilindros y doce calderas construida por Baltiysky Zavod, a dos ejes que le daban una potencia de 8.500 ihp., una velocidad máxima de 15,27 nudos y una autonomía de 4.440 millas náuticas a 8 nudos. Dotación, 616 tripulantes.

Su armamento constaba de 1 montaje doble de 305 mm. Obukhov Modelo 1877, 4 sencillos de 299 mm., 8 sencillos de 152 mm., 10 cañones Hotchkiss de 47 mm. y 5 lanzatorpedos de 381 mm.
Su blindaje variaba según la zona del barco con 356 mm. máximo en el cinturón, 64 mm. en cubierta, de 254 mm. en las barbetas de la artillería o 203 mm. en la torre de mando.

El acorazado Imperator Aleksandr II operó en la Flota del Báltico desde su entrada en servicio hasta 1896 cuando fue asignado al Escuadrón del Mediterráneo. En 1897 representó a los intereses rusos durante la revuelta de la Isla de Creta en la guerra greco-turca.
En agosto de 1906 la tripulación se negó a reprimir a la guarnición amotinada de Fort Konstantin que defendía Kronstadt. Y en 1907 el acorazado fue reclasificado como buque de entrenamiento de artillería y destacado en Kronstadt en donde su tripulación participó en el movimiento revolucionario. En 1917 sería rebautizado a Zarya Svobody y en 1922 se vendería para desguace, causando baja definitiva en noviembre de 1925.

El crucero torpedero Abrek

La invención del torpedo revolucionó la construcción naval de mediados a finales del siglo XIX, antes de la llegada de los modernos torpederos las marinas de guerra de las principales potencias pusieron de moda el llamado crucero torpedero. Estos eran unos buques con un desplazamiento entre 500 a 1.500 toneladas y su armamento principal eran los torpedos, uno de estos cruceros fue el ruso Abrek (Абрек).

2343F Abrek
Crucero torpedero Abrek (2343F Museo Marítimo de Barcelona)

El Abrek fue construido en los astilleros finlandeses de Crichton-Vulcan en la ciudad de Turku, siendo botado en 1896 y entregado en 1897.
Desplazaba 675 toneladas a plena carga y sus dimensiones eran de 65,5 metros de eslora por 7,75 metros de manga y 3,35 metros de calado máximo.
Era propulsado por una máquina a vapor de triple expansión alimentadas por 4 calderas Normand-Du Temple con una potencia de 4.500 hp. y una velocidad de 21,2 nudos a dos ejes. Su autonomía era de unas 2.000 millas náuticas a 12 nudos. Dotación, 88 tripulantes.

Iba armado de 1 cañón doble de 75/50 mm. Canet, 4 sencillos de 47 mm. Hotchkiss y 2 tubos lanzatorpedos de 450 mm.

El Abrek comenzó su vida operativa como crucero torpedero y fue asignado al Escuadrón del Mediterráneo, en 1907 fue reclasificado a buque correo y en 1918 a buque de investigación. Terminó sus días en la flota del Báltico en 1948.

El cañonero Khrabyi

Este fue el buque más longevo de la escuadra rusa visitante, nació como cañonero blindado en la Armada del zar y terminó sus días en la flota de la Unión Soviética en plena Guerra Fría.

Khrabryy_3
Cañonero Khrabryi (postal de Marius Bar)

El cañonero Khrabryi (Храбрый / Valiente) era único en su clase, fue construido en los astilleros del Nuevo Almirantazgo en San Petersburgo, siendo botado en 1895 y entregado en 1897.
En el momento de su construcción desplazaba 2.100 toneladas a plena carga, sus dimensiones eran de 70,2 metros de eslora por 12,7 metros de manga y 3,81 metros de calado.

Era propulsado por dos máquinas a vapor vertical de triple expansión alimentada por 8 calderas Niclausse con una potencia de 2.100 hp. a dos ejes con 14 nudos de velocidad máxima y una autonomía de 1.200 millas náuticas a 7 nudos. Dotación, 188 tripulantes.

Su armamento constaba de 2 cañones sencillos de 203/43 mm., 1 de 152/44 mm. Canet, 5 sencillos de 47 mm. Hotchkiss, 4 de 37 mm. Hotchkiss, 1 tubo lanzatorpedos de 450 mm. y capacidad para 20 minas.

