Feliz año 2019!

En visita de cortesía y yo en particular os deseamos una feliz salida del 2018 y muy buena entrada al 2019!

ZZZZZ1561

Cruceros Almirante Brown y Veinticinco de Mayo

A las 9.30 horas de la mañana del día 30 de julio de 1931 hacían su entrada al puerto de Barcelona, en visita de cortesía, los cruceros argentinos Almirante Brown C-1 y Veinticinco de Mayo C-2, ambos provenían de Italia y realizaban su primera navegación rumbo a casa pocas semanas después de ser entregados a la Armada de Argentina.

El primero en atracar fue el crucero Veinticinco de Mayo, el cual realizó el protocolario saludo a la plaza siendo contestado por las baterías del castillo de Montjuich, amarrando sus cabos de popa en el Muelle de Barcelona paramento sur; su hermano gemelo el crucero Almirante Brown, entró un poco más tarde atracando en el Muelle de Levante.

Veinticinco de Mayo 01
Crucero pesado Veinticinco de Mayo en el Muelle de Barcelona (Archivo Nacional de Cataluña)

Durante su visita ambos cruceros aprovecharon para avituallarse de víveres, combustible y agua para poder hacer el cruce del Océano Atlántico.
La tranquila y apacible estancia en Barcelona se vio interrumpida a causa de una serie de tormentas con fuertes chubascos y en la mar se formaron diversas trombas, todo ello causó que el nivel del agua subiera alrededor de un metro y al volver a descender las fuertes corrientes arrastraron consigo a los buques amarrados. El crucero Almirante Brown que se encontraba en el Muelle de Levante con la fuerza de la corriente rompió sus amarras y se desplazó por su lado de estribor, abordando a todas las embarcaciones que se hallaban cerca, como resultado se hundieron dos puentes flotantes más otras dos embarcaciones.

Almirante Brown 01
Crucero pesado Almirante Brown en el Muelle de Levante (Archivo Nacional de Cataluña)

A pesar de este percance, del que no se tuvieron que lamentar perdidas humanas, ambos cruceros permanecieron en el puerto barcelonés hasta el día 13 de agosto llegando a aguas argentinas el 15 de septiembre.

La clase Veinticinco de Mayo

Estos dos buques de guerra fueron concebidos en el Programa Naval argentino de 1926 y como la mayoría de cruceros construidos en esa época ya disponían de las limitaciones en armamento y tonelaje según el Tratado Naval de Washington. Conforme al Programa Naval deberían de haberse construido tres cruceros pesados de la clase Veinticinco de Mayo de los que tan solo dos vieron la luz debido a problemas económicos, aún así el tercer crucero se llamaría La Argentina con numeral C-3 y se iniciaría su construcción en Reino Unido en 1936.

William Brown 01
Almirante William Brown

Ambos buques de guerra llevan sus nombres en honor a dos grandes símbolos argentinos, el primero el Veinticinco de Mayo, fue el octavo buque de guerra nombrado por la llamada Revolución de Mayo de 1810 que desencadenó la caída del virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros y abrió paso a la declaración posterior de independencia. El crucero Almirante Brown fue nombrado por William Brown (1777-1857), un almirante irlandés nacionalizado en Argentina y considerado el padre de la Armada de este país, siendo este buque el tercero en llevar este nombre.

El contrato de construcción fue asignado a los astilleros italianos de Odero Terni Orlando en Génova y su diseño se basaría en los cruceros italianos de la clase Trento, aunque en algunos aspectos serían similares a las últimas unidades de los cruceros de la clase Condottieri.

Trento 01
Crucero italiano Trento

Esta nueva clase padecería desde su concepción de sobrepeso, por este motivo su artillería principal vio reducido su calibre de los 203 mm. a los atípicos 190 mm. y su número de torretas se redujo de cuatro a tres. Estas medidas de reducción de peso también afectaron a la artillería secundaria de 102 mm. teniendo que dejar a las piezas artilleras sin protección alguna.

El crucero Almirante Brown fue botado el 28 de septiembre de 1928 y entregado el 18 de julio de 1931, su hermano gemelo el Veinticinco de Mayo se botaría el 11 de agosto de 1929 entregándose el 11 de julio de 1931.

25 de Mayo class

La clase Veinticinco de Mayo desplazaba 9.000 toneladas a plena carga y sus dimensiones eran de 171 metros de eslora por 17,82 metros de manga y 4,66 metros de calado.
Eran propulsados por seis calderas de petróleo que alimentaban a dos turbinas Parsons con una potencia de 85.000 hp. a dos ejes. Su velocidad máxima era de 32 nudos y su autonomía de 8.030 millas náuticas a 14 nudos. Dotación, 780 tripulantes.

Su armamento constaba de 6 cañones de de 190/52 mm. en tres torres dobles, 12 cañones de 102/45 mm. en seis torres dobles, 6 cañones antiaéreos Vickers-Terni de 40/39 mm. y 6 lanzatorpedos de 533 mm. Disponían de una catapulta e instalaciones para poder operar con hasta dos hidroaviones Vought O2U Corsair sustituidos posteriormente por Supermarine Walrus y Grumman J2F Duck.

El blindaje variaba de entre 70 mm. a 25 mm., siendo su máximo en el cinturón con 70 mm., en las torretas artilleras de 50 mm. o 25 mm. en la cubierta.

Veinticinco de Mayo 02
Crucero Veinticinco de Mayo (Archivo Nacional de Cataluña)

Breve historial operativo

La vida operativa de estos dos cruceros fue poco guerrera, sin olvidar los constantes ejercicios de adiestramiento con los otros buques de la Armada de Argentina, a nivel internacional jugaron un papel un poco discreto.

