Acorazado Pelayo, el solitario

La mañana del día 28 de abril de 1891 los barceloneses y todo aquel que estuviera pendiente de noticias provenientes de la mar, pudieron observar como desde los mástiles del telégrafo de Montjuich el vigía izaba las banderolas y bolas que correspondían a la llegada de una escuadra nacional. Esa mañana un espeso banco de niebla impedía atisbar cualquier buque en aproximación al puerto y además imposibilitaba una maniobra segura de entrada, el vigía dada su privilegiada situación en lo alto de la montaña pudo percibir a tres buques de guerra parados frente al puerto de Barcelona que lucían la bandera española y pudo identificarlos, estos eran el acorazado Pelayo, y los cruceros Reina Regente e Isla de Luzón.

Pelayo 02
Acorazado Marceau (Marius Bar)

A partir de las ocho y media comenzaron a entrar en el puerto los buques de guerra, comenzando por el Pelayo, diversos curiosos se dirigieron a la escollera del este para contemplar la entrada de la Escuadra española y prestaron especial atención a este nuevo visitante, esta era la primera visita del acorazado Pelayo a la ciudad Condal y nadie quiso perderse esta oportunidad.

Reina Regente 01
Crucero Reina Regente (485F Museo Marítimo de Barcelona)

El Pelayo quedó fondeado frente a la argolla de la escollera del Este, a su estribor fondeó el Reina Regente y el Isla de Luzón repitió la misma operación, pasando a fondear más tarde frente al embarcadero de la Paz. Finalizadas las operaciones de fondeo pasaron a bordo del Pelayo el comandante de Marina en Barcelona acompañado de su ayudante y del comandante del cañonero Pilar para saludar al comandante del acorazado el capitán de navío Antonio Terry y Ribas.

Isla de Luzon 01
Crucero Isla de Luzón (14263F Museo Marítimo de Barcelona)

Esta Escuadra provenía de Mahón y permanecería en la ciudad Condal hasta el día 11 de mayo, su crucero los llevaría a recalar en los puertos de Tolón, La Spezia, Nápoles, Rodas, Chío, El Pireo y el puerto de Alejandría.

Durante la estancia de la Escuadra española en el puerto de Barcelona los buques de guerra estuvieron abiertos al público, al no estar atracados al muelle de punta o de costado dificultaba el acceso a los mismos, teniendo que utilizar el público todo tipo de embarcaciones para acceder a ellos. La dársena del puerto era un constante ir y venir de embarcaciones y golondrinas a y desde los buques de guerra con especial atención en el acorazado. La tarde del día 5 de mayo la banda de música del acorazado Pelayo deleitó al público con algunas piezas de Aida entre otras.

El Pelayo

La construcción del acorazado Pelayo fue promovida por el Almirante Antequera y motivada por la necesidad de defender los intereses nacionales en ultramar. El ingeniero naval francés Amable Lagane se encargó del diseño y construcción del acorazado basándose en los acorazados pre-dreadnought de la clase Marceau.

Marceau 01
Acorazado Marceau (Marius Bar)

El Pelayo fue construido por los astilleros franceses de Forges et Chantiers de la Mediterranée en La Seyne (Tolón) por un precio de 22.000.000 de pesetas sin contar con el armamento, sería botado el 5 de febrero de 1887 y entregado a la Armada el 9 de septiembre de 1888.

Pelayo 06
El Pelayo listo para su botadura (Naval Historical Center)

Para poder alcanzar por ejemplo, Filipinas, debía de transitar por el Canal de Suez, para ello el ingeniero francés dotó al Pelayo de un menor calado. Como muchos buques de guerra de la época su propulsión habría sido mixta, a vapor y a vela, el diseño original contemplaba que en su arboladura pudieran izarse velas pero se desestimó más adelante quedando tan sólo los mástiles con cuatro cofas.

Pelayo 01
Este fue el segundo buque de la Armada en llevar este nombre en honor al primer monarca del reino de Asturias Don Pelayo (685-737)

Su casco disponía de un doble fondo estanco con un revestimiento interior con chapas de acero y dividido en 98 compartimientos celulares estancos y por encima del doble fondo interior, 16 de ellos trasversales aíslan perfectamente los unos de los otros. En conjunto el buque presentaba 145 células estancas que le aseguraban casi por completo contra cualquier avería que pudiera ocasionar en él la explosión de un torpedo.

Pelayo 03

El Pelayo desplazaba 9.900 toneladas con una eslora de 105,6 metros por 20,2 metros de manga y 7,5 metros de calado. Era propulsado por 16 calderas Niclause en 4 grupos y 2 máquinas verticales Compound con una potencia de 6.000 a 8.000 caballos a tiro forzado a dos ejes, su velocidad máxima era de 16,7 nudos y su autonomía 3.000 millas náuticas a 10 nudos. Dotación, 520 tripulantes.