Además de su asignación en el Escuadrón del Mediterráneo también estuvo presente en la revuelta de la Isla de Creta. Durante la Primera Guerra Mundial fue asignado a las fuerzas navales del Golfo de Riga tomando parte en la batalla de Moonsund en Estonia. Se unió a la Flota Roja del Báltico en noviembre de 1917 y los siguientes cuatro años permaneció estacionado en el puerto de Kronstadt, durante su inmovilización se le sustituyeron las calderas y también su nombre siendo rebautizado a Krasnoye Znamya (Красный флаг / Bandera Roja). En el periodo comprendido entre 1937 a 1939 el cañonero fue sometido a una amplia revisión de diseño y rearme, perdió su apariencia física original de antiguo vapor de guerra, se alargó su proa y su puente de mando adoptó una aspecto más moderno.

Khrabryy_evolucion
Evolución del cañonero Khrabyy / Krasnoye Znamya

Durante la Segunda Guerra Mundial fue empleado para defender las costas del Golfo de Finlandia y Leningrado. El 16 de noviembre de 1942 el cañonero Krasnoye Znamya fue hundido por el impacto de un torpedo en la isla de Lavansaari después de ser atacado por tres lanchas torpederas finlandesas. Un año más tarde fue rescatado y reflotado, también fue sometido a grandes obras de reparaciones, volviendo al servicio activo en septiembre de 1944. A partir de 1956 operó como buque escuela y como barracón flotante, finalmente sería dado de baja en junio de 1960.

Fin de la visita

La estancia de los marinos rusos fue un poco más tranquila, después de tan agitados días al fin pudieron descansar en la ciudad Condal. Sus jornadas transcurrieron con ejercicios físicos a bordo combinado con el adiestramiento de las dotaciones y se ofrecieron algunas ceremonias religiosas según el rito ortodoxo. Muchos barceloneses pudieron disfrutar de tan exóticos visitantes mediante el servicio de las Golondrinas, más todos aquellos que quisieran acercarse con su propia embarcación.

Golondrinas
Publicidad aparecida en La Vanguardia

Tal y como estaba previsto el crucero torpedero Abrek y el cañonero Khrabyi levaron anclas la mañana del día 23 de abril poniendo fin a tan singular visita de cortesía.

 

Bandera
Más información:
Llegada de la escuadra en el diario La Dinastía de Barcelona del día 7 de abril de 1904
Visita de Mr. Loubet a Villefranche en el diario El Imparcial de Madrid del día 11 de abril de 1904
Artículo Diplomacia Naval en la revista El mundo naval ilustrado del 20 de abril de 1901

El crucero Extremadura y el primer aerograma de la Armada española

La mañana del día 15 de agosto de 1904 hacía su entrada al puerto de Barcelona, en visita de cortesía, el crucero protegido de 3ª clase Extremadura de la Armada española, tras echar el ancla en el antepuerto amarró sus cabos en la escollera del Este lugar en el que permanecería hasta el día 18 de agosto.

Extremadura
Crucero de 3ª clase Extremadura (vía 50 años de retrato naval militar)

Durante su visita a la ciudad Condal, aprovecharía para realizar pruebas de los nuevos sistemas de comunicación adquiridos por la Armada mediante la telegrafía sin hilos o T.S.H. por sus siglas. Estos sistemas fueron instalados por primera vez en el yate real Giralda, pero no sería hasta esta ocasión cuando se pondría a prueba la comunicación entre dos buques de la Armada a larga distancia.

El Extremadura

En 1896 y como anticipándose a la tormenta que se avecinaba con los Estados Unidos, la colonia española en Méjico, a través de la Junta Patriótica mejicana presidida por Florencio Noriega y Noriega, comenzó una subscripción para recaudar fondos con el fin de construir un buque de guerra. Este buque se llamaría “Colonia Española de Méjico” y debería de tener la categoría de crucero de unas 6.500 toneladas.

En paralelo a la recaudación de fondos se buscó el mejor y más económico astillero para su construcción. El astillero seleccionado fue el Vea Murgía de Cádiz, factoría que en esas fechas se hallaba con problemas de continuidad de trabajo y con riesgo de cierre.

Autorizada su construcción el 23 de abril de 1898 con un coste de unos cinco millones de pesetas aproximadamente, se procedió rápidamente a su construcción. Siendo botado el 29 de abril de 1900 convirtiéndose en el primer buque de guerra de la Armada española en tocar el agua después de la destrucción de la escuadra en 1898.