El crucero Veinticinco de Mayo volvería a aguas barcelonesas en agosto de 1936, en esta ocasión no fue una visita de cortesía pero si de evacuación de ciudadanos argentinos al poco de comenzar la guerra civil española. Patrullo las costas españolas integrado en la fuerza internacional para dar cobertura y seguridad al tráfico comercial alrededor de la península ibérica. A finales de 1936 el crucero argentino fue atacado por aviones del bando sublevado y tuvo que proteger con su artillería a un barco soviético que transportaba material de guerra para el ejército de la República española.

Almirante Brown 02
Almirante Brown (Jane’s Fighting Ships)

El Almirante Brown tuvo la desgracia de cruzarse con el destructor argentino Corrientes ocasionando durante la colisión la muerte de ocho marinos argentinos en 1941.
A finales de marzo de 1945 el gobierno argentino declaró la guerra a Alemania y Japón, el crucero Almirante Brown tuvo la misión de buscar y localizar a todos los submarinos alemanes que hubieran permanecido ocultos en el Atlántico Sur después de la capitulación de Alemania.
Visitó Chile en 1946 recalando en Valparaíso y en ambos cruceros participaron en la campaña antártica de 1946-1947.

El 20 de abril de 1950 a bordo del crucero Almirante Brown se marcó un hito en la Armada Argentina, el aterrizaje por primera vez de un helicóptero a bordo de un buque de guerra argentino, en concreto un Bell 47.
A partir de 1951 comenzó un largo periodo de inactividad e inmovilización coincidiendo con la compra de dos cruceros ligeros a la US Navy, los USS Phoenix CL-46 y renombrado General Belgrano C-4 y el USS Boise CL-47 renombrado Nueve de Julio C-5.
En julio de 1961 estos cruceros causaban baja en la Armada de Argentina y serían vendidos para desguace en Italia.

 

Escudo_Armada_Argentina

 

Más información:
Diario La Vanguardia del día 31 de julio de 1931 página 7
Revista Vida Marítima del día 15 de agosto de 1931 página 234
Artículo “Historia de los cruceros Argentinos” de Alberto Hernández Moreno en el portal de la Fundación Histarmar

La terminal internacional de dirigibles del puerto de Barcelona

La mañana del día 3 de octubre de 1932 todo aquel barcelonés que disponía de aparato receptor de radio pudo enterarse de manera oficial del anuncio de la llegada del dirigible alemán Graf Zeppelin, el cual realizaría una visita de cortesía a la ciudad aterrizando por unos minutos de esa misma tarde en el aeropuerto del Prat.

Al parecer esta visita no fue casual y formaba parte de los festejos catalanes al haber sido aprobado su nuevo Estatuto de Autonomía y en homenaje a la Generalidad y a su presidente.
Pero la visita de este gran dirigible alemán también se utilizó como un viaje de prueba impulsado por un promotor privado alemán, que visto el éxito del primer sobrevuelo del Graf Zeppelin en 1929, quiso convertir la torre del transbordador aéreo de Jaime I del puerto de Barcelona en un punto de atraque y terminal internacional de dirigibles.

La llegada del Graf Zeppelin

Cerca de las seis de la tarde del día 3 de octubre con un vuelo majestuoso el gran dirigible se hizo visible para la población de Barcelona, con sus 236 metros de longitud y 30,4 metros de diámetro y sus cinco motores de 550 caballos, el Graf Zeppelin cruzó la ciudad con rumbo al aeropuerto del Prat.

En su visita anterior durante la Exposición Universal de 1929, el aeropuerto del Prat carecía de las infraestructuras necesarias para que un dirigible de este tamaño pudiera, como mínimo, tocar tierra. Esa vez tan solo realizó una aproximación al aeropuerto y como máximo permaneció en vuelo estacionario sobre él unos diez minutos.

Graf Zeppelin 01
Dirigible Graf Zeppelin sobrevolando la montaña de Montjuich en 1929 (Ayuntamiento de Barcelona)

Esta vez sería diferente ya que tocaría tierra y aterrizaría, siendo esta una ocasión inmejorable para poder observarlo de cerca.
Numerosos curiosos se dirigieron al aeropuerto del Prat para contemplar al dirigible y su aterrizaje, muchos en coche, colapsando las carreteras de acceso al aeropuerto, otros prefirieron el transporte público como el tren o el autobús y más de uno tuvo que ir a pie. Nadie quería perderse esta visita de un auténtico “señor del cielo”.

Graf Zeppelin 03
Llegada al atardecer del Graf Zeppelin, al fondo a la izquierda se puede observar la torre de Jaime I (Ayuntamiento de Barcelona)

Para asistir y ayudar en su aterrizaje y sujetar las cuerdas de amarre de la aeronave, se desplazaron hasta el aeropuerto unos 200 marineros de la dotación de porta hidroaviones Dédalo y de la Aeronáutica Naval con base en el Muelle de Contradique del puerto de Barcelona.

Graf Zeppelin 04
El Graf Zeppelin aterrizando en el aeropuerto del Prat y ayudado por los marinos de la Aeronáutica Naval (Ayuntamiento de Barcelona)

El Graf Zeppelin tocó tierra prácticamente de noche y al pie de la escala le esperaban el alcalde de Barcelona, el cónsul de Alemania, un representante de la casa consignataria y el comandante de aviación, también era esperado el presidente de la Generalidad de Cataluña Francesc Macià pero no llego a tiempo debido al monumental atasco generado por la visita del dirigible.

La terminal internacional de dirigibles

El establecimiento de la Escuela de Aviación Naval en Barcelona en 1920 y del porta hidroaviones Dédalo más los vuelos internacionales de hidroaviones de diversas compañías como la Società Anonima di Navigazione Aerea en 1928, el puerto de Barcelona pronto llamó la atención de diversos inversores y promotores extranjeros que querían invertir en la ciudad.

Uno de ellos fue el empresario alemán Albert Unschuldig de la empresa Unschuldige Touristenreisen, su sector de actividad era el de realizar caravanas turísticas en barco con diversas rutas por el Mediterráneo, con dicha empresa amasó una pequeña fortuna y quiso dar el siguiente paso, cruceros aéreos en dirigible.