Su armamento principal lo constituían enteramente piezas diseñadas por González Hontoria, estas eran 2 cañones de 32 cm. en proa y popa en torres Canet, 2 de 28 cm. en los costados, 12 de 12 cm. (seis en cada banda sin protección) y 1 cañón de 16 cm. en la parte alta de la roda, también iba equipado con cañones de tiro rápido como 13 cañones revolver de 37 mm., 3 cañones Hotchkiss de 57 mm., 4 ametralladoras y 7 tubos lanzatorpedos.

Pelayo 05
Cañón Hontoria de 32 cm. con torreta Canet (Oleguer Junyent vía Aj. de Barcelona)

Su coraza no podía ser mejor, su cinturón blindado estaba compuesta por 30 planchas de acero Schneider de 45 cm. sobre la línea de flotación y algunas variaciones en proa y popa; el grosor del acero sobre el sollado era de 2 cm. y sobre él iban atornilladas las planchas del blindaje de la cubierta con un grosor de 7 cm.; las barbetas laterales disponían de una protección de 4 cm.; La resistencia de su protección fue de sobras demostrada, durante unas pruebas de su blindaje se le dispararon diversos proyectiles con un cañón de 270 mm. de la marina francesa, las ojivas se fragmentaron al impactar con la coraza del Pelayo dejando en ella tan sólo algunas grietas.

Pelayo 04
Cañones Hontoria de 12 cm. (28239F Museo Marítimo de Barcelona)

Una de sus primeras acciones como buque de guerra fue en Marruecos en septiembre de 1889, integrado en la Escuadra de Instrucción en aguas de Cádiz se les ordenó dirigirse a Marruecos, al Pelayo lo acompañaban el crucero Castilla y la fragata Numancia, más adelante se les unieron el crucero Isla de Luzón y la fragata Gerona.

Con el estallido de la guerra hispano-estadounidense el acorazado Pelayo fue asignado a la Escuadra de Reserva en Cádiz al mando del contraalmirante Manuel de la Cámara. Dicha escuadra estaba dividida en tres divisiones, estando el Pelayo en la Segunda División junto al acorazado guardacostas Vitoria y los cazatorpederos Audaz, Osado y Proserpina.

La misión principal de esta Escuadra de Reserva era la de acosar a las fuerzas navales norteamericanas y en especial al tráfico marítimo desde Nueva Escocia en Canadá hasta el Cabo San Roque en Brasil, sin embargo el gobierno decidió mandarla hacia Filipinas pasando por el Canal de Suez. Esta estaba compuesta por los acorazados Pelayo, el crucero Carlos V, tres destructores, dos cruceros auxiliares más tres cruceros de la Compañía Trasatlántica y dos cañoneros. Esta decisión fue un grave error ya que el canal estaba bajo control inglés y estos bajo presión norteamericana retrasaron a la flota española hasta lo indecible. Finalmente con la destrucción de la Escuadra de Cervera, la Escuadra de Reserva tuvo que volver a España.

Pelayo 07
El Pelayo en Barcelona en 1901 (Francesc Brunet vía Archivo Nacional de Cataluña)

Mostró el pabellón nacional en multitud de puertos, visitó el Pireo en 1891 en donde fue agasajado con la visita de los Soberanos griegos; en 1892 fue uno de los buques participantes en Génova de los festejos del cuarto centenario del descubrimiento de América; en 1895 junto al acorazado Infanta María Teresa y el crucero Marqués de la Ensenada para asistir a los festejos de la inauguración del Canal de Kiel; en 1901 asistió en Tolón a la visita del presidente francés Loubet y en 1903 estuvo en Lisboa para la visita del monarca inglés Eduardo VII; en 1904 viajaría a Vigo para recibir al Emperador Guillermo II de Alemania; su actividad bélica la desarrolló en Marruecos en donde sus cañones Hontoria fueron los protagonistas de diversos bombardeos a tierra en apoyo de las tropas del ejército español.

Pelayo 08
El acorazado Pelayo junto al submarino alemán UC-74 internado en el puerto de Barcelona en noviembre de 1918 (AFCEC)

En 1918 fue retirado de la Escuadra de Instrucción y al año siguiente quedó asignado como escuela de aprendices en Ferrol, en 1923 pasó a situación de desarme y causando baja el 1 de agosto de 1924 para ser desguazado en Holanda.

Pelayo 09
El Pelayo fue apodado como “el solitario” al ser el único en su clase (28247F Museo Marítimo de Barcelona)

 

Más información:
Llegada de la Escuadra de Instrucción a Barcelona en el diario La Vanguardia del día 29 de abril de 1891
Información completa del historial del acorazado Pelayo en Todoavante
Artículo de Ignacio García de Paredes Barreda “Los cañones Hontoria en los buques españoles”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s