Durante su construcción se barajaron otros nombres como los de Méjico, Patria o Puerto Rico, siendo el definitivo el de Extremadura en honor a la mayoría de emigrantes y conquistadores españoles procedentes de esta región de España.
El crucero protegido de tercera clase Extremadura fue entregado a la Armada el 31 de mayo de 1902.

Extremadura_perfil

Desplazaba 2.134 toneladas, con una eslora de 88 metros por 11 metros de manga y 4,97 metros de calado.
Era propulsado por ocho calderas cilíndricas Thormycroft alimentadas por carbón y dos máquinas de triple expansión de 6.950 Cv. a dos ejes, su velocidad máxima era de 20 nudos y su autonomía de 4.320 millas náuticas con 432 toneladas de carbón. Dotación, 226 tripulantes.
Su armamento constaba de 8 cañones Vickers de 101,4/50 mm., 2 cañones Vickers de 75 mm., 4 cañones Nordenfelt de 57 mm., 2 ametralladoras de 37 mm. y 1 ametralladora de 7 mm.
Disponía de blindaje a lo largo de toda su eslora con un grosor de 20 a 25 mm.

La telegrafía eléctrica

La telegrafía eléctrica es heredera de la telegrafía óptica, y dos son los inventores más populares que se disputan la creación de este ingenio, aunque detrás de ellos existieron un gran número de predecesores como el español el doctor Francisco Salvá Campillo (1751-1828).
El primero de ellos fue el pintor estadounidense Samuel Morse (1791-1872) quien desarrollo un sistema mediante el cual se podían enviar señales eléctricas o pulsos eléctricos por cable a grandes distancias. Morse para hacer comprensibles a estas señales creó un sistema de codificación mediante pulsos largos y cortos que combinados se traducían en letras o caracteres.

Telégrafo_Morse
Telégrafo de Morse

Este sistema fue probado públicamente por primera vez el 24 de mayo de 1844 enviando un mensaje desde el Capitolio de los Estados Unidos en Washington D.C. a una estación de tren de la compañía ferroviaria B & O en Baltimore.

El segundo fue el físico y músico británico David Edward Hughes (1831-1900) que buscando una manera de imprimir partituras a la vez que sonaba un instrumento desarrolló su telégrafo eléctrico. Ignorado por su país presentó su ingenio a la vecina Francia con un éxito total y recibiendo por parte de Napoleón III la condecoración de Chevalier.
El telégrafo de Hughes era mucho más rápido y eficiente que el sistema de Morse, permitiendo la impresión de caracteres no codificados.

Telegrafo_Hughes
Telégrafo de Hughes

Gracias a la rápida velocidad a la que se podía transmitir y recibir un mensaje pronto hizo que el telégrafo óptico quedara en desuso y se implementara este nuevo sistema de comunicación.

La telegrafía sin hilos para la comunicación a largas distancias y navíos, no llegaría hasta 1892 cuando el ingeniero e inventor británico William Henry Preece (1834-1913) logró enviar un mensaje a una distancia de cinco kilómetros a través del canal de Bristol.
Pero no sería hasta 27 de julio de 1896 cuando Guglielmo Marconi (1874-1937), con las recientemente descubiertas ondas de radio, perfeccionaría el sistema y lograría emitir un mensaje de demostración para el gobierno británico.
La primera transmisión en la mar mediante este sistema la realizó el mismo Marconi.
En 1899 mientras se hallaba en ruta hacia los Estados Unidos invitado por el diario “The New York Times” para cubrir la regata America’s Cup, realizó con éxito la retransmisión del evento desde el buque en el que viajaba, el vapor Ponce.

Receptor_radio_Marconi
Receptor de telégrafo de Marconi (Museo de la ciencia y la tecnología Leonardo da Vinci)

Una segunda transmisión se realizó desde el transatlántico San Pablo el 15 de noviembre a su regreso al Reino Unido, contactando directamente con el Hotel Needles anunciando el pronto regreso de Marconi, la comunicación cubrió una distancia de 66 millas.
El primer mensaje en cruzar el Atlántico se transmitió el 17 de diciembre de 1902 desde la estación que tenía Marconi en Glace Bay en Nueva Escocia (Canadá).