La torre de Jaime I del transbordador aéreo del Puerto de Barcelona dispone de un acceso insuperable al mismo centro de la ciudad, teniendo a pocos metros acceso al final de las Ramblas, el casco antiguo y del paseo de Colón en donde a menos de un kilómetro se halla la estación de Francia. La misma Torre de Jaime I disponía de las cestas que comunicaban el puerto con la montaña de Montjuich y el barrio de la Barceloneta y sus playas, sin olvidar el bar y el exclusivo restaurante, con el valor añadido que a los pies de la torre se encontraba la Estación Marítima en donde atracaban los mejores transatlánticos de España y del mundo.

Jaime I 01
Torre del transbordador aéreo Jaime I en el Muelle de Barcelona (Archivo Nacional de Cataluña)

El señor Unschuldig estuvo fuertemente inspirado por el mástil de acoplamiento de aeronaves y estación de dirigibles del edificio neoyorkino del Empire State, el cual hacía que dicho edificio fuera el más alto del mundo hasta 1970.

Empire State building
Recreación de la estación de dirigibles proyectada para el edificio Empire State.

El promotor alemán contrató a diversos ingenieros para que realizaran un estudio para ampliar el techo de la torre de Jaime I en dos plantas más por encima de la estación de las cestas y para instalarle unas oficinas, una sala de espera y un mástil de acoplamiento.

R-101 01
Torre de amarre del aeródromo de Cardington en Reino Unido

Además pretendía construir un hangar para grandes dirigibles en el mismo Muelle de Barcelona, para ello se deberían de demoler la mayoría de todos los tinglados y almacenes ya construidos y erigir en su lugar el hangar metálico. El edificio de la Estación Marítima no sería demolido ya que sus instalaciones también podrían ser utilizadas como oficinas y salas de espera para el pasaje y dotaciones de los dirigibles.

Graf Zeppelin 05
El Graf Zeppelin en su hangar, como el que debería de haberse construido en el Muelle de Barcelona

En 1932 coincidiendo con la visita del dirigible Graf Zeppelin, la empresa que gestionaba el transbordador aéreo no se encontraba en su mejor momento económico, teniendo que interrumpir su actividad y negociar con el ayuntamiento para no tener que cerrar definitivamente.

Albert Unschuldig quiso comprar la deuda de la actual sociedad explotadora, salvándola así de la quiebra y comenzar el nuevo proyecto de la terminal internacional de dirigibles.
Desde el consistorio de la ciudad Unschuldige Touristenreisen se encontró con algunas resistencias. Por un lado el aeropuerto del Prat, aunque algo limitado, ya disponía de instalaciones para operar con dirigibles, así como de un hangar para los mismos y el puerto de Barcelona y la Aeronáutica Naval ya tenían un muelle y diversos talleres dedicados a las operaciones aéreas; otra de las resistencias se encontraba en la complejidad de gestionar el tráfico marítimo y aéreo en tan limitado espacio, además de los cables del mismo transbordador. El único punto fuerte con que contaba Unschuldige Touristenreisen se encontraba en el acceso al aeropuerto, tal y como comentaba la prensa local días después de la llegada del Graf Zeppelin. La carretera que unía la ciudad de Barcelona con el aeropuerto no reunía las condiciones mínimas para calificarla como tal.

Estos fueron los argumentos esgrimidos desde el ayuntamiento de Barcelona para vetar el proyecto de Albert Unschuldig, al que muchos llamaron Alberto Inocente por tener en la cabeza tan descabellado plan.

En 1934 el mismo Dr. Hugo Heckener, piloto y diseñador de aeronaves, presentó una propuesta para incluir al aeropuerto de Barcelona como escala para los viajes transatlánticos de los dirigibles. Su idea también se vio truncada, no por problemas técnicos sino por el accidente del Hindenburg que puso punto y final al transporte de pasajeros por ese medio.

uT Logo
Logotipo de Unschuldige Touristenreisen

 

inocentes-01

 

Más información:
Llegada y aterrizaje del Graf Zeppelin en La Vanguardia del día 4 de octubre de 1932 página 10
Historia de los dirigibles en Airships.net (inglés)
Artículo de The New York Times sobre los dirigibles y el edificio Empire State (inglés)

El submarino misterioso

La mañana del día 21 de junio de 1918, alertado por el vigía del castillo de Montjuich, el práctico de guardia abandonó su caseta en el muelle de contradique poniendo rumbo hacia una nave que parecía venir en rumbo en demanda de puerto. Al aproximarse al desconocido barco se percataron que se trataba de un submarino el cual no llevaba visible ni nombre ni numeral.
Tras contactar con el comandante del submarino el práctico pudo observar que era de nacionalidad alemana y que su intención no era la de recalar en el puerto de Barcelona, sino la de desembarcar a varios marineros heridos.

El submarino permaneció cerca de las aguas de Barcelona menos de un día y durante esas largas horas de tan peculiar visita hubo tiempo de sobras para propiciar todo tipo de rumores en la prensa local y nacional llegando a apodar a este submarino como “el submarino misterioso”.

Rumores

Como ya vimos en una entrada anterior “Espías, submarinos y el puerto seguro de Barcelona”, la ciudad de Barcelona y su puerto se convirtieron en un punto clave del Mediterráneo durante la Primera Guerra Mundial. Su puerto seguro ofrecía la posibilidad de recalar con garantías, a excepción de los buques militares beligerantes que deberían de ser internados. Tierra adentro en la ciudad se hallaba un hervidero de negocios y de movimientos de las distintas organizaciones de espionaje que en una batalla invisible luchaban por obtener cualquier tipo de información y beneficio.

No eran pocas las noticias de los ataques de los submarinos alemanes y austriacos que traían los marinos de los barcos que recalaban en el puerto, y la llegada más los sospechosos movimientos de este “submarino misterioso” en las cercanías del puerto de Barcelona, dispararon en la ciudadanía y en la prensa local y nacional todo tipo de conjeturas y rumores.
Algunos de estos rumores argumentaban del desembarco de espías, otros situaban al submarino ya dentro del puerto atracado en el Muelle del Portal de la Paz, en muchos medios deducían que la intención de los marinos alemanes era la de rendirse y dejar el submarino internado en el puerto hasta el final de la guerra, otros en cambio decían que el sumergible tenía graves daños y averías y relacionado con este último rumor, posiblemente no tan descabellados, emplazaban al submarino alemán en Barcelona después de sufrir una batalla cerca de aguas de Tarragona.

Mientras se redactaba la versión oficial, no fueron pocas las personas que se dirigieron al puerto y a sus muelles para seguir de cerca las evoluciones del misterioso submarino.
Al día siguiente de su llegada y partida la Comandancia de Marina publicó la tan esperada versión oficial de lo sucedido, en parte censurada.

La versión oficial

Al parecer el submarino aparecido frente al puerto de Barcelona era el alemán SM UB-48 / SM U-79 que navegaba con bandera austro-húngara e iba al mando del kapitänleutnant Wolfgang Steinbauer, que con diversos heridos a bordo se dirigió al puerto seguro de Barcelona con el fin de poner a salvo a los marineros, aun a riesgo de ser internado.
A su llegada a Barcelona y sin entrar en el puerto, tras conversar con el práctico se acordó el desembarco del segundo oficial del submarino con una herida en la mano derecha, este oficial era el oberleutnant zur See Hans Udo von Tresckow, miembro de una de las familias más antiguas de Alemania.

El oficial embarcó en el bote del práctico con intención de dirigirse a tierra para ingresar en un hospital para tratar sus heridas, mas fue interceptado por el crucero Princesa de Asturias de la Armada española surto en el puerto y en donde fue embarcado para recibir las primeras curas.

Princesa Asturias-Torpedero No 5
Crucero acorazado Princesa de Asturias y Torpedero Nº 5 en el puerto de Barcelona (14270F Museo Marítimo de Barcelona)

El submarino permaneció a una distancia no inferior a las tres millas, si hubiera sobrepasado esa cifra las autoridades españolas hubieran tenido que internar al SM UB-48 en el puerto. Para vigilarlo el comandante de marina en Barcelona, el Sr. Montis, envió al Torpedero Nº 5 quienes observaron de cerca las evoluciones del submarino.

Por la tarde el SM UB-48 interceptó a un pequeño velero que navegaba cerca de la costa en el que trasladaron a un número indeterminado de marineros con diversos tipo de contusiones y heridas. Estos marineros, entre 1 a 7 según fuentes, a su vez fueron nuevamente interceptados por el Torpedero Nº 5 que los remolcó hacia el costado del crucero Princesa de Asturias, allí se examinó la documentación de los marinos y al encontrarse algunas irregularidades tan sólo se permitió desembarcar a uno de ellos, el suboficial y radio telegrafista Johannes Schwabe.

El submarino permaneció cerca de las aguas de Barcelona hasta última hora de la tarde, es probable que esperara la devolución de uno de los dos tripulantes heridos, pero las autoridades españolas no pudieron cumplir su deseo al tener que internar a ambos marinos.

Finalmente, alrededor de las 19.30 horas el submarino puso rumbo hacia Levante y abandonó las aguas de Barcelona sumergido.

Ambos oficiales permanecieron ingresados en el Hospital Militar en donde quedaron incomunicados hasta su recuperación. Al oficial von Tresckow se le extirpó un absceso que tenía en el dedo pulgar de la mano derecha y le dieron el alta el día 27 de junio; el radio telegrafista Schwabe, tuvo que guardar cama algunos días más para recuperase de la inflamación producida por el reumatismo articular que sufría. Una vez dados de alta ambos marinos fueron trasladados a Zaragoza a la espera del fin de la guerra.

Cinco meses más tarde se cumplirían los deseos de algunos medios cuando el submarino alemán SM UC-74 sin solicitar permiso ni ayuda del práctico, entraría en el puerto de Barcelona poco después del alba y atracaría por sus propios medios en el Muelle del Portal de la Paz, quedando internado en el puerto de Barcelona.

El UB-48

El SM UB-48 fue el cabeza de serie de los submarinos costeros de la clase o tipo UB III, siendo estos una mejora del diseño del UC II y a su vez el precursor de los modernos submarinos del Tipo VII de la Segunda Guerra Mundial. Se planeó la construcción de 201 submarinos entre 1916 a 1918 aunque durante estos dos años tan sólo se construyeron 95 unidades, muchos de ellos siguieron operativos hasta 1935 y algunos fueron vendidos a otros países.

Maru-6
Submarino japonés Maru 6 en 1919, ex UB-125

El SM UB-48 fue construido en los astilleros alemanes de Blohm & Voss en Hamburgo, siendo botado el 6 de enero de 1917 y entregado a la Marina Imperial alemana el 11 de junio de 1917, posteriormente sería traspasado a la marina austríaca bajo el nombre o numeral del U-79, numeral muy recurrente en la marinas de guerra austriaca e imperial alemana en ambas guerras mundiales.

UB III perfil
Perfil de un submarino del tipo UB III

Desplazaba 516 toneladas en superficie y 651 toneladas en inmersión, sus dimensiones eran de 55,30 metros de eslora por 5,50 metros de manga y 3,68 metros de calado.
Era propulsado por dos motores diesel MAN de 6 cilindros y 1.085 bhp., más dos motores eléctricos Siemens-Schuckert de 580 kW, a dos ejes.
Su velocidad máxima en superficie era de 13,6 nudos y en inmersión de 8 nudos; su autonomía era de unas 9.040 millas náuticas a 6 nudos en superficie y de 55 millas náuticas a 4 nudos en inmersión. Cota de inmersión en pruebas de 50 metros. Dotación, 34 tripulantes.