La telegrafía eléctrica en España

El día 8 de noviembre de 1854 mediante una línea de telégrafo eléctrico tendido aprovechando las torres de los telégrafos ópticos de la línea Madrid – Irún, la Reina Isabel II enviaba mediante este nuevo sistema de comunicación en España su primer telegrama oficial, en él se incluía un discurso de la misma reina inaugurando las Cortes Constituyentes iniciando así el bienio progresista.

Visto el éxito un año después se autorizaba la construcción de una línea a nivel nacional de telegrafía eléctrica, esta línea debería de comunicar todas las capitales de provincia, incluidas las Islas Baleares y las Islas Canarias para lo que se tendieron cables submarinos para lograr la comunicación.

En 1902 el gobierno español aprobó una partida presupuestaria para adquirir equipos de telegrafía sin hilos a fin de comenzar sus pruebas en distintos buques de la Armada y estaciones en tierra.

Tres fueron los buques seleccionados para realizar estas pruebas, el yate real Giralda, el acorazado Pelayo y el crucero Extremadura con equipos de la firma alemana Telefunken.
Estos dos últimos comenzaron las pruebas en agosto de 1902 entre Barcelona y las Islas Baleares, con el crucero Extremadura atracado en el puerto de la ciudad Condal y el acorazado Pelayo en el puerto de Mahón.

Pelayo
Acorazado Pelayo (colección Aguilera vía armada.mde.es)

Por la orografía de la isla de Menorca hizo necesaria la salida a la mar del acorazado Pelayo, dado que los rudimentarios equipos de la época impedían una recepción clara del los mensajes, o también llamados aerogramas o radiogramas.
El día 16 de agosto de 1904 con el acorazado Pelayo situado frente al Cabo Caballería en Menorca transmitió diversos aerogramas perfectamente inteligibles al crucero Extremadura en Barcelona. El primer mensaje emitido incluía un saludo a Su Majestad y a la familia real. Después de este primer intento se sucedieron diversas comunicaciones entre el acorazado y el ministro de Marina.
Las pruebas se extendieron al crucero Extremadura constatando así la perfecta comunicación entre dos buques de la Armada española a una distancia de 240 kilómetros aproximadamente y a su vez confirmó la comunicación por telegrafía eléctrica sin hilos entre Barcelona y las Islas Baleares.

Extremadura_BCN
Crucero Extremadura en Barcelona en una visita posterior

Finalmente desde 1911 a 1913 se implementaría la telegrafía sin hilos a todos los buques de la Armada española gracias al trabajo de un joven oficial llamado Jaime Janer Robinson (1884-1924).

Como curiosidad y efeméride, durante los días de las primeras pruebas de telegrafía sin hilos de la Armada en España, la prensa internacional anunciaba la recepción mediante telegrafía de noticias sobre el estado de la guerra ruso-japonesa de 1904-1905. En esas noticias se anunciaba el comienzo de la Batalla del Mar Amarillo que enfrentó a 62 buques de guerra japoneses contra 24 rusos y que terminaría con una clara victoria japonesa. Durante esa guerra fue ampliamente utilizado el telégrafo sin hilos, esta nueva tecnología fue decisiva en otras batallas de la guerra como la del Mar del Japón y del Estrecho de Tsushima.

Otras acciones del Extremadura y su final

Al crucero protegido de 3ª clase Extremadura aun le quedaría una larga vida de servicio en la Armada.
Entre otras acciones y destinos tuvo la de escoltar al primer submarino de la Armada española a aguas peninsulares desde las Islas Canarias, el Isaac Peral A-0, en abril de 1917, y durante un tiempo sirvió como buque nodriza de submarinos hasta la llegada del Kanguro. Además participó en la Guerra del Rif apoyando con sus baterías de 101 mm. a las tropas expedicionarias en el Desembarco de Alhucemas en septiembre de 1925.

Extremadura_C.Garcia
El crucero Extremadura con el submarino Cosme García abarloado por babor.

Finalmente anticuado y obsoleto fue dado de baja el 31 de agosto de 1931 y vendido para desguace un año después.

 

Para más información:
Artículo de La Vanguardia del día 17 de agosto de 1904 sección “Notas locales” página 3
Artículo del ABC “El día que Isabel II envió el primer telegrama en España” publicado el 4 de diciembre de 2014
Artículo de la Revista General de Marina “Vida y obra de Jaime Janer Robinson” de noviembre de 2013