UB-64
Submarino SM UB-64 del mismo tipo UB III

Iba armado con 5 lanzatorpedos de 500 mm., 4 a proa y 1 a popa para un total de 10 torpedos y disponía de un cañón en cubierta de 88 mm.

Su primer y único comandante fue kapitänleutnant Wolfgang Steinbauer y fue destacado a la Flotilla de Pola y más tarde a la II Flotilla de U-Boats del Mediterráneo con base en Kotor.

Steinbauer
kapitänleutnant Wolfgang Steinbauer (vía The National Archives)

Este era el segundo submarino comandado por Steinbauer, su primer mando fue el SM UB-47 del tipo UB II, durante su carrera como submarinista hundió 50 buques con un monto de 181.571 toneladas más otros 12 buques dañados.
Sus mayores presas bajo el mando del SM UB-47 fueron el vapor de pasajeros Stampalia con bandera italiana de 9.000 toneladas, el transporte de tropas inglés Franconia de 18.510 toneladas, el acorazado francés Gaulois de 11.100 toneladas y el vapor de pasajeros inglés Ivernia de 14.278 toneladas.
Con el SM UB-48 hundió uno de los “Buques Q” de la Royal Navy, la goleta HMS Prize de 199 Tm. y aunque no obtuvo grandes presas si hundió a numerosos buques con una media de tonelaje de entre 3.000 a 4.000 toneladas. Entre todos ellos destaca el ataque múltiple en el puerto de Carlofonte al Suroeste de la isla de Cerdeña, en donde el día 29 de abril de 1918 hundió a el vapor inglés Kingstonian de 6.564 Tm. y al remolcador de la misma bandera Dalkeith de 748 Tm., causando daños al velero francés Monte Bianco y al remolcador Moose. Cerca del final de la guerra dañó al crucero francés Voltaire de 18.400 Tm.

Carlofonte
Recreación del ataque del SM UB-48 a Carlofonte con el vapor Kingstonian en primer plano (Willy Stöwer)

Finalizada la guerra el submarino SM UB-48 y otros tantos fueron saboteados y hundidos en la misma base naval de Pola, aunque según el informe denominado “The Naval Bombing Experiments Off the Virginia Capes – June and July 1921” escrito por el Vice Admirante Alfred W. Johnson, el gobierno de los Estados Unidos compró diversos buques de guerra alemanes para realizar ejercicios de adiestramiento con fuego real. Entre los buques adquiridos estaban el acorazado Ostfriedland, el crucero Frankfurt, los destructores G-102, S-132, V-43 y los submarinos U-111, U-117, U-140 y UB-48.

Según este informe el SM UB-48 sería hundido el día 22 de junio de 1921 bajo el fuego de destructores norteamericanos integrados en la 36 División de Destructores.

UB Logo

 

Más información:
“La guerra secreta del Mediterrani” de Josep M. Castellví
Llegada del submarino y versión oficial en La Vanguardia del día 22 de junio de 1918 página 4
Sobre el estado de los marinos alemanes diario El Sol de Madrid del día 28 de junio de 1918 página 4
Otra fuente citando el hundimiento en Estados Unidos del SM UB-48 en la revista “Aviation and Aircraft Journal” del 5 de septiembre de 1921 Vol. XI No. 10

Felices fiestas!

En visita de cortesía os desea una Feliz Navidad!

United States Navy Band, Jingle Bells.

El Guerrero de Bronce y el Príncipe Negro

El día 10 de octubre de 1977 llegaba al puerto de Barcelona, para una larga visita de cortesía y para el descanso de su tripulación, la fragata norteamericana USS McCloy FF-1038 destacada en el Mar Mediterráneo. Procedió a amarrar sus cabos en la zona sur del puerto, junto al pantalán de petroleros, lugar en el que permaneció hasta el día 27 de octubre.

USS McCloy 01
USS McCoy DE-1038 cuyo código de llamada de radio táctica es “Bronze Warrior” o el Guerrero de Bronce

Durante las tensas semanas de la invasión norteamericana a la Isla de Granada, la fragata USS McCloy y el submarino soviético K-324 protagonizaron otro incidente en la mar. Para unos fue tan solo un accidente, para otros un robo mas algunos analistas coincidieron en que faltó poco para iniciar una guerra entre ambas potencias.

Clase Bronstein

Los destructores de escolta de la clase Bronstein pertenecían a la segunda generación de escoltas oceánicos construidos después de la Segunda Guerra Mundial basando su diseño en los escoltas de la clase Dealey.
Estos nuevos buques serían destinados a misiones antisubmarinas y además deberían de servir como bancos de pruebas para los destructores que entrarían en producción en breve, estos serían los buques de las clases Brooke, García y Knox.
Las Bronstein eran un poco más grandes y desplazaban el doble de tonelaje que las Dealey, 1.290 Tm. y 95,8 m. de eslora las Dealey por 2.960 Tm. y 113 m. de las Bronstein. Su casco más alargado alojaba bajo la proa un nuevo sonar de casco el AN/SQS-26AX(R), disponían de muchas de las características de los últimos destructores del tipo FRAMM como un hangar para drones antisubmarinos Gyrodyne QH-50 DASH y un lanzador de cohetes antisubmarinos ASROC, además estos buques fueron los primeros en disponer de un mástil o “mack” de antenas integrado en la estructura de la chimenea. Otra de las mejoras de esta serie fue la incorporación de manera experimental de un sonar TACTAS (TACtical Towed Array Sonar o sonar táctico remolcado), en concreto el modelo AN/SQR-15.

USS McCloy 02
USS McCloy DE-1038 (Naval Historical Center)

Estos nuevos escoltas oceánicos eran más rápidos que sus antecesores, el diseño de su casco las hacía más veloces, pero su mayor inconveniente y causa del cierre de producción de esta serie, vino cuando se demostró que a pesar de ser mas rápidos, el gran sonar que montaban en la proa les dificultaba mantener altas velocidades en misiones antisubmarinas, por este motivo la US Navy decidió construir tan sólo dos unidades entre 1961 y 1963, las USS Bronstein DE-1037 y USS McCloy DE-1038.

El USS McCloy

Este destructor de escolta fue nombrado en honor al teniente comandante John McCloy (1876-1945), merecedor de la Medalla de Honor por su servicio en la rebelión Boxer en junio de 1900. Su construcción fue encomendada a los astilleros norteamericanos de Avondale Marine Ways Inc., en Westwego (Louisiana), siendo botado el 9 de junio de 1962 y entregado el 21 de octubre de 1963 como destructor de escolta, en 1973 sería reclasificado como fragata y con el numeral FF-1038.

DE-1038 Bronstein

Desplazaba 2.650 toneladas a plena carga con una eslora de 113,2 metros por 12,3 metros de manga y 7 metros de calado.
Era propulsado por dos calderas Foster Wheeler 600-psi y una turbina DeLaval con una potencia de 35.000 shp. a un eje. Su velocidad máxima era de 26 nudos y su autonomía máxima de 3.000 millas náuticas a 20 nudos. Dotación, 199 tripulantes.

Su armamento constaba de un cañón doble Mk. 33 de 76/50 mm., 1 lanzador Mk. 16 para cohetes antisubmarinos ASROC y dos lanzatorpedos triples Mk. 32 para torpedos antisubmarinos Mk. 46.

Su electrónica embarcada consistía en un radar de descubierta de superficie AN/SPS-10, uno de descubierta aérea AN/SPS-40, un radar de dirección de tiro AN/SPG-35, un sonar de casco AN/SQS-26 y uno remolcado AN/SQR-15.

Disponía de una pequeña cubierta de vuelo a popa e instalaciones para operar con un drone Gyrodyne QH-50 DASH, asimismo en su cubierta podían tomar helicópteros de tipo ligero o medio.

1983 un año convulso

El año 1983 fue un periodo complicado en lo referente a las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética, a finales de año aun se notaba el eco en la prensa de algunas noticias sobre el derribo por parte de la Fuerza Aérea soviética del Vuelo 007 de Korean Air Lines. Este avión, con 240 pasajeros y 20 tripulantes, salió del aeropuerto John F. Kennedy con destino al aeropuerto internacional de Gimpo en Seúl, tomando un rumbo que lo hizo sobrevolar Península de Kamchatka y en especial la Base Naval soviética del Pacífico aledaña a la localidad de Viliuchinsk.

En octubre el presidente de los Estados Unidos puso en marcha la operación “Urgent Fury” (Furia Urgente), dicha operación fue un golpe de estado norteamericano acompañado de una invasión que contó con la ayuda de varias naciones de la zona del Caribe como Antigua y Barbuda, Bardados, Dominica, Jamaica, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas, más algún otro país aliado y unos 7.600 soldados.
En el otro bloque además de Granada se encontraban países como la Unión Soviética, Cuba, China, Alemania Oriental, Corea del Norte, Bulgaria y Libia.

El presidente norteamericano Ronald Reagan quiso detener en seco las sospechas que tenían acerca de la posibilidad de que el gobierno de Granada, con el general Hudson Austin a la cabeza, autorizara la instalación de una base aérea soviética en la isla y del posible contagio a otras naciones de la región.

En paralelo a la invasión de Granada un submarino soviético el K-324 perteneciente a la 33ª división de la Flota del Norte recibió órdenes de dirigirse a una zona designada por la OTAN como “Yankee’s Box” frente a la costa Este de los Estados Unidos, en dicha zona tenían costumbre de dirigirse los submarinos soviéticos con misiles nucleares en misiones de patrulla y reconocimiento. El mando de la US Navy conocedor de este hecho siempre destinaba buques a esa zona para intentar localizar y disuadir a los submarinos soviéticos, ahí es donde entra en acción el destructor de escolta USS McCloy.

El Príncipe Negro

El submarino soviético K-324 fue un submarino de ataque a propulsión nuclear del tipo o proyecto 671 RTMK Shchuka o clase Victor III Pike en nomenclatura OTAN.
Su misión principal era la de dar escolta a los grupos de ataque soviéticos de superficie, así como la de localizar y destruir a los submarinos lanzamisiles balísticos norteamericanos.

DN-SC-96-00531
Submarino de la clase Victor III, el K-324 recibió el apodo de “Príncipe Negro”

Desplazaba 6.990 toneladas en superficie y 7.250 en inmersión, con una eslora de 102 metros.
Su reactor nuclear le daba una velocidad de 32 nudos en inmersión y disponía de una autonomía de 80 días. Se produjeron 45 submarinos entre 1967 a 1992, tan sólo 3 de ellos siguen en servicio.

PLA Pr.671RTM Victor III

Contaba con cuatro lanzatorpedos en proa de 533 mm. desde donde podían lanzar torpedos del tipo 53 y misiles SS-N-21 (RK-55 Relief) o SS-N-15 (RPK-2 Viyuga), más otros dos tubos lanzatorpedos para torpedos Tipo 65 o misiles SS-N-16 (RPK-6 Vodopad).

Este era un submarino realmente interesante para el bloque militar occidental, nunca se había podido observar ninguno de ellos y las pocas fotografías que existían generaban más preguntas que respuestas.
Los submarinos del modelo 671 RTM/RTMK disponían de un contenedor con forma de lagrima sobre el timón, los especialistas tan solo podían conjeturar si se trataba de un sistema de propulsión silencioso o más bien de un contenedor para un sonar remolcado. Además también poseían la peculiaridad de tener dos hélices contrarotatorias en el mismo eje.

El incidente

El día 6 de septiembre de 1983 se ordena al submarino K-324 al mando del capitán Vadim Terekhin, realizar una patrulla de combate rumbo a la “Yankee’s Box”, entrando en el mar de los Sargazos y comenzando su patrulla frente a la costa norteamericana el 29 de octubre.

En esa misma zona se hallaba el destructor de escolta USS McCloy al mando del teniente comandante Scott Allen Fry, su misión era clara, localizar a un submarino soviético de la clase Victor III y parecía que habían tenido suerte. Los sonaristas del USS McCloy tenían perfectamente localizado al submarino K-324 justo bajo el destructor mediante los datos que les devolvía la cola del sonar TACTAS y entonces vino la sorpresa. De pronto el cable del sonar se tensó y terminó por romperse saliendo del agua como un látigo sobrepasando el “mack” de antenas, desde el control del cabestrante situado a popa comenzaron a recogerlo rápidamente para evitar mayores daños.

Por otro lado en el submarino tan solo oyeron alguna cosa golpear el casco e inmediatamente saltaron todas las alarmas, el submarino se quedó sin propulsión.

El comandante del USS McCloy ordenó seguir al submarino mediante el sonar de casco AN/SQS-26 en modo pasivo, e inmediatamente envió un mensaje urgente denominado PINNACLE OPREP 3 que llegaría directamente al mando de la Marina y estos acabarían por enviar a aviones P-3 Orion para continuar con el seguimiento del submarino, mientras al USS McCloy se le ordenó volver a la base.

La mañana del día siguiente el submarino K-324 tendría que realizar una emersión de emergencia, con tan mala suerte que en superficie había una gran tormenta y sin la propulsión fue realmente difícil para toda la dotación.
Según el relato del documental llamado “El enigma del Príncipe Negro” (Загадка черного принца) del director Artem Mikhalkov de 2010. El capitán del submarino después de cerciorarse de que en las hélices había atrapado algún tipo de cable y de descartar que fuera una red de pesca, intentó mediante un arma de fuego cortarlo mas al parecer el cable estaba blindado y fue imposible retirarlo mediante este método.
Sólo les quedaba esperar la ayuda solicitada a Moscú, ayuda que sería enviada desde Cuba en forma de remolcador.

Dos días después de navegar a la deriva, la mañana del día 1 de noviembre los P-3 Orion localizaron al submarino a 282 millas al Oeste de Bermuda y 470 millas al Este de Charleston en Carolina del Sur. Ese mismo día hicieron su aparición dos destructores norteamericanos los USS Nicholson DD-982 y USS Peterson DD-969.

Victor III 02
Avión de patrulla P-3 Orion sobrevolando al submarino K-324

Ambos destructores comenzaron a realizar, según la versión rusa, algunas maniobras extremadamente peligrosas para barcos en la mar, llegando a acercarse a una distancia de 30 metros, mientras los helicópteros sobrevolaban la zona tomando imágenes de la popa del submarino. Todas las comunicaciones mantenidas entre los destructores fueron en abierto, por tanto, desde el submarino ruso pudieron percatarse perfectamente de que el cable enredado en sus hélices era un sonar TACTAS experimental y que la US Navy tenía intención de volver a recuperar.

Desde el submarino podían observar como se preparaban los buzos y el capitán Terekhin ordenó llenar los tanques de lastre de popa con aire para vaciarlos en caso de abordaje de los buzos norteamericanos, incluso llegaron a barajar la opción evacuar a la tripulación del submarino y de hundirlo en el agua antes de que los norteamericanos se hicieran con el control. Dos días duró esta tensa situación, los buzos preparados en la cubierta de los destructores y los marinos soviéticos turnándose para realizar guardia armada en la cubierta de popa del submarino.

Mientras en la Unión Soviética se celebraba el día de la Revolución de Octubre, el día 7, la tensión subió un grado más cuando llegaron los buques soviéticos de rescate, el Aldan y el Nakhodka, que hicieron todo lo posible para interponerse entre los buques norteamericanos y el submarino K-324.

Aldan
Buque de rescate Aldan (vía Jane’s Fighting Ships)

Buzos del buque Aldan descendieron al agua y ante la atenta mirada norteamericana desenrollaron el cable de sonar del TACTAS, unos 420 metros de cable, y lo almacenaron en el buque de rescate para su posterior análisis.
Para remolcar al submarino se colocaron diversas balsas alrededor de su eslora para facilitar la flotabilidad, balsas que fueron perforadas por disparos desde los buques norteamericanos, teniendo que intervenir el Aldan interponiéndose en medio para protegerlas.

DN-SN-85-07609
El buque de rescate Nakhodka protegiendo al submarino K-324 frente al destructor USS Peterson

Finalmente el submarino K-324 y sus rescatadores pusieron rumbo hacia Cuba bajo la atenta escolta de los dos destructores norteamericanos, el submarino sería reparado en dique seco y el sonar TACTAS enviado a Moscú por vía aérea para ser sometido a un meticuloso estudio.

K-324 02
Submarino K-324 en reparaciones izquierda y estado de sus hélices con los restos del sonar derecha (vía Reddit)

Así se ponía punto final a un incidente que bien podía haber terminado con el comienzo de una guerra.

 

Más información:
Historia de la clase Bronstein y de la USS McCloy en “USS McCloy Reunion Site” (inglés)
Documental y transcripción del mismo: “El enigma del Príncipe Negro” (Загадка черного принца) del director Artem Mikhalkov, en Arms of War (ruso)
Historial del submarino K-324 (ruso)

Buque de Acción Marítima Audaz P-45

La brumosa mañana del jueves día 13 de diciembre de 2018 hacía su entrada al puerto de Barcelona el Buque de Acción Marítima Audaz P-45 de la Armada española. Ha sido guiado por el práctico hasta el Muelle de Barcelona paramento norte realizando una maniobra perfecta sin necesitar la asistencia del remolcador Montalt que le seguía de cerca, en ese lugar permanecerá hasta el próximo día 15 de diciembre.

Audaz P-45
Buque de Acción Marítima Audaz P-45 (Antoni Casinos Va)

Esta es la primera visita a la ciudad Condal del Audaz y el segundo buque de este tipo en visitarnos, con anterioridad ya recaló en este puerto el Meteoro P-41 en noviembre de 2011. El Audaz podrá ser visitado los días jueves y viernes de 16.00 a 17.30 horas.

Este joven buque de la Armada fue entregado el 27 de julio de este año y desde el día de su llegada a su nueva base de Cartagena, el 3 de septiembre, se encuentra realizando tareas de adiestramiento de su dotación y con otras unidades de la Armada como paso previo a la incorporación plena a la flota y en las operaciones internacionales en los que la Armada está comprometida.

Audaz P45 03
El Audaz comenzando las operaciones de atraque por sus propios medios (Antoni Casinos Va)

Los Buques de Acción Marítima

El Audaz pertenece a una nueva serie de buques encargados por la Armada española a los astilleros de Navantia destinados a renovar la actual y heterogénea flota de patrulleros, algunos de ellos con más de 35 años en servicio.
Esta nueva serie se denomina clase Meteoro y son calificados como Buques de Acción Marítima o también conocidos como BAM por sus siglas, son capaces de realizar misiones algo más complejas que sus antecesores. Con un porte similar a una fragata pequeña o más próximo a una corbeta, estos nuevos buques permiten una gran flexibilidad y gran polivalencia en cuanto a tipos de misiones que puede realizar.

Meteoro P-41
El BAM Meteoro en su visita de 2011 (Antoni Casinos Va)

A las ya conocidas misiones de patrulla de aguas territoriales, guardapescas, rescate y salvamento, apoyo al medioambiente y ayuda y cooperación con otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, habría que añadir nuevos perfiles de misión aparecidos recientemente debido a los nuevos riesgos y amenazas del siglo XXI. Estas nuevas amenazas están relacionadas con la lucha contra la piratería, contra el terrorismo desde la mar y/o protección de infraestructuras críticas.

Audaz P45 04
El Audaz en el Muelle de Barcelona junto al edificio del World Trade Center (Antoni Casinos Va)

Sus sistemas automatizados le permiten navegar con una dotación muy reducida y su habitabilidad les proporciona navegaciones de larga duración sin ocasionar un gran desgaste entre el personal del buque.
Su sistema de combate está perfectamente integrado con el resto de la flota siendo el estándar de la Armada, el FABA SCOMBA, y como novedad en este tipo de patrulleros están dotados de un hangar y plataforma de vuelo para poder embarcar a un helicóptero propio, elemento que potencia y amplía aun más las capacidades de los BAM.

Se proyectó la construcción de nueve unidades de las que se han terminado y entregado cinco más una que está en fase de pruebas de mar, estos buques son los siguientes:

Tabla BAM

El diseño modular de estos buques les permite no solo realizar las misiones originales encomendadas como patrulleros de altura, en un futuro está prevista la construcción de las tres unidades restantes del programa, estas deberían de reemplazar al buque oceanográfico Las Palmas A-52, al auxiliar de inteligencia Alerta A-111 y al buque de salvamento y rescate Neptuno A-20.

El Audaz

Este nuevo Audaz es el cuarto buque de la Armada en llevar este nombre, con anterioridad tuvieron el honor de nombrarse Audaz: un cañonero torpedero de la clase Temerario de 1891, un destructor de la clase Furor de 1898 y un destructor de la clase Audaz de construcción nacional de 1953.

Características técnicas

BAM Perfil

Clase: Meteoro
Tipo: Buque de acción marítima
Astillero: Navantia, San Fernando – Puerto Real, España.
Botadura: 30 de marzo de 2017
Alta: 28 de julio de 2018
Desplazamiento: 2.840 Tm. a plena carga
Dimensiones: 93,90 x 14,2 x 4,2 metros.
Propulsión: Sistema CODOE (COmbined Diesel Or Electric, combinada diesel o eléctrica), 2 motores diesel MTU/Navantia 16V-1163-M84 de 10,4 MW de potencia más dos motores eléctricos PTU Seiemens de 1,5 MW entre los dos motores, alimentados por cuatro generadores diesel Navantia/MTU, a dos ejes con hélices de paso variable.
Su velocidad máxima es de 20,5 nudos y su autonomía de 8.700 millas nauticas a 10 nudos.
Dotación: 46 entre marineros, suboficiales y oficiales; ampliable a 50 y con capacidad para transportar a 70 personas. La dotación de la Unidad Aérea Embarcada es de 17 personas.
Armamento: Artillería: 1 cañón OTO-Melara Compatto de 76/62 mm., 2 cañones BAe Mk. 38 mod. 2A Typhoon de 25/87 mm. más diversos afustes para ametralladoras Oerlikon de 12,7 mm.

Audaz P45 07
Cañón automático de 25 mm. con su dirección de tiro optrónica (Antoni Casinos Va)

Electrónica: 1 radar de descubierta aérea y de superficie Indra SkyFender, 1 radar de navegación Northrop Grumman Sperry Marine Vision/Master FT, 1 radar de dirección de tiro Selex Orion RTN-25X más dirección de tiro optrónico FABA DORNA 2. Sistema ESM, Indra Rigel y 2 lanzadores de señuelos SRBOC Mk. 36
Sistema de combate FABA SCOMBA, comunicaciones por satélite SECOMSAT, enlace de datos Link 11.

Audaz P45 05
Mástil con sus principales sensores (Antoni Casinos Va)

Aeronaves: dispone de cubierta de vuelo a popa y hangar para operar con un helicóptero de tipo ligero o medio Augusta-Bell AB-212, Sikorsky SH-60B Seahawk o NH-90. Su cubierta de vuelo está preparada para recibir un helicóptero pesado como el Sikorsky SH-3 Sea King y además puede operar con drones.

 

Audaz Escudo